¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Mejores Opiniones México

Las mejores opiniones sobre empresas, productos y mercados financieros mexicanos

Religión y economía

 

A principios de siglo XX un sociólogo llamado Max Weber, desarrolló una tesis denominada “El trabajo ético protestante”. En esencia lo que el pensador alemán trataba de hacer era interpretar el comportamiento de la economía en base a la religión. Al parecer, su teoría no era del todo errónea pero sí incompleta, al paso de las décadas con las potentes herramientas estadísticas fue factible poder realizar mediciones donde la variable religiosa nos acercara a obtener datos que nos muestren patrones y posibles comportamientos de la economía.

 

El prominente especialista en macroeconomía Robert Barro, ha hecho hincapié en que las creencias religiosas de un individuo sí modifican su comportamiento financiero, al parecer Max Weber no estaba tan equivocado.

 

Barro, actual investigador de la Universidad de Harvard investigó a profundidad los datos de 59 países en donde la población profesa las religiones más generalizadas del mundo: cristianismo (en cualquiera de sus vertientes), budismo, hinduismo e islamismo, el estudio abarco desde 1981 hasta el año 2000 y los resultados fueron que existe un fuerte vínculo entre el desarrollo de los países y la creencia religiosa que profesan sus habitantes, en los países en vías de desarrollo esto se acentúa aun más.

 

Entre los datos que más llaman la atención se encuentra la creencia, en lo que los cristianos denominamos como infierno y paraíso, los que están relacionados con un crecimiento económico de la sociedad, lo anterior por un vínculo con la noción del premio-castigo como resultado de nuestros actos: Una economía boyante produce en el individuo una sensación de que su esfuerzo lo hará merecedor del cielo o lo opuesto, lo acercará a las llamas del infierno, pero por otro lado, la fe en un ser divino como Dios, pasa a segundo término. Es decir, mientras la gente más se acerca a una religión el desarrollo del país es menor. Aquí la dualidad se vuele más grande, como los niveles de productividad de los individuos deben de ser sobresalientes, simplemente no tienen tiempo de acudir a un ministerio religioso.

 

RELIGION ECONOMIA, RANKIA

 

De acuerdo a un estudio publicado en el año 2006 por la CIA (Agencia Central de Investigación por sus siglas en español), seis de los diez países con la población más acaudalada del mundo, tienen una población donde domina la religión protestante, el resto, se compone así: 3 países son católicos y 1 musulmán, - El dato que usaron para calcular la riqueza fue la Paridad del Poder de Compra per cápita (PPP) -.


De esta lista el país musulmán es Emiratos Árabes Unidos y los otros países donde se practica mayoritariamente la religión protestante son: Bermuda, Noruega, Dinamarca, Islandia, Guinea Ecuatorial y por supuesto, Estados Unidos. Del otro lado de la moneda, el estudio de la CIA reportó que entre los diez países con mayor pobreza, hay 7 países con mayoría católica y musulmana, dos con creencias autóctonas (Guinea Binssau y Tanzania) y sólo uno protestante que es Malawi.

 

Este estudio deja muchas cosas por interpretar con profundidad pero el dato es sólido, la mayoría de individuos que en el mundo practican el protestantismo tienen una mejor calidad de vida que sus contrapartes católicas y musulmanas. Al parecer Max Weber tenía razón: La religión y la economía tienen una profunda relación.

 

El colonialismo que fue un parte aguas para el crecimiento económico de Europa, con Inglaterra a la cabeza y alguna cantidad de alemanes colonizaron  lo que actualmente es Estados Unidos, mientras que toda Latinoamérica fue conquistada por España y en menor medida Portugal, ambos países con profundas creencias católicas.

 

La explosión del capitalismo que se dio en el siglo XVII tuvo un contexto religioso donde el protestantismo creció como una contraparte al catolicismo que era considerado por una gran cantidad de europeos como el modelo tradicional y rezagado.

 

De acuerdo a Weber, el protestantismo, muy especialmente la corriente calvinista mencionaba que el éxito en los negocios era una prueba exitosa de haber sido seleccionado por Dios, en el caso del catolicismo esto no sucedía.

 

Hablar de religión siempre será un camino entre espinas, apreciado lector, la mejor opinión la tiene usted. ¿Qué piensa?

 

Recomendado por 2 usuarios


Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos