UBS revisa a la baja el crecimiento de México

UBS revisa a la baja el crecimiento de México

Las revisiones de crecimiento de la economía mexicana continúan a la baja. Es el caso de UBS que pronostica que el Producto Interno Bruto de México disminuya un 7,6% en 2020.

 

UBS revisa a la baja el crecimiento de México

 

El banco de inversiones suizo estima que la baja el crecimiento económico de México este año, será de -3.5% a -7.6%, esto significa un decrecimiento peor que cualquier disminución anual que se haya observado durante las crisis mexicanas de deuda de la década de los ochentas, la crisis del Tequila de 1995 o la crisis financiera de los años 2008 y 2009.

 

En este decrecimiento existen factores clave: el primero, de acuerdo a los economistas estadounidenses de UBS, han reducido el crecimiento de los Estados Unidos a -6% en 2020; y segundo, la respuesta de la política mexicana al coronavirus se encuentra entre las más débiles del mundo. De acuerdo al banco de inversión, estima que la economía se contraiga en un 13% interanual en el segundo trimestre y en –11% interanual en el tercer trimestre.

 

La economía comenzará a recuperarse en el segundo semestre de este año, pero su recuperación será recuperación sea gradual. La estimación de crecimiento del 4.5% para 2021 aún dejaría a la economía lejos de los niveles de los pronósticos que tenían.

 

La institución financiera menciona que los motores de consumo se detendrán en el segundo trimestre. Es probable que el impacto en el empleo no tenga precedentes (el presidente AMLO ya anunció que se perdieron más de 300 mil empleos entre el 13 de marzo y el 6 de abril) y UBS pronostica que la tasa de desempleo aumentará por encima de los máximos observados en la crisis del Tequila. (7.6%) entre ahora y el tercer trimestre de este año.

 

También menciona en su documento que las remesas tendrán una fuerte caída debido a la fuerte desaceleración económica en los Estados Unidos. Se estima que el consumo privado se contraerá a una tasa similar al PIB en 2020. En cuanto a la inversión, que ya venía de una disminución del 4.9% en 2019, es probable que se contraiga en un 20% adicional en 2020. Dada la incertidumbre sobre COVID-19, existen altas posibilidades de que las empresas buscarán preservar el efectivo en el entorno actual. Además, también existe una mayor incertidumbre con respecto a la dirección de la política que pesará sobre el nuevo gasto de capital, con AMLO afirmando que COVID-19 presenta una buena oportunidad para acelerar su cuarta transformación prometida del Estado y con las autoridades apoyando la reciente cancelación de un proyecto de cervecería Constellation Foods muy avanzado en Mexicali después de que una consulta popular votó en contra de su finalización.

¡Sé el primero en comentar!