blog Mejores CDTs
Los CDTs más rentables para el inversor sin riesgo

¿Qué es la TIR y para qué sirve?

¿Quieres conocer la rentabilidad que ofrece una inversión?, ¿Conoces cómo funciona la Tasa Interna de Retorno (TIR)? En este post te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este importante indicador, para que puedas averiguar si las inversiones que estas a punto de realizar son viables o no financieramente.

 

¿Qué es la TIR y para qué sirve?
 
 

TIR: ¿Qué es?

La TIR o Tasa Interna de Retorno, es la tasa de interés o rentabilidad que genera un proyecto. Y se encarga de medir la rentabilidad de una inversión. Esto quiere decir, el porcentaje de beneficio o pérdida que tendrá esta, para los montos que no hayan sido retirados del proyecto. Y funciona como una herramienta complementaria del valor Presente Neto.


Es importante aclarar que en muchos casos las decisiones que se toman basándose en el Valor Presente Neto no son congruentes con las que se toman basándose en la Tasa Interna de Retorno, ya que los flujos de dinero son irregulares, y resulta necesario garantizar mediante diferentes mecanismos que el Valor Presente Neto es correcto, para así corroborarlo a través de la Tasa Interna de Retorno.

Por lo general la tasa de rendimiento interno es la mejor herramienta que se utiliza para finiquitar una decisión, si el negocio o proyecto es rentable para que sus accionistas hagan una inversión. También se puede decir que TIR en el mercado es la inversión que nos da un retorno menor, al semejante de los Flujos o ingresos de dinero a porcentaje de retorno.

 

 

TIR: ¿Cómo calcularla?

El cálculo de la TIR sería igualar la tasa de descuento al momento inicial, la corriente futura de cobros con la de pagos, lo que haría que el VAN sea igual a 0.
Con la aplicación de la siguiente fórmula:

TIR: ¿Cómo calcularla?

Ft   Flujos de dinero en cada periodo t
I0   Inversión que se realiza en el momento inicial ( t = 0 )
n   Número de periodos de tiempo

 

TIR: Criterios de selección de proyectos

Siendo “k” la tasa de descuento de flujos para el cálculo del VAN, los criterios de selección serán los siguientes:

  • Si la TIR>k, se acepta el proyecto de inversión. Porque la tasa de rendimiento interno que obtendremos será superior a la tasa mínima de rentabilidad que exige la inversión.
  • Si la TIR = k, se presentaría una situación similar a la que se produce cuando el VAN es igual a cero. Aquí se podría llevar a cabo la inversión en caso de que se mejore la posición competitiva de la empresa y que no existan alternativas más favorables.
  • Si la TIR < k, se debe rechazar el proyecto, ya que no se está alcanzando la rentabilidad mínima que le pedimos a la inversión.

 

Dificultades del uso de la TIR

Ahora pasemos a conocer las dificultades que se nos pueden presentar al usar la Tasa Interna de Retorno. Las mismas pueden darse:

Con el criterio de aceptación o rechazo:

  • Los Proyectos del tipo prestar se refieren a que si las primeras entradas de dinero resultan ser negativas y los siguientes positivos.
  • Los Proyectos del tipo pedir prestado: son los proyectos que la entrada de dinero primero es positiva y luego es negativa.

Con la Comparación de Proyectos excluyentes:

  • Aquí se te presentaran dos proyectos y serán excluyentes si se puede llevar a cabo uno de los dos proyectos.
  • Por lo general, la opción con la Tarifa Interna de Retorno más alta es la que regularmente siempre se elige al momento de invertir, pero siempre y cuando los proyectos tengan el mismo riesgo, duración y el mismo monto de inversión. Si este no es el caso entonces se optara por aplicar la TIR de los flujos incrementales.

 

Tarifa Interna de Retorno Modificada (TIRM)

Para los Proyectos Especiales, mejor conocidos como los del problema de inconsistencia de la TIR , estos proyectos tienen particularidades que dificultan obtener una TIR estable, ya que en el ingreso de dinero a la caja hay más de un cambio de signo, y por ende, poseen más de un TIR. Esta situación complica un poco la situación para decidir si hacer o no la inversión. Para ello, se puede utilizar la Tarifa Interna de Retorno Modificada.

La tasa de rendimiento interno modificada considera que:

  • los flujos positivos de cada periodo se capitalizan a la fecha final del proyecto a un tipo de interés equivalente a la tasa de actualización. Está asumiendo que los flujos positivos se reinvierten a una tasa equivalente al coste de oportunidad y generan riqueza que se evalúa al final de la vida del proyecto.
  • los flujos negativos de cada periodo se descuentan a la fecha inicial del proyecto a un tipo de interés equivalente a la tasa de interés sin riesgo. Los flujos negativos hay que financiarlos y como tales forman parte del desembolso a realizar para la realización del proyecto.

El criterio de la TIRM promone la conversión de un proyecto de inversión con flujos de caja en multitud de periodos en un proyecto donde únicamente se consideren los flujos de caja en dos momentos:

  • el momento inicial, que contempla la totalidad de los desembolsos a realizar
  • el momento final, que contempla la totalidad de los cobros que genera el proyecto.

Para calcular la Tarifa Interna de Retorno Modificada, tendremos que analizar este flujo o ingreso de dinero de manera anual, de acuerdo a las siguiente fórmulas:

Valor Final:                    Formula TIRM

Valor Original:               Formula TIR: Valor Original

TIR del Proyecto:        Formula TIR: TIR del Proyecto

 

En un ejemplo simple, con un ROI DE 20% y un K= 12% (coste de financiación), con una duración del Proyecto de 5 años, para obtener un saldo acumulado de 82,3.

Para explicarlo de manera más simple la Tasa Interna de Retorno es el porcentaje que se obtiene año tras año, gracias a una inversión. Esto quiere decir, que si el análisis de un proyecto es en dólares se obtiene una TIR de 10% anual, entonces por cada 100 dólares que fueron invertidos, se obtienen un ingreso de 10 dólares por cada año.

 

 

¿Te ha resultado útil este post sobre la Tasa Interna de Retorno - TIR? Cuéntanos qué opinas.

 

Simulador de tarjetas

Vamos a hacerle algunas preguntas para poder ayudarle a tomar la mejor decisión al elegir una tarjeta. Comparamos entre más de 40 tarjetas de 20 bancos diferentes. Este estudio es gratuito y sin compromiso. Cuando esté listo ¡empezamos!

Empezar 

 


Preguntas frecuentes


Es un título que emite un banco o entidad financiera, a un cliente que ha realizado un depósito de dinero con el objetivo de invertir en CDT.


Los CDT están cubiertos por el Fogafín con un seguro que los protege frente a la eventual liquidación de una entidad inscrita en Fogafín.


Mayor rendimiento que las cuentas de ahorro

El riesgo es muy bajo

Las tasas de los CDts se ajustan a la inflación

Para invertir en un CDT, debemos acudir al banco o entidad financiera que hayamos elegido (es muy importante revisar su rendimiento), entregar el monto a invertir en el CDT y después del plazo pactado podremos proceder a retirar el dinero.