¿Deseas abrir un negocio? Descubre algunas fuentes de financiación

¿Deseas abrir un negocio? Descubre algunas fuentes de financiación

La inspiración puede aparecer en cualquier momento y en cualquier lugar. Esto significa que la llegada de una idea para el emprendimiento puede ser más fácil que encontrar los recursos financieros necesarios para ponerlo en marcha e incluso para mantenerlo. 

Las cifras que muestran la esperanza de vida de los negocios en México son sin duda alguna preocupantes, y es que nada menos que el setenta y cinco por ciento de las empresas cierra tan solo dos años después de su nacimiento. 

 

Según los datos proporcionados por INEGI, abren más de un millón de negocios anualmente en este país, pero cierran más de ochocientos ochenta mil. Este cierre no es gratuito, ya que precisa un gasto de cuarenta mil pesos y, además, para concluir este proceso se puede tardar incluso hasta dos años.

 

Préstamos express

 

¿Por qué solicitar préstamos personales a la hora de abrir un negocio?

A pesar de que los emprendedores aseguran que en México existe mucho dinero, estos también admiten que la conexión entre ellos y los recursos es escasa. Por eso no es de extrañar que el sesenta y cinco por ciento de los emprendimientos en este país fracasen al no disponer de los ingresos suficientes para continuar su actividad, y que el treinta y ocho por ciento tenga problemas de financiación.

Con el fin de ayudar a estos emprendedores a abrir o expandir su negocio, así como para resolver otros tantos problemas económicos, existen en la actualidad diversas entidades financieras que ofrecen préstamos personales. Gracias a estos servicios el individuo podrá disponer del monto necesario de manera inmediata y devolverlo posteriormente en cómodos plazos.

La seguridad es muy importante a la hora de recurrir a una empresa online para solicitar crédito. El interesado podrá conseguir préstamos personales confiables en Moneyman, ya que cuenta con el certificado de seguridad que garantiza que todos sus datos personales están protegidos.

 

¿Qué otras fuentes de financiación existen?

Sin duda alguna los préstamos personales se convierten en la mejor fuente de financiamiento para emprendedores. No obstante, los individuos también pueden recurrir a otras alternativas, como por ejemplo la triple F, una vía conocida en inglés con el término Friends, Family and Fools, lo que en español significa amigos, familia y tontos. Se trata de que el emprendedor pida dinero a aquellas personas que confían en él. Esta opción puede ser útil si no cuenta con un historial que le respalde.

Otra de las fuentes de financiación que existen es el crowdfunding, la cual consiste en que el emprendedor publique su proyecto en plataformas digitales destinadas a ello. De esta forma será público para que cualquier persona interesada pueda invertir en él. También puede recurrir al capital semilla y a los inversionistas ángeles, particulares que desean ayudar a los emprendedores, los cuales además de aportar dinero, también proporcionan asesoramiento, consejos y talleres.

Los emprendedores también pueden informarse acerca del financiamiento gubernamental, es decir, las ayudas procedentes del sector público destinadas al ecosistema emprendedor. Algunos de esos recursos son a fondo perdido y otros proporcionan solo una parte del dinero que cuesta poner en marcha el proyecto.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar