Aluminio: cómo operar con aluminio

El aluminio representa aproximadamente una tercera parte del peso del acero. Es extremadamente ligero y flexible, pero con suficiente resistencia para una gran diversidad de usos. Se trata de un buen conductor de calor y electricidad, además de ser resistente a la corrosión y no es tóxico, lo que convierte este metal en uno idóneo para diversos productos y sectores.
El aluminio es el resultado de un proceso de producción en tres fases y se fabrica a partir de una forma oxidada de este metal llamada alúmina, que a su vez obtiene de la bauxita, una fuente natural de alúmina. 
 
Actualmente, el aluminio es el metal no ferroso que más se utiliza en todo el mundo y el contrato más líquido de los que se cotizan en la LME (London Metal Exchange). Todos los metales negociados en la LME cumplen unas especificaciones estrictas de calidad, tamaño del lote y forma. 

 

Evolución reciente de los precios

En julio del 2008 el aluminio llegó a nivel más elevado, situado por encima de los 3.270 USD. Sin embargo, despúes de que la crisis financiera o económica mundial comenzase, la demanda de muchos bienes duraderos desapareció. Como gran consecuencia de esta desaceleración mundial, los precios del aluminio se vieron afectados y cayeron rápidamente durante los meses siguientes y perdieron más de 2.000 USD hasta un valor de 1.260 USD en febrero de 2009. A partir de entonces comenzó a subir hasta romper la barrera de los 2.790 USD a comienzos de mayo de 2011. Desde ese año, los precios han mantenido una tendencia bajista, situándose sus precios actuales entorno a los 1.700 USD.

Factores que influyen en los precios del aluminio

La evolución histórica del precio del aluminio revela que la demanda y la oferta pueden verse afectadas por varios factores diferentes:

  • La política 
  • Factores sociales 
  • Factores medioambientales (como los desastres naturales) 
  • La macroeconomía 
  • La especulación 
  • Los avances tecnológicos (como en las energías alternativas) 
  • Los mercados emergentes 
  • Los costes energéticos 
  • El mercado de la construcción 
  • La industria del transporte

Debido a su presencia en numerosos mercados, el precio del aluminio está ligado a varias fuerzas externas, así como a las condiciones en otros mercados. Los cambios en los sectores que utilizan el aluminio en sus productos pueden tener un impacto significativo en la propia industria del aluminio. Muchos de los usos del aluminio conllevan la fabricación de bienes duraderos, que tienden a fluctuar a lo largo de los ciclos con los cambios en las condiciones macroeconómicas generales.

medida que se vayan desarrollando los mercados emergentes, el consumo de aluminio en estos países probablemente aumente de forma considerable. Por último, dado que para fundir la alúmina y hacer aluminio se necesita un suministro constante y elevado de electricidad, los costes energéticos también pueden repercutir en el proceso de producción del aluminio. 

Participantes en el mercado del aluminio

El mercado del aluminio está formado por un gran número de participantes, como: 

  • Empresas comerciales con intereses directos en el precio del aluminio, para las que el contrato puede ser un valioso instrumento de cobertura: para protegerse frente a los descensos de los precios en los mercados al contado, los productores y operadores pueden vender futuros de aluminio para fijar los precios de las entregas futuras, preservando así el valor futuro de las ventas de aluminio. 
  • Otros factores de la industria del aluminio, como las fundiciones. 
  • Operadores de metales profesionales. 
  • Inversores y especuladores, que no tienen intención de comprar o vender las mercancías físicasy simplemente intentan ganar dinero negociando con su valor.
 

Los riesgos subyacentes de operar con aluminio

El riesgo de sufrir pérdidas al operar este material o con cualquier otra materia prima es elevado. Se debe evaluar cuidadosamente si esta operativa es adecuada para su siuación financiera.

  • La negociación de aluminio es especulativa y está influenciada por muchos factores.
La negociación de aluminio puede ser muy volátil y conlleva un riesgo elevado. El reducido importe del depósito de garantía que se requiere permite un elevado grado de apalancamiento. Así, un movimiento relativamente pequeño en el precio del contrato de aluminio puede provocar una pérdida o ganancia inmediata y sustancial para el operador.
En los movimientos de los precios influyen:
  • Cambios en la dinámica de la oferta y la demanda.
  • Acontecimientos económicos.
  • Políticas comerciales, presupuestarias, monetarias y cambiarias de los gobiernos.
No se puede controlar ninguno de estos factores y no existe ninguna garantía de que la actividad de negociación se traduzca en ganancias y no en pérdidas sustanciales.
La negociación de aluminio es especulativa, además de conllevar un riesgo sustancial de pérdidas y podría NO ser adecuada para todos los inversores.
  • La demanda de aluminio puede ser extremadamente difícil de predecir.
El aluminio, dadas sus aplicaciones se demanda en todo el mundo. Si esta demanda aumenta, cabe esperar que los precios sigan la misma tendencia. Sin embargo, la demanda de aluminio es difícil de predecir. A medida que el precio del aluminio sube, aumenta la presión sobre los consumidores. 
 
Por ejemplo, si los precios del aluminio suben cuando la economía está empeorando, el resultado será con total seguridad una caída en la demanda entre los consumidores. Menos demanda de aluminio se traduce en una disminución en el precio, lo que conlleva a la pérdida de dinero para aquellos que operen con este material.
  • Apalancamiento de las operaciones.

El apalancamiento puede ser una herramienta potente para elevar al máximo las rentabilidades, aunque también puede provocar pérdidas considerables. Debido a su complejidad, no se debe negociar con apalancamiento a la ligera y se recomienda a los operadores que se documenten bien antes de realizar una operación con apalancamiento.

Negociar aluminio con apalancamiento podría no ser adecuado para todos los inversores, ya que conlleva un elevado grado de riesgo. Podrían perder el depósito inicial y por eso debe asegurarse de que entiende perfectamente todos los riesgos.

Mercados para operar con Aluminio

La Bolsa de Metales de Londres (LME) es el mayor mercado del mundo en opciones y contratos a futuro de metales no ferrosos con contratos altamente líquidos. La LME tiene actualmente un volumen de ventas superiores a 8,500 mil millones de dólares anuales.

Los contratos a plazo del LME permiten que los productores, los fabricantes, los comerciantes y los consumidores se aseguren contra los riesgos de variación de precios.

La LME negocia actualmente ocho metales, dos plásticos y un índice que abarca los seis metales primarios.

 

ETFs para Aluminio

Los principales ETFs para operar con aluminio son:

  • JJU iPath Dow Jones-AIG Aluminum Total Return Sub-Index ETN, que tiene el ticker JJU y cotiza en el Nasdaq (bolsa de valores electrónica y automatizada más grande de los Estados Unidos).
  • FOIL iPath Pure Beta Aluminum, que tiene el ticker FOIL y cotiza en NYSE Arca, donde se realiza intercambios totalmente electrónicos para las empresas orientadas al crecimiento. Además NYSE Arca es también una plataforma de negociación de fondos cotizados (ETFs), que ofrece el fondo de liquidez ETF público más grande de los EE.UU.

aluminio

 

¡Sé el primero en comentar!