"La economía nacional es directamente proporcional a la lucha contra la impunidad". Entrevistamos a Karla Mendoza.

"La economía nacional es directamente proporcional a la lucha contra la impunidad". Entrevistamos a Karla Mendoza.

Durante los últimos días el tema de la corrupción dentro de la paraestatal Pemex vinculando a su ex-director Emilio Lozoya Austin, con la empresa brasileña Odebrecht ha sido uno de los principales tópicos nacionales. No son nuevos los que escándalos vinculados a conflictos de interés pasando por sobornos y toda una amplia gama de claro-obscuros. El tema de la corrupción tiene un enorme impacto económico y hay datos muy interesantes que nos revelan que no sólo el gobierno en todos sus escalones es participe de esto. ¿La incitativa privada qué rol juega en lo anterior? Para hablar de este tema hemos tenido la oportunidad de conversar con una experta del tema. Karla Mendoza Morales, quien es especialista en el Sistema Nacional Anticorrupción y, además, es socia de uno de los despachos legales en México con más conocimiento del sector Fintech.

Karla nos ha dado acceso a algunos minutos de su tiempo para platicar con ella sobre uno de los temas de relevancia en México. Es un privilegio para Rankia conversar con ella.

 

Karla, a nombre de todos los lectores de Rankia te agradezco que nos brindes un espacio en tu agenda. Platícanos un poco sobre ti.

 

Mi vida profesional ha sido variada y ambiciosa tanto en sectores como en materias. He tenido el placer de haber sido parte desde los proyectos más humanos y sociales pasando por temas financieros hasta conocer y operar las entrañas de temas policiacos y de seguridad nacional.

Estas experiencias me han brindado una visión, considero yo, más amplia respecto a las personas y a la sociedad en general. He podido abstraer y reconocer con mayor facilidad a la gente quien cuenta con valores y que se distingue de otras.

Cierro los ojos y recuerdo desde mi primer trabajo hasta el actual, todos han sido importantes y no comparables los unos con los otros, todos han versado en materias distintas.

Comercial, bancario, contencioso, penal, financiero, de vivienda y social, seguridad pública, nacional, energético y actualmente una ferviente admiradora del Sistema Nacional Anticorrupción y sus respectivos Sistemas Locales.

Mi historial se resume en Eumex, de quien aprendí a fuerza de presiones todas las materias que había estudiado en mi alma mater la Escuela Libre de Derecho, toda vez que como empresa trasnacional yo, recién egresada, coordinaba todas las áreas a través de todos mis despachos externos. Aprendí a la fuerza de la presión del día a día.

Mi siguiente trabajo dio un vuelco radical, me integré a las filas del gobierno federal de quien quedé completamente fascinada, ahí transité gustosa entre varias áreas, mismas que ya había visto en mi anterior trabajo, pero como “autoridad”, era volverla a asumir, ahora desde el plano de responsabilidad administrativa.

Así podría contarles que he hecho en cada una de mis experiencias laborales, pero dejo para otra intervención que en su momento pueda ser partícipe, el hablarles más de mí, ahora solo me permitiré contarles en breve que desfilé por la nómina gubernamental del IPAB, Procuraduría Fiscal de la Federación, Comisión Nacional de Vivienda, BANSEFI, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, Procuraduría General de la República; y por la iniciativa privada en el ya referido EUMEX; asimismo, concibiendo, constituyendo, creando y operando empresas del sector energético en 3 empresas, y por último, actualmente siendo parte como Senior Partner de una firma llamada Legal & Compliance Advisors de la cual me siento honrada de pertenecer.

 

 

Actualmente estás haciendo cosas muy interesantes en el ámbito del Sistema Nacional Anticorrupción. Dinos algo sobre esta actividad.

 

Soy una apasionada del tema, ¿Qué estoy haciendo?, sensibilizando a la gente, ¿a quiénes? a los que se dejen. Sin ser parte de ninguna asociación en pro del movimiento anticorrupción de repente me veo platicando con la gente del tema y además de forma específica estoy dando cursos, aunque más que nada los llamaría “conversatorios” o pláticas con servidores públicos de instituciones gubernamentales de, al menos el orden federal y local (Ciudad de México) así como con algunas empresas.

Busco con las pláticas sensibilizar a las personas respecto de la importancia del tema, de las sanciones que implican no estar en conocimiento con el mismo, así como vendo un cuadro de sueños respecto a un México mejor una vez que todos estemos alineados con el mismo.

Es un cambio de paradigma y a eso siempre hemos estado acostumbrados, estoy convencida que costará mucho permear la resistencia de la gente, pero hemos ganado luchas más complejas y hoy hay mucha gente que despierta y quiere ser mejor. Lo podemos lograr, estoy convencido de ello. Hay más gente buena que mala, también es un hecho. Solo es cuestión que alcemos la voz y exijamos que las cosas puedan ser mejores y como consecuencia directa e inmediata, lo serán, dejaremos de quejarnos para ocuparnos.

Mis pláticas son de conocimiento, sensibilización y motivacionales, depende del foro que al que me esté dirigiendo y las capas que tenga que traspasar para su comprensión.

 

 

La corrupción es un lastre en la economía. Las cifras son una loza para las finanzas del país. Puedes ahondar un poco sobre estos datos.

 

Existe una percepción ciudadana de insatisfacción de los resultados contra la corrupción. El índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional de 2016, ubica a México en el lugar 123 de 176 países encuestados, con una calificación de 30 puntos en una escala de 0-100.

De acuerdo con un análisis de Transparencia Mexicana, México ocupa el último lugar entre los países de la OCDE, con una puntuación de 39 puntos por debajo del promedio de calificación de las 35 naciones que integran esa organización y que asciende a 69 puntos.

De acuerdo con la WEF (2016-2017), los temas más problemáticos para hacer negocios en México reflejan muchas de las características que enfrenta el país y que no han podido erradicarse.

México tiene malas calificaciones en temas relacionados con delincuencia, corrupción, educación pública, regulación, leyes específicas y ética, en donde ocupa lugares que van del 112 al 135, de muestra de 138 países.

 

 

Existe poca cultura financiera en México y también una nula cultura en temas anticorrupción. ¿Cómo cambiarias esto?

 

La capacitación es la herramienta para el cambio. No todos estamos obligados a conocer todos los temas, sin embargo, estamos obligados a estar actualizados como parte de este mundo globalizado y más en temas que nos afectan en el día a día de manera directa o indirecta.

Estos temas son relevantes para todo el mundo, de forma general, y de manera particular en México.

La educación es la única forma de cambiar todo… ¿de qué sirven los conocimientos nuevos si no pueden transmitirse y abstraerse?

 

 

La corrupción afecta a todos. Pero existe una percepción de que la corrupción atañe estrictamente al gobierno en todos sus niveles, ¿Esto es correcto? ¿O la iniciativa privada también debe de involucrarse en esta materia?

 

La corrupción afecta a todos indiscutiblemente. Hay una falsa apreciación de la realidad respecto a la corrupción, cuando uno piensa en esa palabra, generalmente viene a su mente el gobierno toda vez que ellos son los que cuentan con el poder y al final con los recursos que pertenecen a todos los ciudadanos debido al pago de sus impuestos. Sin embargo, hagamos un esfuerzo y pensemos de nueva cuenta en la palabra “corrupción”… el gobierno no hace ese sucio trabajo solo, se hace ayudar de particulares, ya sean personas físicas o empresas, para poder obtener y/l ganar, por poner un ejemplo claro, una licitación pública, invitación a cuando menos tres personas, o simplemente una adjudicación directa, tratando de actualizar el supuesto, a fuerza de calzador, de una excepción a la generalidad, que es la licitación, con el fin de poder llegar a un acuerdo y a un negocio (si bien ilícito) seguro para ambas partes.  

Es decir, así de claro, la corrupción es el resultado del binomio conformado por el servidor público (autoridad) y la iniciativa privada. Es por ello que el Sistema Nacional Anticorrupción abarca no solo al gobierno sino a los particulares y resalto que las sanciones que hay para ambos ámbitos no son menores.

 

 

Se viene una avalancha de información sobre el caso Odebrecht-Lozoya. ¿Qué nos puedes comentar sobre este tema?

 

El tema es simbólico por el “timing” de elecciones y porque una vez se demuestra a través de los medios de comunicación que hubo asuntos de corrupción en el que estuvieron involucrados nuestros políticos y lo peor aún un presidente que ha perdido completa legitimidad ante sus gobernados, sin embargo, por desgracia hay que admitir que no es el único caso, es importante, al igual que los temas de nuestros gobernadores corruptos que desgraciadamente están haciendo de México una noticia a nivel internacional.

El caso Odebrecht-Lozoya es importante debido a la vigencia del Sistema Nacional Anticorrupción que comenzó el 19 de julio de este año, con las aristas que ya conocemos, una falta en la ratificación de los magistrados del Tribunal y un nulo, escaso y ausente nombramiento del Fiscal Especial para Delitos de Corrupción.

Este tema es importante simplemente porque todas las personas, todo México a nivel nacional e internacional, esperan que el mecanismo de este Sistema Nacional Anticorrupción eche andar su maquinaria pesada para denotar que funciona y como medida ejemplificativa para que las personas que sean de valores “ligeritos” o simplemente amorales, piensen dos veces las consecuencias antes de violar la ley.

Este tema también es importante porque es un escándalo más del PRI, el partido actualmente en el poder, y se abre justamente cuando el PRI comienza a supuestamente reestructurarse por dentro con el fin de abrir la puerta a candidatos no afiliados al partido, pensando en alguien limpio como el Secretario Meade.

 

 

La situación económica de México ha tomado un respiro durante los últimos meses, pero hay muchas cosas que todavía inquietan. ¿Cuál es tu opinión sobre la economía nacional?

 

No soy una experta en la materia, sin embargo diría que la economía nacional está sujeta a la credibilidad que los inversionistas tengan en México tanto nacionales como internacionales, la economía de México está sujeta a que nuestro país vuelva a ser un nicho de oportunidades reales, sin subsidios imaginarios ni promesas falsas basadas en darle vuelta a la ley.

La economía nacional es directamente proporcional a la lucha contra la impunidad y específico a la necesaria aplicación del Sistema Nacional Anticorrupción y sus respectivos espejos en los tres órdenes de gobierno.

 

 

Si pudieras recomendarle un libro al hombre más rico de México. ¿Qué libro pondrías sobre el escritorio de Carlos Slim?

 

Me vienen a la mente varios, pero quiero poner sobre la mesa uno que me marcó y que quiero comentar que lo he regalado más de 20 veces esperando la reacción de la gente que lo lee y que nada tiene que ver con el enfoque que se hizo a nivel cinematográfico.

“La Ladrona de Libros” de Markus Zusak, siempre me gusta pensar que si fuera yo un libro, sin duda alguno sería éste. ¿Por qué?

Son dos aspectos, el primero que resalto es una oda al auto aprendizaje, a tratar de comerse el mundo a mordidas, a tener despierta la curiosidad que hemos olvidado, la tan olvidada maravilla de sorprendernos de las cosas, situaciones y personas, a saber lo que se quiere y lograrlo; el segundo y no menos importante, comprender la mirada amorosa y agradecida de una niña (adoptada) hacia sus padres, una mirada que la obliga a valorar su esfuerzo y bondad por sobre todas las cosas, misma que descubres entre líneas en el transcurso del libro pero que se confiesa con una verdad dolorosa en los últimos capítulos en que ella devela hacia el lector los hermosos sentimientos que guarda para sus padres.

Si todo tuviéramos claro o tuviéramos la suerte de vivir y apreciar el valor de la base de la sociedad que es la familia, estoy convencida que todo sería diferente, todos tendríamos un respeto por el tercero con el que te cruzas día a día en la vida y que sabrías y tendrías la disponibilidad de que tú, tienes la capacidad de cambiarle la vida a un desconocido y que tu actitud en el día a día podría hacer la diferencia hacia cualquier persona.

El libro en comento en particular demuestra el poder que en general te dan los libros y la familia para respetar el entorno en el que uno se desenvuelve.

 

 

Invertir es una tarea de largo plazo que hay que iniciar en el corto plazo. ¿En qué invertirías actualmente?: A) Renta Fija, B) Dólares o c) Acciones ¿Y por qué?

 

Yo no invertiría en ninguna de éstas, yo invertiría en Bitcoins, Etherum y Plataformas Fintech, por ejemplo “Yo te Presto”, porque es un crowdfounding (empresas de financiamiento colectivo).

Es una buena inversión porque te dan un rendimiento mayor al bancario y para los que requieren el crédito les dan una tasa de interés más baja.

Es fácil rápido y seguro invertir y no debes de ser un experto para invertir, solo buscar un proyecto en el que creas y que permite que no se arriesguen tus ahorros.

 

 

Esta pregunta la hacemos a todos nuestros entrevistados. ¿Cuál es tu película favorita de temas financieros y por qué?

 

El lobo de Wall Street, una película que demuestra la mente brillante de Jordan Belfort que demuestra por un lado que el ascenso a un mundo que aparentemente se pensaba lejano a la posibilidad real que se tenía como clase media, demuestra que es inversamente proporcional a los valores que como persona se tienen.

La película demuestra que cuando se llega a esos niveles, los valores de las personas cambian, se relajan porque todo, aparentemente “todo”, se piensa, en esos niveles, que puede ser comprado con dinero, hasta los mismos valores.

 

¡Sé el primero en comentar!