Sismos no afectarán crecimiento económico de México

Sismos no afectarán crecimiento económico de México

Los sismos de septiembre en México causaron afectaciones económicas importantes, sin embargo como los daños se concentraron en lugares muy específicos se prevé que su impacto no afectará el crecimiento económico del país, es decir que no habrán repercusiones en las tasas de crecimiento a nivel nacional.

Sismos no afectarán crecimiento económico de México

Lo anterior se debe a que los sismos no pudieron afectar de manera importante la capacidad productiva del país, aunque lo que sí ocasionaron fue que en las áreas perjudicadas se interrumpiera la actividad del sector servicios, sin embargo las dificultades sólo serán visibles en el corto plazo, es decir que será temporal, pasará pronto y afectó sólo el ámbito local.

 

Esto sólo significa una cosa: cuando el dinero para la reconstrucción se ponga en circulación, las zonas siniestradas muy probablemente repuntarán en los próximos meses debido a la actividad que tendrá la industria local de la construcción.

 

Sismos de septiembre en México – ¿de cuánto fueron las pérdidas económicas?

Bancomer calcula una pérdida preliminar por 2 mil 500 millones de dólares, lo cual apenas significa un 0.3 % del Producto Interno Bruto (PIB). Para hacer una comparación con el terremoto de 1985, en aquél año las pérdidas fueron por 11 mil 500 millones de dólares, pero en este 2017 aún hay que considerar que esta cantidad de dinero puede subir conforme el censo de bienes siniestrados vaya en aumento.

 

¿Qué actividades económicas afectan los sismos?

En general los desastres naturales afectan a la economía en tres niveles:

  • Primero: son afectaciones que se perciben de inmediato debido a que destruyen activos con capacidad de producción. Generalmente los bienes de generación de capital es lo primero dañado por un sismo importante.
  • Segundo: son efectos a mediano plazo, se trata de impactos negativos sobre el sector servicios de los lugares afectados, por ejemplo: turismo, comercio, escuelas, restaurantes, hoteles, bienes inmuebles y los servicios de alquiler como estacionamientos u oficinas.
  • Tercero: son los efectos de mediano y largo plazo. Esto ya tiene que ver con las labores de reconstrucción. En esta etapa puede haber mayor o menor efecto sobre el crecimiento del PIB, dependiendo de la cantidad de pérdidas y de la duración del deterioro económico de las zonas afectadas.

 

Sismos no afectarán crecimiento económico de México

 

En el caso de los sismos de septiembre, estos no destruyeron una parte importante de los bienes con capacidad de producción, y los que resultaron afectados no impactan la producción media nacional de los bienes y servicios de nuestra economía, es por ello que no se encuentra comprometida la capacidad productiva del país; en consecuencia: el PIB no tendrá reveces importantes.

 

Por fortuna, los sismos no destruyeron infraestructura pública (Pemex, CFE, por ejemplo), tampoco se dañó la capacidad productiva de la iniciativa privada.

 

 

¿Cuál fue el porcentaje de daño en la Ciudad de México por los sismos?

Hasta el momento se calculan unas 4 mil viviendas dañadas, y de ellas se estima que 30% tienen un severo daño estructural que las hace inhabitables y por tanto deben ser destruidas. Todas esas casas dañadas apenas representan 0.2% de todas las viviendas que hay en la ciudad.

 

La situación en los otros estados afectados por los sismos es diferente:

  • En Morelos el porcentaje de viviendas dañadas fue de 2.1%
  • En Oaxaca y Chiapas (los más afectados) 12.3% de todas sus viviendas tuvieron daños. El problema para estas entidades es que son los estados menos productivos del país y juntos apenas generan 3.2% del PIB, en contraste la Ciudad de México aporta 16.8 % del PIB.

 

Sismos no afectarán crecimiento económico de México

 

Lo más aconsejable es que en la reconstrucción de las zonas afectadas tenga participación  pública y privada, la cual incluye las donaciones particulares nacionales y extranjeras hechas hasta hoy y las que se sumen, también el dinero del FONDEN, así como los 150 millones de dólares de un seguro contra catástrofes naturales firmado con el Banco Mundial a inicios de 2017.

 

En medio de este desastre natural podemos ver que como no habrá impactos importantes sobre nuestra economía (debido a que la capacidad productiva no se vio afectada), tampoco está comprometida la oferta y demanda de bienes y servicios, de modo que no existe razón para un alza de precios en las próximas semanas y meses.

 

 

Con información de BBVA Research.

 

 

¡Sé el primero en comentar!