La estafa con nombre seductor: La flor de la abundancia

La estafa con nombre seductor: La flor de la abundancia

Les llaman piramides, equemas, flores, todas son sinónimos de lo mismo: Un fraude. Estas piramides que han cobrado relevancia sobre todo en las redes sociales mexicanas, principalmente en Facebook, dejan sin un centavo a los incautos que caen en la telaraña de hurtos con nombres seductores como el de la Flor de la abundancia que promete retornos que superan el 500% en un periodo corto y que en México, donde la formación financiera más básica es casi nula, mueve millones.

 

Este tipo de promesas en donde se mueven millones de pesos y en donde participan personas que van desde gente de muy escasa preparación hasta individuos con carrera universitaria. Más o menos el fraude está asì: Por cada 128 flores que se realicen y en donde las contribuciones que cada incauto realice sean de 27 mil pesos, se acumullará una cantidad superior a los 55 millones de pesos, que obviamene, desaparecen de los bolsillos de muchos para terminar en las billeteras de unos cuantos.

 

El esquema en donde participan 15 personas y donde 8 son las que realizan las aportaciones que suman $27,000 acumulan $216,000 que se entragarán a un individuo en un nivel mayor. La insostenibilidad del esquemas es evidente.

 

 

flor de la abundancia, fraude, piramide,

 

 

Existen flores donde las cantidades pueden ser menores, varian desde unos cuantos cientos de pesos pesos hasta montos cercanos a 30 mil pesos. La inverosimil promesa para que las personas inviertan en estos fraudes es que el volumen de inviduos deberá crecer para que existan montos acumulados más grandes. Existen flores donde el retorno será de $100,000 para quienes aportaron $12,500. Lamentablemente la mayoría de quienes ingresan a estos esquemas lo hacen sin firmar ningún documento, hacen depósitos a una cuenta bancaria y la confianza es la moneda de cambio entre quién invita y recibe la invitación.

 

Para que los invrsores obtengan sus ganancias es indispenssable que se recluten más inversionistas que mantengan en pie el esquema y la flor se mantenga de pie.

 

Lamentablmene las redes sociales también dan fe de testimonios de incautos que vendieron parte de su patrimonio con tal de ingresar a estos esquemas, y lo que sigue es peor: La espera, la ansiedad de no recibir comunicación de la persona que involucró al inversionista, en la mayoría de los casos, esa persona simplemente desaparece con el dinero de los defraudados.

 

La escasa educación financiera en México pasa factura a una gran cantidad de personas que no tienen de su lado a ninguna autoridad en materia financiera, simplemente porque todos estos esquemas no están regulados. Nacen y operan al margen de la ley. 

 

¡Sé el primero en comentar!