Agotamiento emocional por un mal Home Office baja la productividad, ¿cómo evitarlo?

Agotamiento emocional por un mal Home Office baja la productividad, ¿cómo evitarlo?

El confinamiento forzado que vivimos por el Coronavirus hizo que muchas de las empresas en México reaccionaran, incluso más rápido que el gobierno (como en prácticamente todo) y desde antes del 23 de marzo pasado, cuando se declaró oficialmente la emergencia sanitaria, muchos empleados fueron enviados a hacer home office, sin embargo, después de un tiempo el trabajo desde casa puede generar agotamiento emocional y ello a su vez conducir a una baja productividad, ¿cómo podemos evitarlo?

Empleada con agotamiento profesional

El trabajo a distancia o home office es el sueño de muchos: dormir un poco más, no estar atorado en el tráfico, ahorro en gastos de transporte, más tiempo para nosotros mismos, etcétera, pero en este momento el contexto que vivimos por un drástico aislamiento social genera un ingrediente especial que juega en contra de quien está confinado a trabajar en casa, dicho ingrediente se llama salud mental.

 

La Asociación Mexicana de Psicología Hospitalaria (AMPH) asegura que en estos momentos de aislamiento social, más la información excesiva sobre el Coronavirus en los medios de comunicación, más la ansiedad e histeria colectiva hacen estragos en nuestra salud mental y cuando eso ocurre podemos entrar en un desequilibrio emocional.

 

Para la AMPH una constante exposición a las noticias en medios tradicionales (radio y TV), en redes sociales y toda información que se refiera a la situación sanitaria puede afectar nuestra salud mental porque nos genera miedo, incertidumbre, ansiedad, tristeza, falta de control y frustración.

 

Cuando ejecutamos un mal home office en medio de un aislamiento social, más un desequilibrio emocional, en seguida puede venir un agotamiento emocional, y ello significaría llevar al empleado a padecer “síndrome de burn out” o agotamiento profesional.

Buen Home Office

El término "burn out" inició en el ámbito del deporte anglosajón y en nuestro idioma se traduce como "estar quemado"; luego, en la década de los 70 comenzó a utilizarse para referirse a la fatiga y cansancio entre personal de la salud, servicios sociales y profesionales educativos; con el tiempo se comprobó que todos los profesionales, sin importar su ámbito, pueden desanimarse y perder el entusiasmo por su trabajo.

 

Este “síndrome de agotamiento profesional” o “burn out” significa cansancio emocional, que a su vez conduce a perder la motivación por sentimientos de inadecuación y fracaso. Se manifiesta en síntomas de agotamiento emocional, despersonalización y sentimientos de realización, en una palabra, todo esto es una sintomatología depresiva que desencadena una baja productividad.

 

¿Cómo hacer un buen home office?

Cuando escuchamos las palabras home office solemos pensar en estar en pijama trabajando desde la cama. Tal vez un par de veces está bien, pero hacerlo frecuentemente, con la misma ropa o estilo de ella y haciendo lo mismo puede hacer que nuestra mente desarrolle agotamiento emocional.

 

Para evitarlo debemos hacer lo siguiente:

  1. Aún estando en tu casa hay que buscar diferentes espacios para hacer nuestras actividades, esto “engaña al cerebro” para que crea que todos los días no son iguales. Define lugares para trabajar, comer, descansar y ejercitarte. Hacer esto libera la presión de estar 24/7 en un mismo lugar.
  2. Continúa con tu higiene personal, que el aislamiento no signifique descuidarse.
  3. Hay que seguir con la rutina de bañarse a la misma hora que lo hacíamos, o bien establecer otra pero respetándola. Tampoco olvidar peinarnos, cepillarnos los dientes, etc.
  4. Si lo necesitas haz una agenda. Hacer planes nos da seguridad.
  5. Si hacías ejercicio intenta hacerlo en casa, respeta tus horas de sueño y de comidas. El ejercicio por ejemplo hace que el cerebro se enfoque en el esfuerzo físico y nos aleja de pensamientos intrusivos, preocupación, ansiedad y angustia.
  6. Como el aislamiento genera sentimiento de soledad, el estar la gran mayoría del tiempo en casa puede provocar ansiedad por sentirse solo y no ver a los amigos o a la familia. Se pueden hacer video llamadas para contrarrestar la ansiedad que produce el sentimiento de soledad.

 

Enfermo de noticias por coronavirus

Consejos para un buen Home Office - cuando tienes adolescentes

A los jovencitos entre 12 y 13 años se les considera que están en etapa pre adolescente y a este grupo por la cuestión emocional que les podría generar el coronavirus se les considera grupo de riesgo por los cambios que atraviesan propios de su edad, por ejemplo los emocionales, físicos y hormonales; si a ese coctel ya en sí complicado le sumamos el aislamiento social, los adolescentes podrían sentirse con incertidumbre, tristeza, confusión, frustración e impotencia. Si tienes hijos en esta etapa hay que establecer una comunicación abierta en donde ellos puedan decir lo que sienten.

 

Consejos para un buen Home Office – Uso de Redes Sociales

Al mismo tiempo que es recomendable tener una comunicación abierta entre familia, deben limitar  el tiempo que están en redes sociales y de ser posible establecer un horario. La idea de hacer esto es disminuir la ansiedad que generan los medios por su excesiva cobertura sobre noticias referentes a la emergencia sanitaria.

 

Consejos para un buen Home Office – pasa tiempo a solas

La AMPH recomienda pasar entre 30, 45 minutos y hasta 1 hora a solas y que lo uses para lo que te guste, desde meditar hasta escuchar música, hacer ejercicio, leer, etcétera. Cada integrante de la familia debe tener su propio tiempo y los demás respetar ese acuerdo.

 

 

Pareciera que los consejos anteriores nada tuvieran que ver con la productividad, sin embargo, los especialistas han encontrado que llevarlos a cabo ayuda mucho a disminuir el cansancio emocional, el cual suele llevar a la persona a un agotamiento profesional y este a su vez empuja a la persona a ser cada vez menos productiva en su propia casa.

 

 

¡Sé el primero en comentar!