blog Mejores Opiniones México
Las mejores opiniones sobre empresas, productos y mercados financieros mexicanos
Mejora tu formación y conoce a los expertos de la industria

Por qué sí debe haber reforma en salud

Se dice que los mexicanos gustamos y nos encantan las teorías de conspiración, el sospechosismo, y la reciente fuga de El Chapo (el capo de capos) da cuenta de ello porque la manera como se está manejando esta monumental y a la vez vergonzosa escapatoria, relacionándola como una cortina de humo para distraer a la opinión pública sobre una supuesta y próxima reforma en materia de salud evidencia la idea inicial: en México sospechar, crear historias basadas en conspiraciones maquiavélicamente tejidas es un deporte nacional. Sin embargo la supuesta reforma al sistema de salud es un tema interesante, de un profundo y real interés general.

                                                                  Fuga de El Chapo y reforma al IMSS

Una historia (de varias) sobre políticos:

Un nutrido grupo de ciudadanos (muchos de ellos con apenas lo básico para subsistir) han manifestado su desacuerdo, les parece un abuso y una desigualdad que los políticos de este país cobren salarios enormes, y están inconformes porque el trabajo que realiza la clase política deja mucho que desear, ejemplo: esta 62 legislatura de diputados, la que aprobó las reformas de Enrique Peña Nieto y que está por concluir funciones, actualmente está proponiendo que para el próximo año haya un “bono por desempeño” para que los legisladores reciban un pago extra de un millón de pesos por 8 meses de trabajo, esa cantidad sería adicional a lo que ganan por aguinaldo. Este pago no se ha dado antes a alguien y (de aprobarse) sería la primera vez que suceda. Esta cantidad significaría un aumento de 30% directo al gasto del Congreso, ¿de cuánto fue el aumento al salario mínimo? Esto demuestra el nivel de gasto y derroche que sin control alguno ejercen en general nuestros políticos.

 

La historia de Luz y Fuerza del Centro:

La decisión de liquidar a Luz y Fuerza del Centro se había domado desde 1974, pero las conveniencias de políticos sin escrúpulos y más comprometidos con intereses propios que con los de ciudadanos que en teoría representan, hicieron que el respectivo sindicato de electricistas sirviera para satisfacer beneficios políticos (por ejemplo obtención de votos a favor de determinado partido político), a cambio el grupo de electricistas obtenía prestaciones, dinero y favores disfrazados de “conquistas históricas para sus agremiados”. Esta nociva complicidad hizo que con el tiempo se convirtiera en un organismo costoso que llegó a tener más trabajadores de los necesarios, entonces a los mexicanos nos salía más caro mantener esa nómina.

Los líderes del sindicato de electricistas se hicieron ricos de forma inexplicable; a ellos les importaba más negociar con el gobierno en turno para seguir exprimiendo el presupuesto que emana de los contribuyentes.

  • Desde 1960 Luz y Fuerza aumentó sus gastos de operación y nunca redujo su presupuesto anual con trabajo eficiente.
  • Antes del año 2006 Luz y Fuerza tenía 41 mil 49 trabajadores, después de esa fecha pasó a 44 mil 508 pero ese aumento en la nómina no significó mayor productividad, sucedió todo lo contrario.
  • Los últimos tres años de esa empresa nos costaron a todos los mexicanos más de 35 mil millones de pesos. Ante una improductividad, altos sueldos, pago de pensiones, pago de prestaciones y enriquecimiento inexplicable de sus líderes ¿era justificable o no su disolución desde un punto de vista administrativo?

                                                             Disolución Luz y Fuerza del Centro

Una historia de maestros:

El último Estudio Internacional sobre Enseñanza y Aprendizaje reveló que México es líder en maestros que no están capacitados para impartir educación secundaria.

Hace un año, el centro de análisis de políticas públicas “México evalúa” demostró que todas las anomalías en la nómina de los maestros (por ejemplo los que no dan clases) nos cuestan a los mexicanos 51 mil millones cada año, es decir que se lo damos a profesores que hacen otras cosas menos estar en un aula enseñando y preparando a nuestras futuras generaciones. Esos 51 mil millones de pesos significan 9.3 veces más que todo el dinero que se destina a becar alumnos para que no abandonen la escuela y significa 2.6 veces más el presupuesto que se le da al Instituto Politécnico Nacional.

¿Por qué toleran esto las autoridades? por lo mismo que toleraron a Luz y Fuerza: los políticos han utilizado al sindicato de maestros para obtener votos, los profesores ubicados en los jugares más recónditos de México influían en el voto de los electores utilizando la dominación que ejercían al ser una figura de respeto y autoridad (junto al cura y al médico). A cambio de ello, los líderes magisteriales negociaron favores, dinero y recursos para ellos y para los agremiados, por ello tenemos ahora ese boquete de más de 50 mil millones cada año.

 

¿Cuál es la realidad del IMSS?

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tuvo en este 2015 un aumento de 4.2% en su presupuesto, es decir un total de 497 mil 695 millones de pesos, pero de esa cantidad utilizará más de 252 mil millones solamente para el pago de pensiones y jubilaciones de su personal, es decir, aproximadamente el 50% de su presupuesto lo utiliza para pagos a sus ex empleados.

El asunto del IMSS es el mismo que el que hemos descrito anteriormente: las triquiñuelas políticas permitieron que los trabajadores y ex trabajadores de este instituto gocen de prestaciones descomunales y muchos pensionados se retiran con jubilaciones superiores al 100% del sueldo que ganaban cuando estaban en activo ¿en qué trabajo te dan una pensión mensual superior al dinero que percibías cuando eras económicamente activo? respuesta: sólo en uno con un gobierno irresponsable. No está mal recibir una cantidad de dinero así siempre y cuando ello sea el resultado de lo que generaste con tu trabajo, pero esto no aplica en el caso del IMSS, pues muchas de estas “conquistas sindicales” también se deben a favoritismos y negociaciones políticas.

Las exageradas prestaciones y salarios de mandos medios hacia arriba fueron (entre otras cosas similares) las que pusieron en riesgo la viabilidad financiera a corto plazo del IMSS, por ello es que ahora dicen que en 4 años llegará el quiebre financiero del instituto.

 

¿Qué ha hecho el IMSS ante esta situación?

Como no puede dejar de pagar a los ex trabajadores financió las jubilaciones tomando el dinero de las reservas del Seguro de Enfermedades y Maternidad (SEM) que originalmente se utiliza para las consultas médicas, cirugías, partos, prestaciones a enfermos y diversos beneficios que son de los derechohabientes, y lo hizo así porque el Fondo Laboral que el IMSS hizo exclusivamente para pagar las jubilaciones de sus propios trabajadores se lo acabó desde 2013.

Lo peor es que el IMSS ha dicho que en lo que resta de este 2015 y 2016 seguirá utilizando al Seguro de Enfermedades y Maternidad utilizando entre 19 mil 595 y 22 mil millones de pesos cada año para cumplir con los pagos de jubilación de sus ex trabajadores.

Ahora tanto académicos como gente del mismo IMSS y legisladores están diciendo que para aligerar el peso financiero hay que “corregir las cuotas obrero-patronales”, es decir, están planteando que los trabajadores derechohabientes del IMSS paguen más dinero de su salario por el servicio que de por sí no es de lo mejor, de este modo quieren más recursos para seguir en el mismo esquema inviable que hasta hoy predomina.

                                                             Reforma al IMSS

Pensiones de la burocracia

La triste realidad es que actualmente las pensiones de los burócratas ya nos cuestan medio billón de pesos al año y la mayor carga en el pago de pensiones para los mexicanos están en primer lugar el IMSS y le siguen el ISSSTE, Pemex, DF y Estado de México.

Por último y para dimensionar el asunto, los más de 252 mil millones que el IMSS paga a sus jubilados es la misma cantidad que se le da en un año a los estados de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas e Hidalgo, pues todos ellos suman casi 249 mil millones de pesos.

Ante este panorama por supuesto que debe haber cambios financieros fuertes al IMSS, pero las autoridades no quieren tocar los privilegios de los trabajadores y sí pretenden que el “heroico pueblo mexicano” sea quien siga manteniendo los sueldos, prestaciones y privilegios de la burocracia. Una reforma al sistema de salud debe tener forzosamente los siguientes puntos como mínimo, algo diferente a eso tendría otros tintes y significaría que en el fondo el gobierno y sindicato quieren continuar haciéndose favores mutuamente a costillas de los mexicanos:

  • Una reforma al sistema de salud no puede reducir las prestaciones de los actuales trabajadores, pero sí debe aplicarse a los trabajadores de nuevo ingreso.
  • Debe reducirse la cantidad de pensión a los nuevos trabajadores del sistema de salud.
  • Deben bajarse radicalmente las prestaciones.
  • Debe haber una revisión a los contratos colectivos para quitar tantas prestaciones y privilegios exagerados.
  • Debe cambiar la situación de los trabajadores de confianza (no sindicalizados), pues muchos funcionarios de diferentes niveles tienen sueldos estratosféricos.
  • Acabar con las fugas “hormiga” en todos sus recursos del instituto, ello también genera muchas pérdidas.

 

Cualquier reforma que no toque los puntos anteriores entonces sí irá en perjuicio de los usuarios del IMSS y ante ese escenario la sociedad debe oponerse rotundamente de forma organizada. Una reforma debe estar enfocada a quitar privilegios a los trabajadores de nuevo ingreso y sólo darles los básicos que son por ley. Al igual que con los maestros, también habría que hacer evaluaciones a médicos y enfermeras para saber quiénes están aptos para el puesto. Se deben tomar medidas que generen ahorros, pues tan solo en el caso del ISSSTE, sus instalaciones y equipo ya son 80% obsoletos y ello (sumado a personal inadecuadamente capacitado) también genera fallas y negligencias.

 

 

¿Deseas sanear tus deudas?
  • Te mostramos cómo liquidar tu Buró de crédito, sin compromiso
  • Liquidalas con descuentos desde 40% hasta 90% sobre el monto total.