blog Inversión paso a paso
Aprende sobre mercados financieros y las inversiones

INVERSION COLECTIVA- IIC: Los Fondos de Inversión (V) - Riesgos y Fiscalidad -

“Cuando uno enseña, dos aprenden” – Robert A. Heinlein

“Los fondos de inversión españoles, los peor gestionados de toda Europa” – Cinco Días (29/01/2020)

Quiero comenzar este post, comentando algunos de los errores mas frecuentes que se cometen repetidamente, a la hora de suscribir un fondo de inversión y que como inversores, deberíamos tener presentes para evitarlos:

  1. No debemos centrarnos en rentabilidades pasadas y mucho menos recientes. Un fondo colocado en un primer puesto de una clasificación de rentabilidades, puede que haya tenido una política inversora agresiva que le haya beneficiado, pero que en cualquier momento, podría resultar adversa y entrar en pérdidas. De este riesgo y otros, hablaremos en este post.
  2. Errores en la diversificación. Invertir en un fondo, está claro que es diversificar, por la esencia del propio fondo. Pero hay inversores que realizan una cartera de fondos, por ejemplo, con varios fondos de renta variable de un mismo mercado, cuando lo preferible, sería construir esa cartera con fondos de varios mercados no interrelacionados, intentando no sobrediversificar.
  3. La elección de una inversión que incluya un único fondo con un riesgo alto (mercados emergentes o invierten en activos en divisas muy volátiles).
  4. Tomar riesgos inasumibles. Como inversor, debemos tener claro nuestro perfil de riesgo y la temporalidad aconsejada de la inversión. Debemos saber que si queremos una mayor rentabilidad, nuestro riesgo a asumir es mayor, siempre dependiendo del producto en el que se invierta.
  5. No definir un objetivo de inversión claro.
  6. No tener en cuenta las comisiones para calcular la rentabilidad final.

Creo no haber olvidado ninguno de los más frecuentes.

RIESGOS EN LOS FONDOS DE INVERSION.-

Definimos el riesgo de una inversión, como la posibilidad de que nuestra inversión no produzca los resultados esperados, e incluso, poder perder parte o todo el capital invertido inicialmente.

Como en cualquier producto de inversión, los fondos de inversión tienen riesgos. Si el mercado en el que invierte el fondo tiene una evolución no esperada, puede registrar pérdidas. Todo dependerá del tipo de fondo y de las características y política de inversión que el fondo, tenga reflejado en su folleto.

De aquí, la importancia de tener siempre presente el riesgo que estamos dispuestos a asumir (nuestro perfil de riesgo) y la temporalidad de nuestra inversión y objetivo perseguido. Está claro, que a pesar de la capacidad de diversificación que tienen los fondos de inversión, sus inversiones y en definitiva su patrimonio, dependerá de la evolución de los mercados financieros.

Una de las múltiples preguntas que me he encontrado a lo largo de los años, era: ¿Cómo un fondo de inversión en renta fija puede tener pérdidas o rentabilidades negativas?. La respuesta es sencilla. En primer lugar, ya conocemos los tipos de comisiones que tienen los fondos de inversión, entre los que están las comisiones de depósito y la comisión de gestión, pues bien, este tipo de fondos de inversión invierten en productos financieros de renta fija, si, pero eso no quiere decir que siempre gane, simplemente con tener los tipos de interés en mínimos o incluso negativos como en la actualidad, las comisiones se comen esas pequeñas rentabilidades, pero además, por ejemplo, una subida de los tipos de interés, hará que los productos en los que ha invertido este fondo, ahora tengan un menor valor en el mercado (tema que ya traté en el post sobre renta fija). Si el fondo tiene inversiones en obligaciones al 1% y los intereses suben al 1,50%, esas obligaciones tendrán un precio de mercado inferior, pues nadie querrá comprarlas al 1%, cuando puede obtenerlas al 1,50%.

El objetivo de inversión y el plazo indicativo que nos presentan los fondos en la ficha o folleto, nos puede hacer tener una idea aproximada del riesgo que tiene ese fondo de inversión.

Pero también, debemos observar y tener en cuenta otros datos, como por ejemplo, la volatilidad de ese fondo de inversión, su liquidez, …..

 

La volatilidad en un fondo de inversión, nos muestra como históricamente, sus valores liquidativos han mantenido una evolución estable o por el contrario, variaciones importantes de valor. Un fondo muy volátil, tiene mayor riesgo, pues es difícil prever si su valor liquidativo subirá o bajará, por lo que en el momento de un posible reembolso, nos podríamos encontrar con ganancias o pérdidas importantes en nuestra inversión.

Es un cálculo matemático, que determina, en este caso, si el valor liquidativo ha variado mucho respecto a su valor medio en un período de tiempo.

Pero ¡ojo!, existen distintas formas de calcular y presentar la volatilidad (anualizada, sin anualizar, mensual, ….), es importante observar siempre este dato en una fuente de confianza y compararla con fondos de inversión de similares características, cuya volatilidad se encuentre calculada en el mismo período de tiempo, dato que debe venir incorporado en el folleto informativo.

La duración, como he comentado anteriormente, y a lo largo de estos post, es otro concepto importante a tener en cuenta, por ejemplo, como pueden responder los activos de renta fija en los que mantienen los fondos invertido parte de su patrimonio, ante las variaciones de tipo de interés (riesgo de tipo de interés). Un menor plazo de inversión por parte del patrimonio del fondo, supone un menor riesgo de interés.

Pero también, debemos tener en cuenta la duración de nuestra inversión, nuestros objetivos y por tanto la liquidez que podamos necesitar en un momento determinado.

La política de inversión, que mantenga el propio fondo (tipo de activos financieros y porcentaje dedicado a cada uno, moneda, zona geográfica, ….), es importante conocerla, haciéndonos idea de que el conocimiento de su cartera y su vocación inversora, nos ayuda a conocer el riesgo asumido por nuestra inversión.

Qué duda cabe, por ejemplo, que invertir en fondos con una mayor ponderación o carga en renta variable, incrementa el riesgo de la inversión con la esperanza de obtener una mayor rentabilidad, tendremos que fijarnos si el fondo de inversión mantiene una política de cobertura mediante el uso de derivados, dato que como siempre podremos observar en sus ficha o folleto.

Lo mismo ocurrirá, con la inversión en países emergentes (riesgo país), donde los acontecimientos políticos y sociales, podrían afectar a las inversiones, o en divisas (riesgo de divisa), con las fluctuaciones que existen en las mismas, por los tipos de cambio.

No me canso de repetir, que el riesgo de nuestras inversiones, debe ser coherente con nuestro perfil de riesgo, nuestra situación financiera y nuestro objetivo.

Por tanto, ya sabemos que todos los activos financieros, todos, en mayor o menor medida, incorporan algún tipo de riesgo, que debemos de conocer y tener claro a la hora de invertir.

Os dejo un enlace a un post en el que traté el riesgo en las inversiones, y como minimizarlo:

https://inversionenjuego.wordpress.com/2018/01/15/el-riesgo-en-las-inversiones/

Pero no debemos olvidar el primer riesgo que corren nuestras inversiones, es el de la seguridad de la entidad, bróker o agencia con la que operamos.

Está claro, que aún estando registrada y controlada por la CNMV, nos podemos llevar alguna sorpresa desagradable, como la ocurrida con Q-Renta, desaparecida recientemente. Pero es cierto que nos otorga una mayor garantía y que se hace imprescindible comprobar que nuestro intermediario, gestor, bróker o como queramos llamarle, se encuentra debidamente registrado y no se trata de un chiringuito financiero, que todavía sería mucho peor:

https://www.cnmv.es/portal/Menu/Registros-Oficiales.aspx

Para quien no conozca el caso, dejo aquí un pequeño detalle de lo ocurrido con Q-Renta, entidad legalmente registrada que gestionaba carteras de clientes y fondos, que en el verano de 2018 suspendió varios reembolsos de las sicav y fondos que gestionaba, debido a la poca liquidez que tenían, al “invertir” en el mercado MAB (Mercado Alternativo Bursátil) supuestamente, ya que, al parecer, llegaron a controlar a través de esos fondos, mas del cincuenta por ciento de la capitalización de dicho mercado. Tras la fuga de clientes y el embargo de su sede para hacer frente a las demandas presentadas, ha desaparecido como agencia.

FISCALIDAD ACTUAL DE LOS FONDOS DE INVERSION.-

Quizás una de las características mas importante de los fondos de inversión, es que sus resultados, positivos o negativos, se consideran ganancia o pérdida derivada de la transmisión de elementos patrimoniales y por tanto, beneficios o pérdidas, no se reciben de forma efectiva por los inversores o partícipes mientras no se produzca el reembolso o venta de las participaciones. Es un punto favorable, ya que hasta el momento del reembolso, no se tributará por las plusvalías y como veremos, tampoco podremos compensar pérdidas, en el caso de haberlas.

La actual legislación fiscal de los fondos de inversión, utiliza algunos de los conceptos básicos que ya he desarrollado en el post de la fiscalidad en la renta variable, manteniendo pequeñas diferencias.

Podemos destacar tres conceptos importantes:

  1. Momento de la tributación:

El partícipe no tributa hasta que se produce el reembolso, lo que nos permite elegir el momento más conveniente para declarar los resultados obtenidos (ganancia o pérdida patrimonial). Por tanto, el reembolso genera, en el ejercicio en el que se produce, una ganancia o pérdida patrimonial.

Si el partícipe tiene suscritas participaciones de un mismo fondo en momentos temporales diferentes y se produce un reembolso parcial, se consideran como primeras participaciones reembolsadas, las adquiridas en primer lugar (método FiFo – “First in, First out”, que ya expliqué en la fiscalidad de la renta variable).

Como he comentado en anteriores post, podemos tener un fondo de inversión denominado “de reparto”, aquellos que distribuyen dividendos de manera periódica. En este caso, los dividendos se considerarán rendimientos de capital mobiliario, estando sujetos a tributación al igual que los dividendos de las acciones.

  1. Cantidad por la que se tributa:

La cuantía de ganancia o pérdida patrimonial obtenida al reembolsar las participaciones, será la diferencia entre el valor de adquisición y el de reembolso, estando sujetas a retención a cuenta (recordemos que la venta de acciones no existe esa retención), que en la actualidad es del 19%.

  1. El traspaso no tributa:

Una de las principales diferencias con la Renta Variable, es el poder diferir la carga fiscal cambiando la inversión de un fondo a otro (incluso de gestoras o de entidades diferentes).

El traspaso de participaciones de un fondo de inversión a otro, no se considera reembolso, porque la operación se realiza sin que el partícipe pueda disponer del dinero, conservando las nuevas participaciones suscritas, el valor y la fecha de adquisición de las participaciones transmitidas, es decir, de las adquiridas la primera vez (conocido como plusvalía latente). Es la entidad con la que operamos la que nos debe dar esta información, por lo que no será necesario llevar un control tan exhaustivo como en la Renta Variable.

Pero veamos con un sencillo ejemplo, la importancia de esta ventaja fiscal y del interés compuesto:

Imaginemos haber invertido en un fondo de inversión hace 10 años un total de 10.000 €, y que este fondo ha tenido una rentabilidad media anual del 10% a lo largo de esos 10 años, procediendo a su reembolso total. Reflejo el ejemplo en el cuadro siguiente:

Supongamos que a lo largo de estos 10 años, hemos ido modificando nuestra cartera de fondos de inversión, traspasando participaciones según estuvieran los mercados, lo que no hubiera implicado ninguna carga fiscal.

Tal y como refleja el cuadro anterior, el año 2 traspasamos un total de 11.000€ al nuevo fondo de inversión, y así sucesivamente a lo largo de 10 años.

Al finalizar los 10 años y proceder al reembolso total, habremos obtenido una rentabilidad total neta del 126,72%, es decir, 12.671,64€., tal y como podemos observar en el siguiente cuadro:

Nos han retenido el 19% sobre nuestra rentabilidad

15.888,15€ * 19% = 3.018,75€

y tenemos una carga fiscal total, lo que tendremos que pagar a hacienda, de

3.216,51€ = 6.000 * 19% + (15.888,15 – 6.000) * 21%

(el 19% sobre los primeros 6.000,-€ y del 21% sobre los 9.888,15€ restantes), tal y como veremos en el funcionamiento de la fiscalidad de la Renta del Ahorro actual, en la correspondiente tabla.

Por otra parte, en lugar de realizar traspasos de las participaciones, supongamos ahora que realizamos el balanceo de nuestra cartera de fondos anualmente, reembolsando las participaciones y comprando participaciones en otros fondos, lo que supondría que al realizar el reembolso, nos retendrán el porcentaje correspondiente para la declaración fiscal, donde, para simplificar el ejemplo, no tenemos otros beneficios distintos a estos, y a lo largo de estos 10 años, se ha mantenido la carga fiscal sobre los beneficios de las rentas de ahorro.

Observamos, que a lo largo de los años, que hemos estado reembolsado y suscribiendo participaciones en distintos fondos según el mercado, hemos tenido una mayor rentabilidad bruta con el traspaso de los fondos (15.888,15 € frente a 14.797,99 €, un 10%), esto es debido a que no hemos reinvertido la fiscalidad de la retenciones, que coincide con lo que hemos tenido que pagar por nuestras plusvalías en los reembolsos.

Nos fijamos, que aunque al final, tengamos que pagar a hacienda por la rentabilidad obtenida, y algo más en el caso de traspasos de fondos (3.216,51€ frente a 2.811,62€), la rentabilidad neta sigue siendo superior aproximadamente en un 7% a favor de los traspasos de fondos.

Visto este ejemplo, a partir de aquí, repetiré algunos datos que expliqué en el post anterior sobre la Fiscalidad actual en la Renta Variable al tener similitud con la Fiscalidad de los Fondos de Inversión.

Un saludo de @inversenjuego

«No hay viento favorable para el barco que no sabe adónde va». https://inversionenjuego.wordpress.com/
Autor del blog
  • Inversionenjuego

    Empleado de Entidad Financiera, inversor y trader autodidacta.

Envía tu consulta

FRASES: “Cada día me miro en el espejo y me pregunto: Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?. Si la respuesta es no durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo” (Steve Jobs) "El mejor líder es aquel cuya existencia no nota la gente. El siguiente mejor es al que la gente respeta y alaba. El siguiente es el que la gente teme; y el último es al que odia. Cuando el trabajo del mejor líder está acabado, la gente dice: Lo hicimos nosotros mismos." (Lao-Tzu)