¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento en América Latina?

¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento en América Latina?

Las perspectivas de crecimiento en América Latina no son muy alentadoras en general (Gráfico 1), en gran parte debido a la cambios en el entorno mundial, por los precios de las materias primas (Gráfico 2 ) y por el débil crecimiento de EE.UU. en el primer trimestre de 2015. 
 
México, Perú, Chile y Colombia están logrando sostener el crecimiento económico, pero con cifras por debajo de la tendencia. El crecimiento de Brasil se ha hundido con un -2%, debido a la política económica estricta de recuperación, mientras que Argentina se encuentra bastante plana.
 
Crecimiento america latina 2015
 
 

El débil crecimiento de EUA afecta a la economía de México

En México, el crecimiento del PIB real supuso su mejor desempeño en el primer trimestre de 2015 (2,5%) desde 2012. De hecho, el Banco Central y el gobierno recientemente recortaron sus previsiones de crecimiento para 2015 más cerca de las previsiones de 2.7 %. Como lo hizo el año pasado, la debilidad de la economía de Estados Unidos se extendió a México en el primer trimestre. La demanda externa y la producción de petróleo se hundieron el sector secundario, que creció sólo el 1,4% en el Q1. Un aspecto positivo fue el fortalecimiento de la demanda del consumidor que impulsó el sector de servicios a 2,9% en el primer trimestre, convirtiéndose México en líder en los mercados de bienes de lujo de América Latina. 
 
Las perspectivas de fortalecimiento del mercado laboral en México continuan y la mejora en la confianza de los consumidores en México ha provocado una recuperación de la inversión privada este año. Además, el sector manufacturero debería beneficiarse de las expectativas de crecimiento en la economía de EUA. Véase Banxico: expectativas de inflación y tipo de cambio SAT
 

El precio del petróleo frena el crecimiento de Colombia

En Colombia, aunque el PIB oficial para el primer trimestre del año se publica a mediados de junio, la mayor frecuencia de publicación de otros indicadores (producción industrial, ventas minoristas, balance comercial...) y las perspectivas del Banco Central de Colombia sugieren un crecimiento continuado en el primer trimestre, al menos del 3%.  
 
Esto seguido de siete trimestres a la baja de 3,5% en el Q4 de 2014. La debilidad de la producción ha sido el resultado del ajuste de la economía a los precios más bajos del petróleo, con la inversión y las exportaciones netas soportando la mayor parte del impacto. Esperamos que el consumo privado permanezca sólido para suavizar el golpe de deterioro de las transacciones del país. Está previsto un crecimiento del PIB del 3,5% en 2015 ya que la actividad comienza a recuperarse en el segundo semestre del año y el 4,1 % en 2016. El Banco Central de Colombia tiene una visión más pesimista, recientemente ha actualizado su previsión para 2015 con un crecimiento del 3,2%.
 

Chile supera las expectativas de crecimiento 

En Chile, el crecimiento del PIB real superó las expectativas en el primer trimestre de 2015, llegando a 2.4% o 4,2% (tasa anual desestacionalizada). El banco central dijo que todos los principales componentes del crecimiento crecieron en el Q1, salvo el índice manufacturero y el de pesca. Por el lado de la demanda, el PIB real fue impulsado por la demanda interna y las exportaciones netas (hasta 1,3% y 3,4%, respectivamente, en el 1er trimestre).
 
La contribución de la demanda interna ha ido mejorando y ahora ha sido positiva durante dos trimestres. A pesar de que el resultado del primer trimestre ha sido más fuerte de lo esperado, se mantienen unas previsiones de crecimiento del PIB real 2015 sin cambios en el 3%, suponiendo una tasa de crecimiento de 2015 del 3.2% (el consenso general estima el crecimiento para 2015 del 2.7%). En 2016, se observa un crecimiento del PIB real de 4%, de nuevo, un poco más optimista que la estimación del consenso de 3.5%.
 
¿Qué pasará con Argentina tras las elecciones?
Los datos del PIB real del primer trimestre para Argentina todavía no han sido publicados, aunque la evidencia anecdótica sugiere que el crecimiento fue ligeramente mejor que en el 4T, si lejos de estelar. La economía sigue estando estancada y es poco probable que se produzcan cambios significativos antes de las elecciones a finales de este año. Esperamos que el crecimiento siga siendo moderado en los próximos años. 
 
Mientras las expectativas de un cambio hacia políticas más favorables al mercado después de las elecciones han estado creciendo, los desequilibrios que se han acumulado en la economía en los últimos años tendrán que ser abordados por el siguiente presidente. Los ajustes políticos que veremos después de las elecciones es probable que mantengan el consumo deprimido. Afortunadamente, es probable que el cambio esperado en el gobierno y la política vengan acompañados de entradas de capital que harán que el ajuste económico sea menos doloroso.
 

Débil comercio del Perú

Por último, el débil comercio de Perú ha afectado negativamente al crecimiento económico, con un PIB real en el primer trimestre sólo del 1,7%, muy por debajo de la tendencia. El tercer trimestre consecutivo con disminución de las exportaciones peruanas en Q1 fue en gran parte el resultado de los precios de las materias primas más bajas y la débil demanda externa. Las malas perspectivas para los precios de los metales también ha afectado a la inversión privada, que cayó de nuevo en el primer trimestre tras una contracción del 1,6% en 2014. 
 
El fracaso del gobierno para ejecutar plenamente sus planes de presupuesto también actuaron como un lastre para el crecimiento en el Q1. Sin embargo, se espera que la mayoría de estos factores disminuya en el segundo trimestre y desaparezcan más claramente en la segunda mitad del año. Seguimos esperando que el crecimiento del Perú se fortalezca gradualmente este año, hasta el 3,5% en 2015 (de 2,4 % en 2014). En 2016, las previsiones apuntan a un crecimiento del PIB real del 4,7%.
 
Crecimiento del PIB América Latina 2015
 
¡Sé el primero en comentar!