IMSS: Número de Seguro Social duplicado, ¿qué hacer?

IMSS: Número de Seguro Social duplicado, ¿qué hacer?

Primero hay que aclarar que el número de seguridad social es un registro intransferible y permanente y se utiliza para tener un registro de los trabajadores que están asegurados. Curiosamente alguien podría llegar a tener hasta cuatro números de seguridad social y ello puede deberse a que primero tenemos un registro por uno o ambos padres que nos han asegurado, luego si seguimos estudiando podemos gozar del llamado seguro facultativo, cuando ingresamos al mercado de trabajo ya tenemos seguro por nosotros mismos y puede haber uno más por concubinato o por ser beneficiario para el pago de alguna pensión.

IMSS: Número de Seguro Social duplicado, qué hacer

¿Qué problemas genera tener el número de seguridad social duplicado?

Todo lo anterior hace que sea común tener dos o hasta más números  de seguro social. Tener este número duplicado, triplicado o hasta cuadriplicado puede ocasionar las siguientes situaciones:

 

  • Problemas al solicitar prestaciones como servicios de las guarderías del IMSS.
  • Dificultades para tramitar un crédito Infonavit.
  • Mal conteo en las semanas de cotización.
  • Problemas para solicitar la jubilación o pensión.
  • Problemas al tramitar una incapacidad.
  • No poder gozar de prestaciones como ayuda por desempleo o matrimonio.
  • Esta duplicidad también puede afectar la vigencia de derechos de los beneficiarios y hasta su derecho a consulta médica.

 

Desafortunadamente no se puede saber si alguien tiene mal su número de seguridad social hasta que se presenta un problema para tramitar una prestación o servicio, y es en ese momento cuando lo que necesite le será negado hasta solucionar este asunto.

 

 

¿Qué hacer si el número de seguridad social está duplicado o repetido?

Lo que debe hacerse es solicitar una homologación de el o los números repetidos, pero antes de solicitar eso debes hacer lo siguiente:

 

  1. Acudir con la Afore, explicar el problema y notificarles de los trabajos que has tenido para que puedan ubicar mejor los números de seguridad social que has generado. Si tuvieras recibos de nómina de tus trabajos anteriores sería mucho mejor.
  2. Hecho lo anterior debes ir a una subdelegación del IMSS y solicitar la homologación de NSS.
  3. Internamente el IMSS verificará que los NSS que tiene en sus registros coincidan con el RFC y CURP, si los están correctos no debe haber problema en hacer la homologación.

 

 

Con esta homologación se debe regularizar la situación del afectado. Aquí recomendamos revisar que todas sus semanas las tenga completas y bien contadas, para evitar problemas cuando requiera tramitar su pensión o jubilación.

 

 

¡Sé el primero en comentar!