Costo y financiamiento del Insabi, costos del sistema de salud de México

Costo y financiamiento del Insabi, costos del sistema de salud de México

Durante la primera quincena de enero el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) ha causado mucho interés entre la población mexicana, principalmente entre los afiliados al Seguro Popular, pues este último dejó de existir y sus funciones serían tomadas por el nuevo instituto creado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero ¿cuál es el costo del Insabi? ¿es viable construirlo? ¿cuánto cuesta el sistema de salud en México?

¿Cuál es el objetivo del Insabi?

La presente administración federal presentó un proyecto de decreto para crear un sistema de salud de acceso universal (gratuito y que incluyera medicinas), dicho sistema de salud sería el Instituto de Salud para el Bienestar.

 

Sin duda proveer de salud a cualquier ciudadano que lo necesite, sin importar si está afiliado o no a la seguridad social sería un proyecto muy ambicioso para cualquier gobierno, pero lograrlo no sólo por decreto sino con el soporte de una viabilidad financiera real, constituiría un logro todavía mayor y sería una de los más grandes beneficios de cualquier administración en cualquier parte del mundo.

¿Cuánto cuesta el sistema de salud en México?

Según datos de 2019 de la Dirección de Información en Salud Sistema de Cuentas en Salud a Nivel Federal y Estatal (Sicuentas) de la Secretaría de Salud, el dinero utilizado para financiar los servicios de salud en México durante 2017 fue de casi de 623 mil millones de pesos, es decir casi tres veces el gasto de la Ciudad de México en 2019.

 

¿Cuánto costaría implementar el Insabi?

Estimaciones del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria AC (CIEP) aseguran que poner en marcha el Insabi tendría un costo de al menos 160 mil millones de pesos y en un caso extremo hasta 905 mil millones de pesos (entre 0.65 y 3.63% del PIB), es decir que si nos vamos al costo máximo, la operación de este instituto sobrepasaría el presupuesto de todo el sistema de salud de México.

 

Sin embargo el precio del arranque de Insabi según estos cálculos del CIEP sólo incluye los costos asociados a proveer los servicios de salud, y no incluye el costo del personal necesario para aumentar la capacidad para así suministrar los servicios de salud.

 

¿De dónde saldría el dinero para el Insabi?

De acuerdo al documento de iniciativa del Proyecto de Decreto por el que se reforma la Ley General de Salud de México presentada en 2019 ante el Congreso de la Unión, el financiamiento para el Insabi sería obligatorio por parte del gobierno federal pero el documento mandado a los legisladores no precisa lo siguiente:

 

  1. En qué medida se seguirá con el esquema financiero por parte del Sistema de Protección Social en Salud (SPSS).
  2. No se especifica quienes serán los receptores para este recurso en los estados, pues el decreto es ambiguo ya que en algunas hojas menciona a los Gobiernos Estatales y en otras a los Servicios Estatales de Salud (Sesa).
  3. La iniciativa del gobierno de López Obrador considera aportaciones para el Insabi con recursos propios considerando el número de afiliados atendidos, pero no detalla cómo se definirán las aportaciones de los estados y municipios.
  4. El decreto tampoco garantiza la transparencia en la participación estatal y municipal en el financiamiento de los servicios de salud. Cabe recordar que esto ha generado constante tensión entre los Servicios de Salud Estatales y la Comisión Nacional de Protección Social en Salud (CNPSS).

 

El Insabi y su objetivo de brindar servicios de salud a cualquier ciudadano mexicano sería un gran logro para cualquier gobierno, pero antes de ello lo más importante es establecer las bases financieras que le den existencia a través del tiempo.

 

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!