La crisis del mercado laboral mexicano podría no haber tocado fondo

La crisis del mercado laboral mexicano podría no haber tocado fondo

Sabíamos que esta sería una crisis de empleo, pero ¿Ya tocamos fondo?, la economía se detuvo como nunca en la historia contemporánea de México como resultado de la pandemia del COVID-19, los efectos arrasaron como un tsunami sobre la oferta y demanda interna y global, todavía hoy los estragos sobre el trabajo están afectando de manera severa a las economías de México y de todo el orbe. En base a la información aportada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el empleo formal tuvo durante mayo una caída interanual de -3.9%. En la misma sintonía, el empleo eventual ha sido el más afectado, ya que tuvo una reducción en el nivel de empleo de -10.2%, cayendo al menor nivel desde julio de 2001; En cuanto al empleo permanente también ha tenido una afectación mostrando una tasa interanual -2.9%, que en términos de estructura productiva tiene un impacto mayor, debido a que el empleo tiene una pérdida de capital humano y quebranta las trayectorias profesionales de los trabajadores generalmente son los de mayor nivel de productividad.

 

La crisis del mercado laboral mexicano podría no haber tocado fondo.

 

De acuerdo con un informe de BBVA los aspectos que ha señalado se enfocan sobre la estacionalidad en un escenario de recesión o crisis económica muy distinto a otros, salta a la vista al observar la intensidad y velocidad en el impacto sobre el mercado laboral.

 

En los últimos 3 meses se han perdido más de 1 millón de empleos, esta destrucción mes tras mes ya supera las crisis de 1994 y de 2008-09, cuando la máxima cantidad de empleos perdidos en variación mensual no superaron los 193 mil y 327 mil empleos respectivamente. Aunque es importante señalar que hasta el momento la pérdida de empleos de la crisis de 1994 sigue siendo mayor en relación con el tamaño del mercado de trabajo.

 

De acuerdo al grado de afectación en la paralización de la economía, la falta de certeza sobre la reapertura económica, la cual podría darse de manera generalizada hasta finales del 3er trimestre de este año, además de un escenario de reactivación lenta de la demanda, principalmente por el temor de los consumidores proveniente de la pandemia, y sumando la falta de estímulos para reactivar la economía, podrían provocar que las afectaciones al mercado laboral en el mediano y largo plazo podrían ser mayores, y la recuperación podría alcanzar hasta inicios de 2024, o tal vez más, en la medida que se profundice la caída de la economía.

¡Sé el primero en comentar!