Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder


Un tema que se ha tocado en los últimos meses es la recesión. Por definición entendemos que una recesión es la disminución de la actividad comercial e industrial que comporta un descenso de los salarios, de los beneficios y del empleo. Cuando el producto interno bruto de un país decrece durante seis meses seguidos (2 trimestres) se estaría hablando de una recesión. A partir de aquí la oferta de bienes y servicios disminuye drásticamente producto de la caída del poder adquisitivo de la población. A su vez, las compañías se ven en la obligación de elevar los precios de sus productos para cubrir los costos de producción. Esto a mediano plazo se convierte en inflación y perjudica fuertemente a las personas de menores recursos.

Hoy en día se han cumplido dos supuestos de esta definición, la caída del producto interno bruto durante 2 trimestres seguidos y la alta inflación. Muchos economistas afirman que no nos encontramos en recesión pero probablemente en unos meses si entremos a una. Para analizar estos supuestos utilizaremos los datos de Estados Unidos porque en México no han salido los oficiales y son más difíciles de encontrar, apenas que los publique Inegi.



Como podemos analizar en esta gráfica el PIB real de Estados Unidos ha caído un 0.9% en el segundo trimestre del 2020. En el primer trimestre decreció un 1.6% , datos publicados por la Fed (Banco central de Estados Unidos), nos dice que la inflación registrada en julio llegó a su límite más alto en los últimos años siendo 8.5%.

A primera vista estos datos dan una impresión de una caída en la economía de Estados Unidos, pero muchas veces la realidad no va con las definiciones gracias a que las definiciones están basadas en supuestos y si no todos los supuestos se cumplen a veces la definición llega a fallar.


Como podemos notar en esta gráfica de empleo proporcionada por el departamento de trabajo, se crearon 528,000 empleos no agrícolas, mayor a lo que los analistas pensaban. Por lo tanto, tenemos un PIB con desaceleración, alta inflación pero también alto empleo, entonces...¿estamos en recesión? La respuesta como tal es no, la caída del PIB se puede deber a sectores en específico. 

Recordemos el metaverso que ya no se escucha tanto, cuando surgió este tema muchos estaban emocionados, pero hoy en día más del 80% de los empleos que se iban a dar han desaparecido y este sector ha sufrido muchas pérdidas. Esto causa golpes al PIB en sus sectores pero no al empleo porque como vemos existen más vacantes en otras áreas.

El PIB es un promedio del producto interno de un país pero muchas veces cuando un solo sector o pequeños sectores tienen pérdidas causan un mal resultado del PIB, pero no quiere decir que afecte a todos los demás, es algo parecido a lo que estamos viendo ahora. El empleo está reforzado y las remesas en México están aumentando, las remesas es el dinero de los mexicanos que viven en Estados Unidos y envían a sus familias en México, estos factores afirman la fuerza laboral que todavía existe en México.

Otro factor que afecta es el miedo, la palabra recesión asusta a la mayoría de personas y el contar con prensa amarillista y financieros novatos que dicen y advierten una recesión sin pies ni cabeza genera espanto. Esto causa que las personas prefieran ahorrar y guardar su dinero en vez de gastarlo o invertirlo, lo que causa que se frene la economía por bajo consumo y ahora si tengamos una recesión, pero una recesión planeada, no una dada por factores económicos.

En conclusión, no podemos decir que estamos en una recesión, aunque en definición lo estamos y existen datos que pueden demostrar lo contrario. Sin embargo, se puede asegurar que es el principio de una, algo rara, ya que sería la primera recesión que se puede anticipar por muchas personas, esto quiere decir, que se da por dos causas: por los factores que están pasando a nivel mundial (alta inflación con altas tasas, guerra con Rusia y secuelas de las pandemia) y por el pánico de las personas.

Bibliografía

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!