Bitcoin es la criptomoneda número uno en lo que a tamaño, precio, y fama respecta. Pero si hablamos de rendimiento, se encuentra muy por detrás de la mayoría de altcoins.
 
Para entender por qué invertir BTC ya no es tan rentable como lo era previamente, es necesario conocer qué es el market cap. O capitalización bursátil. Este término hace referencia al valor total de un activo. Es decir, cuanto costaría comprar todos los Bitcoins existentes. Eso es market capitalization.
 
Conociendo este concepto, es sencillo entender por qué las altcoins (criptomonedas alternativas, o sea, cualquiera que no sea Bitcoin) ofrecen mayores perspectivas a futuro. Veámoslo con el siguiente ejemplo:
 
Para que bitcoin ofrezca un 100% de rentabilidad, debería subir 45.000 dólares más su precio (al menos al momento de redactar la nota). En cambio, existen criptomonedas que con solo subir un centavo, ya habríamos obtenido esa misma ganancia.
 
Esto no significa que Bitcoin no nos pueda dar beneficios, ni tampoco que su precio vaya a bajar. Simplemente que si buscamos los ingresos más grandes, entonces necesitaremos buscar criptomonedas de mayor riesgo, y por ende, menor tamaño.
 
A más suba el precio de un activo. Se dificulta más obtener un gran rendimiento de él. Por ello los expertos consideran que Bitcoin cada vez se vuelve una alternativa menos rentable, y el mercado se dirige a las nuevas tecnologías como las DeFi, los NFT, etcétera.
 
A su vez, la dominancia de Bitcoin resulta ser cada vez menor. Lo que significa que la correlación que tiene el movimiento de las demás criptos con respecto al BTC está disminuyendo. Esto se traduce como qué los inversores descubren más, y mejores alternativas.
 
Es importante no confundirse. Bitcoin no es menos importante en si, sino que en relación a las nuevas altcoins. También es importante recalcar que a menor sea la criptomoneda, podremos obtener más ganancias, pero a su vez, mayores pérdidas.
 
Las claves para reducir el riesgo, como siempre, son principalmente 2. Por un lado, la diversificación. Es importante no poner todos los huevos en la misma canasta, menos en un mundo tan desconocido como las criptomonedas. Y segundo, el estudio. La mejor manera de reducir el riesgo de una inversión es conociendo qué se hace y por qué.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!