¿Qué es la Política Nacional de Inclusión Financiera?

¿Qué es la Política Nacional de Inclusión Financiera?

La inclusión financiera es la piedra angular para el crecimiento de la información. Con el fin de lograr una mayor inclusión financiera en todo el país. De acuerdo a los datos del Consejo Nacional de Inclusión Financiera (CONAIF) y el Comité de Educación Financiera (CEF) han presentado la Política Nacional de Inclusión Financiera lo que busca ser el brazo ejecutor para mejorar el crecimiento económico y desarrollar una mejora en el bienestar de la población.

 

En México el rezago en materia de inclusión financiera ex un tema en donde existen grandes adeudos que tienen las autoridades y las instituciones. Tanto la Secretaría de Hacienda, el Banco de México y algunas entidades más, han realizado una actualización de una política que se fundamenta en seis objetivos.  Estos objetivos se enfocan en facilitar que los usuarios y consumidores de servicios financieros tengan un acceso más simple sobre todo para pequeñas y medianas empresas, así como para incrementar los pagos digitales y aumentar la inclusión financiera.

 

Los objetivos son los siguientes:

 

  • Facilitar el acceso a productos y servicios financieros para personas y mipymes.

 

  • Incrementar pagos digitales entre la población, comercios, empresas y el gobierno.

 

  • Fortalecer la infraestructura para facilitar el acceso y provisión de productos y servicios financieros.

 

  • Incrementar las competencias económico-financieras de la población.

 

  • Fortalecer el acceso a herramientas de información y a mecanismos de protección financiera.

 

  • Favorecer la inclusión financiera de personas en situación de vulnerabilidad.

 

Las metas son claras y están bien definidas.

 

  • Se busca que al menos 77% de las personas adultas con cuenten, al menos, con un producto financiero, versus el 68% que existía en el año 2018.

 

  • Por otra parte, se busca que el 65% de las personas adultas cuenten con al menos una cuenta bancaria versus el 47% que existía en el año 2018.

 

  • Se busca que se eleve la cantidad de personas adultas que comparen los servicios financieros antes de contratarlos, llevando la cifra a 35% versus el 29% en el año 2018.

 

  • Elevar a 60 el número de transacciones y transferencias electrónicas per capita que se realizan en México versus 37 que se realizaban en el año 2018.
¡Sé el primero en comentar!