¿Cómo empeñar bienes debido a la cuesta de enero?

¿Cómo empeñar bienes debido a la cuesta de enero?

Debido a una pobre educación financiera generalizada, la mayoría de las personas que reciben su aguinaldo y/o caja de ahorro en diciembre no hacen un fondo para sobrellevar los gastos del fin de año y de inicios del próximo, por tanto un número importante de personas transitan por un periodo de compras, reuniones, regalos, vacaciones navideñas y Día de Reyes, para encontrarse con un año nuevo lleno de cuentas e impuestos por pagar, periodo al que se le conoce como "cuesta de enero".

                                                     Cuesta de enero

 

Una parte importante de los mexicanos padecen esta "cuesta de enero" debido a que por lo general del total de personas que reciben bonos, aguinaldos y comisiones cada diciembre, 75% de ese ingreso extra lo destinan a las fiestas decembrinas y regalos, es decir, no hacen algo productivo con ese 'extra', ni lo invierten y lo tranasforman en gasto puro.
 
A lo anterior hay que agregar que muchas familias en México acumulan deudas antes de diciembre. Una encuesta levantada durante 2014 reveló que antes del último mes del año pasado un importante número de personas ya habían contraido deuda y una quinta parte de esos deudores asegura que lo más probable es que en 2015 dejen de pagarla.
 
Así las cosas, es muy común que ante la falta de previsión y ahorro estemos enfrentando una crisis en nuestras finanzas familiares, entonces nos vemos obligados a pedir prestado a un amigo, vecino o familiar, y si en esas tres no tuvimos éxito lo más común es recurrir a un préstamo prendario, o lo que es lo mismo, acudir a a una casa de empeño para obtener dinero dejando como garantía del pago algún bien que puede ser una una joya o algún aparato electrodoméstico, aunque también se reciben automóviles y en poquísimos casos aún se aceptan casas o terrenos, puesto que la autoridad ya prohibió los bienes raíces como garantía de pago por concepto de empeño.
 
                                                                 No ahorro
 

Sobrevivir a la cuesta de enero en México

Si vas a recurrir a una casa de empeño estos son los pasos que debes seguir antes de empeñar alguna de tus prendas:
 

1- Al llegar al lugar de empeño, tienes que ir con el valuador para que él sea quien haga el cálculo del valor de la prenda, esta persona es la que determina cuánto vale tu bien a criterio de la empresa de empeños, pero por lo general estas empresas prestan sólo entre 25% y no más del 45% del valor de la prenda, así es que lo mejor es que acudas a varias para que compares el préstamo así como el servicio.

2- Luego que evalúen tu prenda deben explicarte también:

  • El tiempo en que deberás pagar el préstamo.
  • Los requisitos que debes cubrir para recuperar el objeto empeñado.
  • Cuál es el interés.
  • Monto del seguro contra robo.
  • Gasos por almacenaje.
  • IVA.

4. Te deben dar una copia de la tarjeta de empeño, misma que deberás llenar con todos tus datos. Una vez hecho esto se te entrega el contrato correspondiente celebrado entre la casa de empeño y tú. Si la pierdes no podrás recuperar tu prenda.

5- Si vas a pagar el refrendo (lo ideal es no hecerlo y recuperar tu prenda lo antes posible) debes cubrir los costos del periodo vencido y solicitar el refrendo, de este modo no pierdes tu prenda y extiendes el tiempo para recuperarla. Por ley tienes derecho a recuperar lo que empeñaste sólo si cubres todos los pagos y además presentes la boleta del empeño.

6- Pero si el plazo de préstamo se vence y la empresa vende tu prenda, la casa de empeño debe pagarte un porcentaje que se llama "demasía", si la empresa te dice que no le quedó nada de demasía, entonces debe entregarte por escrito un desglose de los cargos que aplicaron al dinero que obtuvo por la venta.

                                                           Valuador

Si ya decidiste recurrir a un empeño, los expertos recomiendan que tu deuda no debe llegar más allá de mayo o abril. Aquí te decimos algunas claves para no seguir arrastrando deudas simplemente haciendo un recorte en tus gastos:

  1. Piensa cuánto es tu ingreso y a cuánto equivalen tus gastos fijos, ello te ayudará identificar fugas de dinero y a calcular cuánto dinero puedes gastar.
  2. Debes hacer un presupuesto. Uno básio es así: 70% de tu ingreso es para gasto fijo (renta o hipoteca de vivienda, educación, transporte y salud) y 30% en gastos variables como entretenimiento y pago de deudas por ejemplo. Es por ello que por regla general ninguna deuda debe sobrepasar el 30% de tus percepciones. Cuando suceda que las deudas ya sobrepasan ese 30% debes de gastar menos en entretenimiento para comenzar a liquidar adeudos.
  3. Usa solamente el dinero necesario y cada semana o quincena haz "un corte de caja" para saber cuánto dinero estás gastando en comida, transporte, etc. Con este método llega a pasar que hay un excedente PERO no lo veas como dinero extra, ahórralo o úsalo para comenzar a pagar lo que debes.
¡Sé el primero en comentar!