El problema del envejecimiento poblacional en México

El problema del envejecimiento poblacional en México

El envejecimiento poblacional, es un problema que afecta a todos los países y es consecuencia principalmente de la disminución de la fertilidad y el aumento de la esperanza de vida.

Por otro lado, a este problema hay que añadirle el que supone la tendencia hacia la baja del número de personas en edad de trabajar para los próximos años en todos los países del mundo. Cabe destacar el hecho de que en los países en vías de desarrollo, se espera que se incremente en gran medida el segmento de población con una edad superior a los 80 años.

problema envejecimiento poblacional

En México, según los datos del año 2011, la edad media se situaba en 27.9 años, pero se espera que en el año 2050, la edad media de los mexicanos sea de 41 años y que incluso en el año 2100, se llegue a una edad media de 46.6 años.

Cabe destacar que México es uno de los paises en los cuales el porcentaje de su población cuya edad es superior a los 65 años, es inferior al promedio de los países que pertenecen a la OCDE, pero no por ello se encuentra exento del problema de envejecimiento de su población. De hecho se espera que en los próximos años aumente en gran medida la población mexicana envejecida así como se espera un descenso de la población mexicana que se encuentra en la edad productiva, es decir, entre los 20 y 64 años.

segmento poblacion mexico

 

Principales consecuencias del envejecimiento poblacional

Estos datos nos muestran como el número de trabajadores en función de la tasa de población mayor se reduce y por tanto, el país se va a ver afectado en numerosos aspectos del envejecimiento de la población. A continuación podemos observar las principales consecuencias en México del envejecimiento de la población:

  • Menores ingresos y menor ahorro
  • Disminución de la tasa de ahorro nacional
  • Aumento del gasto en pensiones públicas asistenciales
  • Aumento de programas asistenciales de salud
  • Aumento de los problemas de pobreza
  • Problemas de balance de las finanzas públicas
  • Disminución de la recaudación de impuestos
  • Aumento de las presiones fiscales

 

Actualmente en México, el ahorro para el retiro tan sólo supone el 13% del PIB, el cual es aportado por los trabajadores formales (el 33% de la población) que ahorra el 6.5% de su sueldo para la pensión. Esto es consecuencia de los bajos estímulos fiscales que hay en México para el ahorro.

El problema es que a pesar de que la economía mexicana está aumentando, el gasto público destinado a políticas asistenciales contra la pobreza también está aumentando y los sistemas privados de pensiones no se encuentran actualmente preparados para afrontar la nueva realidad del envejecimiento poblacional.

Aún estamos a tiempo de combatir el problema del envejecimiento de la población si sabemos aprovechar nuestro crecimiento económico, porque si ahorramos a tiempo podremos seguir creciendo y contar con unas pensiones dignas.

A pesar de que está aumentando la población mayor a 65 años, la población productiva aún sigue aumentando también y por ello, es momento de tener en cuenta las políticas públicas, fomentar el ahorro y estimular las actividades más productivas.

¡Sé el primero en comentar!