Cómo tener un historial crediticio correcto

En México hay un dicho más o menos conocido que dice “si no debes, no existes” lo cual es muy cierto. Todavía hay personas que acostumbran ahorrar cuando quieren comprar algo en lugar de usar un crédito y lo hacen así por hábito, principios, estilo de vida, etcétera, el problema con este método de compra es que, si bien no presenta problemas de impago, el día que por necesidad requieran de un crédito grande como uno automotriz, hipotecario, para negocio, etcétera, simplemente les será negado, pues como nunca han tenido deudas las instituciones de crédito no tienen elementos para evaluar el comportamiento que se tiene frente a las deudas. A continuación te daremos unos consejos para que mantengas un historial crediticio correcto o sano que te permita obtener diferentes créditos:

 

Buró de crédito

 

 

Historial crediticio correcto – No rebasar tu capacidad de pago

Aunque tengas una línea de crédito grande o importante, no te endeudes más allá de lo que puedes pagar. Debes hacer un presupuesto para saber qué cantidad de tu ingreso la puedes destinar al pago de tus deudas.

 

 

Historial crediticio correcto – Presupuesto, presupuesto, presupuesto

Es necesario que te acostumbres a hacer un presupuesto para controlar gastos y basarlos en un ingreso, tal como hacen las empresas serias y eficientes o ¿qué tu hogar no es una empresa en pequeño? Empieza por identificar cuáles son tus pagos así como sus fechas límite. También registra lo que gastas para que nada se te escape y lleves así un control pormenorizado.

 

 

Historial crediticio correcto – Paga puntualmente

No pagar tus créditos dentro de las fechas establecidas te costará dinero, pues cuando te atrasas en tus compromisos financieros generas intereses y así es como crecen las deudas. Debes estar al pendiente de tus deudas en tarjetas de crédito, pero también en tus facturas de electricidad, telefonía, hipoteca, etcétera, pues cada vez más empresas mandan información sobre el comportamiento de tus deudas al buró de crédito, por ejemplo actualmente Infonavit ya consulta esta base de datos para otorgar o no un crédito hipotecario.

 

 

Historial crediticio correcto – Desarrolla el hábito del ahorro

Lo recomendable es al menos ahorrar el 10% de tu ingreso pero si no puedes el 5% está bien. La idea de hacer esto y tener ese dinero en alguna cuenta también sirve como una buena referencia bancaria al momento de solicitar un crédito.

 

Buro de credito

 

Historial crediticio correcto – Uso correcto de la tarjeta de crédito

¿A qué nos referimos con esto? pues a que no hagas compras por impulso. Las tarjetas de crédito son una excelente herramienta financieras cuando las usas adecuadamente. Lo más recomendable es utilizarla para alguna emergencia y no como un método de pago recurrente, aunque hay bancos que prácticamente te obligan a hacer un número determinado de compras mes a mes para no pagar la anualidad. En este caso úsala domiciliando algunos consumos pero liquídalos de manera puntual.

 

Historial crediticio correcto – No esperes descuentos

Hay personas que usan su tarjeta y luego dejan de pagar para que les ofrezcan un descuento, lo hacen creyendo que han ganado algo, sin embargo esto es lo peor que puedes hacer si quieres afectar tu historial crediticio, porque ese mal comportamiento quedará registrado y gracias a ese error financiero te cerrarás las puertas para obtener otros créditos.

 

 

Reporte buró de crédito

Si ya tienes problemas para pagar y no has abonado a tus mensualidades:

 

Historial crediticio correcto – No dejes que la deuda te controle

Si por alguna razón, imprevisto o emergencia no puedes cumplir con tus pagos al banco, platícalo con tu acreedor. Siempre será mejor que informes la situación a dejar que pase el tiempo sin que tu deudor tenga un estatus de tu cuenta.

 

Historial crediticio correcto – Ten contacto permanente con el banco

Siempre debes manifestar que tienes voluntad por pagar tu deuda, así que es una pésima idea esperar a que los servicios de cobranza lleguen a ti, mejor acude al banco o con tu acreedor, explica la situación y establece compromisos reales de pago.

 

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar