¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Inversión paso a paso
Aprende sobre mercados financieros y las inversiones

Mercado de Renta Fija. (4ª Parte): principales activos, gestión pasiva vs activa y fiscalidad

Principales productos de Renta Fija Pública

Aquí quedan englobados todos los valores emitidos por el Estado, Comunidades Autónomas y otros organismos públicos. Ya vimos en nuestro anterior post, el funcionamiento de las subastas, así como el mercado primario y el mercado secundario. Entre los activos o productos de la RFP, encontramos:

  • Bonos y Obligaciones del Estado:

Conocidos también en Europa como bonos soberanos, gilts en el Reino Unido o Bunds en Alemania. En los Estados Unidos, se les conoce también como "US Treasuries" o "T-Bills".

Entre el bono y la obligación, la única diferencia es el plazo de amortización. Mientras los bonos su plazo es entre 3 y 5 años, las obligaciones tienen un vencimiento superior a los 5 años, habitualmente 10, 15 y 30 años. Se emiten por su valor nominal y a un tipo de interés fijo y pagadero mediante cupones anuales. Se emiten mediante subasta pública, como ya vimos en el anterior post, por un importe mínimo de 1.000 euros y peticiones superiores siempre múltiplos de 1.000.

Principales productos de Renta Fija Privada

Engloba los valores emitidos por empresas que representan una deuda para el emisor.

  • Bonos y Obligaciones simples:

Conocidos también como bonos corporativos.

Al igual que la renta pública, se diferencian en el plazo de amortización y su finalidad es la misma, la financiación del emisor a cambio de unos flujos de interés establecidos a lo largo de la vida del activo. Sus características pueden variar de un emisor a otro, por lo que emiten un folleto con las características de cada emisión (precios de emisión y amortización, tipos de interés, pago de cupones, vencimiento, …. ), que debe ser aprobado por la CNMV.

Los flujos de interés (cupones) son fijados para toda la vida de los títulos, puede tratarse de un tipo de interés fijo o estar indexados a la evolución de alguna variable económica o índice, y pueden ser pagaderos anualmente o en periodos de tiempo inferiores.

Un caso especial lo constituyen los bonos y obligaciones «cupón cero». Estas emisiones no pagan intereses de manera periódica, sino que los acumulan al vencimiento reembolsando al inversor un importe por encima del nominal del título.

Existen también los denominados bonos y obligaciones emitidos al descuento. Estas emisiones descuentan los intereses en el precio de adquisición, por lo que su precio de adquisición será inferior a su valor nominal (de manera similar a como vimos en las letras del tesoro), se trata de un rendimiento implícito.

Por último, los bonos convertibles y/o canjeables. El inversor tiene derecho a cambiarlos por acciones de la empresa emisora a la fecha determinada en la emisión. Pagan intereses periódicos hasta la fecha de la conversión, canje o vencimiento. La rentabilidad de estos bonos en el caso de conversión o canje, viene determinada además del interés periódico, por el precio de las acciones a la fecha de conversión o canje, ya que el número de acciones a recibir, el precio de las mismas y la fecha, se determinan en el folleto de emisión. En el canje, los bonos se cambian por acciones de la autocartera de la empresa emisora, mientras que en la conversión, la empresa emisora realiza una emisión nueva de acciones con este fín.

Dentro de estos bonos corporativos, existen también, los bonos corporativos de Alto Rendimiento, con un menor nivel de calidad crediticia. Son los llamados “bonos basura” o “bonos especulativos”.

Así como otros muchos tipos de bonos especiales o con denominación curiosa, como pueden ser los bonos matador, que son bonos emitidos por empresas no españolas pero dirigidos a nuestro mercado. Bonos shusi, bonos bulldog, bonos yankee, etc…,  dependiendo del mercado al que van destinados o de la divisa en la que se emiten.

  • Obligaciones subordinadas:

De similar funcionamiento a las obligaciones simples pero con la diferencia de su poder jurídico en caso de quiebra o concurso del emisor, ya que este producto está por detrás de los acreedores. Este mayor riesgo suele implicar mayor rentabilidad.

También tuvieron importancia en su día en las entidades financieras, las cuales crearon un mercado secundario interno y no regulado, que fue frenado por la CNMV.

  • Deuda garantizada:

Si bien se trató de un activo de rápido crecimiento, con la última crisis financiera, ha sido muy castigado. Son productos mas complejos que los bonos y obligaciones simples y aportan una garantía adicional (hipotecas, créditos, etc.). Entre ellos se encuentran los bonos titulizados (securitisation) o titulizaciones hipotecarias y las cédulas hipotecarias (covered bonds). Al tener mayor garantía, suelen tener mayor valoración crediticia.

  • Titulizaciones hipotecarias o de activos:

La titulización consiste en convertir una serie de flujos de caja (amortizaciones), que origina un activo (préstamo), en títulos o valores negociables en los mercados. Por lo tanto, son paquetes de activos o cesión de derechos sobre activos de las empresas que se venden a un tercero y que este financia su compra mediante la emisión de valores que vende a los inversores.

Los activos titulizables, pueden ser préstamos hipotecarios, créditos comerciales, préstamos personales, alquileres, leasing, etc…

  • Cédulas hipotecarias:

Valores que emiten la entidades de crédito, bancos privados, cooperativas de crédito, o sociedades de crédito hipotecario, garantizadas por la cartera que las entidades emisoras, mantienen en préstamos hipotecarios. Un referente de este mercado es el mercado alemán (Pfandbriefe).

  • Cédulas territoriales:

Similares a las anteriores, pero su garantía se corresponde con los préstamos y créditos concedidos a las Administraciones públicas y Organismos públicos.

  • Participaciones preferentes:

Tristemente conocidas en nuestro país por la mala praxis realizada en la venta de estos productos por parte de las entidades financieras a los inversores.

Se trata de un recurso de los bancos para conseguir fondos y cumplir con los requerimientos de reservas de capital exigidos. Conceden un tipo de interés fijo y tienen el carácter de deuda perpetua, aunque el emisor puede tener la opción de amortizarlos anticipadamente. En el caso de situaciones concursales del emisor, los titulares de estos activos se colocan por detrás de los obligacionistas y por delante de los accionistas.

Hoy en día han pasado a denominarse en el argot financiero como CoCo’s (Bonos Convertibles Contingentes), y aunque son emisiones dirigidas a inversores institucionales, es bueno que conozcamos algo de ellos.

  • Bonos Convertibles Contingentes (CoCo’s):

Son emisiones que tienen elementos de deuda y de capital, por eso se determinan como activos híbridos y complejos. Decimos que son activos con elementos de deuda, puesto que como los anteriores activos que hemos visto, forman parte de la financiación de la empresa emisora, por lo tanto, representan una deuda para esa empresa y pagarán unos intereses a los inversores, y por otra parte, estos activos tienen elementos de capital, porque pueden llegar a convertirse en acciones si se dan unas determinadas condiciones (reduciendo pérdidas de la entidad emisora).

Entre sus características, especificamos, que se trata de activos perpetuos, es decir, no tienen vencimiento determinado, si bien el emisor puede amortizarlos tras un período. Por otra parte, el pago del cupón, también puede ser anulado o cancelado por el emisor.

Los bonos contingentes convertibles (CoCos) y la deuda subordinada han sido los activos estrella de 2017 y los expertos prevén que su gran rendimiento se mantenga este año. Expansión 05/01/2018

Los CoCos de BBVA y Santander rentan hasta un 50% más que sus acciones. Expansión 03/03/2018

Santander y BBVA tendrán que renovar 4.300 millones de euros en CoCos este año Expansión 20/01/2018

Pero, no todo ha sido de color de rosa. También en este último período hemos de indicar que, por ejemplo, los bonistas del Popular han sufrido la intervención de la entidad financiera y las pérdidas. Al igual que se está produciendo una rebaja del cupón que veremos reflejada con seguridad, en las próximas emisiones.

Este post se ha alargado un poco, pero creía necesario hablar de todos estos activos o productos financieros, para que cuando oigamos o leamos algo a lo que les hace referencia, podamos saber y comprender que es cada uno.

Dejo por lo tanto para el siguiente post, la gestión pasiva y activa, así como el tratamiento fiscal de estos productos.

Un saludo de @inversenjuego

«No hay viento favorable para el barco que no sabe adónde va». https://inversionenjuego.wordpress.com/
  1. #1

    diazro

    Hola Rafa!
    Excelente artículo!
    Saludos

  2. #2

    Inversionenjuego

    en respuesta a diazro
    Ver mensaje de diazro

    Gracias Juan.
    Sigo tu blog y los vídeos son excelentes, sencillos de comprender y muy completos.
    Un saludo.

  3. #3

    Qihai

    Muchas gracias por el artículo. Eres un crack

Autor del blog

  • Inversionenjuego

    Empleado de Entidad Financiera, inversor y trader autodidacta.

Envía tu consulta

FRASES: “Cada día me miro en el espejo y me pregunto: Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?. Si la respuesta es no durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo” (Steve Jobs) "El mejor líder es aquel cuya existencia no nota la gente. El siguiente mejor es al que la gente respeta y alaba. El siguiente es el que la gente teme; y el último es al que odia. Cuando el trabajo del mejor líder está acabado, la gente dice: Lo hicimos nosotros mismos." (Lao-Tzu)