Finanzas Personales: El arte de conectar nuestra vida con nuestra visión

Finanzas Personales: El arte de conectar nuestra vida con nuestra visión

En la vida nos hemos conectado al automatismo de mirar hacia afuera, de servir de manera exclusiva a los otros, perdiendo de vista nuestra realidad, quienes somos, qué queremos y lo que podemos hacer con lo que tenemos. ¿Haces un gran trabajo en la empresa a la que estás vinculado? ¿Sigues su planeación estratégica y estás pendiente de cumplir con los indicadores de gestión que te han dado? Esto mismo es lo que debes hacer con tu vida financiera porque de esto se tratan las Finanzas Personales.



Finanzas Personales: El arte de conectar nuestra vida con nuestra visión
Finanzas Personales: El arte de conectar nuestra vida con nuestra visión


Desde que éramos niños, nuestros padres y cuidadores se han esmerado por cultivarnos valores y comportamientos útiles para nuestras vidas. Hemos escuchado muchas fábulas, también se las hemos contado a nuestros hijos, sobrinos, vecinos, amigos y nietos tantas veces que ya memorizamos sus diálogos y menos mal ya las encontrarlas en Youtube porque realmente es agotador repetirlas según la demanda de nuestros chiquitos. La pregunta ahora es ¿estamos aplicando todas las moralejas en nuestras vidas? 

La Fábula de la Cigarra y la Hormiga nos ha enseñado a trabajar hoy para estar preparados para el invierno de mañana. En este caso, ambos protagonistas sabían que el invierno llegaría, pero sólo la hormiga decidió prepararse. Así pasa con muchas situaciones de nuestras vidas, sabemos que estamos envejeciendo, que en algún momento va a disminuir nuestra capacidad de trabajo y que los sistemas de jubilación a nivel mundial no van a conservar nuestra dignidad y calidad de vida. También sabemos que cuando tenemos hijos, ellos van a crecer y nos vamos a ver enfrentados a grandes retos económicos para apoyar sus estudios. 

¿Qué estamos haciendo hoy para estar preparados para esos momentos tan importantes? Esto sin pensar siquiera en situaciones imprevistas como las que todos experimentamos en el 2020 con la pandemia que trajo pérdidas de vidas, de trabajos y muchas angustias e incertidumbres para todos. 

Cada día escuchamos con más frecuencia hablar de la importancia de impartir educación financiera a los niños y jóvenes desde la etapa escolar. Es un cambio de conciencia social muy valioso, y sin duda hay que iniciarlo ya. Un riesgo que debemos mitigar para que no queden  atascados en el estudio creyendo esa información no es para poner en práctica, es que los adultos empecemos a tomar las riendas de nuestra vida financiera para que no tengamos que justificar el no disfrutar de nuestros sueños como lo hizo la zorra en la Fábula de la Zorra y las Uvas argumentando que esas deliciosas uvas estaban verdes para renunciar al reto que implicaba alcanzarlas.

Es momento de definir nuestros sueños, de hacer nuestro plan financiero que incluya tanto nuestro disfrute del presente como nuestra tranquilidad y seguridad del futuro. Cada persona crea su felicidad y su desgracia. Es urgente que orientemos nuestros comportamientos con el sentido común además de la disciplina y determinación en nuestras acciones. Eliminemos todas las excusas, no importan los ingresos ni la situación que tengamos hoy, ni tampoco si no tenemos una adecuada formación en esta área. Siempre encontraremos en el mercado profesionales idóneos, con experiencia y logros comprobados. Te vas a llevar gratas sorpresas de las facilidades que hay para tener acceso a ellos.

En la definición de una buena estrategia de finanzas personales, vale la pena identificar varias fuentes de ingresos, simplificar nuestros gastos, y considerar momentos sensibles de la vida como la protección familiar, la jubilación, la educación de nuestros hijos, la renta por incapacidad y por supuesto las alternativas de ahorro e inversión para nuestros excedentes de liquidez. También es muy importante se tengan en cuenta estrategias diferenciales para empleados y para dueños de empresas. 

Vivamos y enseñemos a las nuevas generaciones que no vale la pena vivir aparentando, presumiendo y tratando de quedar bien. Seamos los protagonistas modelo en la historia de los Tres Cerditos.  Conectemos nuestra energía interior con nuestros sueños y seamos un reflejo de nuestros sueños.

  1. #1
    29/03/21 20:06
    Bien