Cómo negociar el pago de la renta de tu casa

Cómo negociar el pago de la renta de tu casa

Debido a la pandemia por coronavirus, muchas personas se quedaron sin ingresos por perder su trabajo, algunos cerraron sus negocios y a otros les fue recortado su salario. La empresa de investigación de mercados PQR Planning Quant investigó que en estos momentos tres de cada 10 mexicanos han dejado de pagar servicios, que 32% de los hogares han quedado sin ingresos, incluso que algunos están viviendo sólo con 40% de los ingresos que tenían antes de la crisis por Covid. Si es tu situación el no poder cubrir gastos como la renta de tu casa, te decimos cómo negociar el pago de la misma con tu casero.

Por coronavirus la gente no puede cubrir sus compromisos.

Toda esta crisis trae consigo una gran incertidumbre económica, la cual hace que las familias no puedan cubrir, entre otras cosas, el pago de la renta de la casa o departamento donde viven, exponiéndose a vivir con un familiar o amigo, e incluso a padecer una situación de calle.

 

Antes de negociar el pago de la renta

Tienes que considerar que antes de negociar debes tener un plan, el cual es recomendable que incluya algún beneficio para tu arrendador con el fin de que acepte la oferta que vas a hacerle, una vez que tengas definido ello entonces ya podrás plantear cuál es la ayuda que necesitas para pagar la renta. A continuación, te presentamos algunas soluciones:

 

 

Caso extremo: condonación del pago de la renta

Lo mencionamos porque es una idea que pasa por la mente de muchos, sin embargo es poco probable que esto ocurra, pues seguramente el dueño del lugar donde vives también está pasando una situación económica complicada. Durante esta pandemia nos hemos enterado de poquitos casos en donde los arrendatarios han perdonado el pago de la renta a sus inquilinos.

 

Si corres con suerte y tu arrendador te da este beneficio, es muy importante que elabores un contrato en donde se detalle la situación del porqué no se cubrió el pago de la renta, pues en estricto sentido un arreglo como este ya no se considera un arrendamiento y podrías perder tus derechos como inquilino por no cubrir la contraprestración del servicio.

 

 

Bajar el precio de la renta

Si todavía tienes una fuente de ingreso puedes proponer a tu casero que te baje el costo de la mensualidad. En este caso debes plantear con mucho tacto que es un entorno complicado, que en este momento tener una propiedad vacía puede ser algo que se prolongue por más tiempo, lo cual implicaría perder el ingreso que le pagas, que si bien es menor sería seguro. Si acepta, esto te permitiría seguir habitando tu hogar.

 

Pagos parciales por la renta

Hacer un plan de pagos

Puedes proponer hacer pagos parciales por la renta, por ejemplo pagar una parte de la mensualidad durante un tiempo. A diferencia del punto anterior, adicionalmente ofrece cubrir el faltante en un plan de pagos una vez que tu situación mejore. Recuerda que debes plantearle una situación que le convenga para que sea más probable que acepte tu propuesta, por ejemplo si pagarás intereses o si la diferencia la cubrirás en una sola exhibición o en partes.

 

 

Pagos en especie

Si viste la película “En busca de la felicidad” recordarás que cuando Chris Gardner (Will Smith) no puede pagar la renta, le propone a su casero pintar él mismo el departamento que habita. Plantea negociar con tu casero hacer actividades de mantenimiento en la vivienda que alquilas o en otras que posea a cambio de la diferencia que no puedes pagarle. En este punto es muy importante que te comprometas a realizar actividades que eres 100% capaz de hacer.

 

 

Tienes que contemplar que a pesar de tus esfuerzos por negociar el alquiler es probable que tu casero no acepte ayudarte. O también puede pasar que aunque el dueño haya aceptado alguna de tus propuestas, tu situación económica no mejore en el tiempo que habías calculado y que la falta de dinero se prolongue, a tal grado que rebases el plazo que le habías propuesto a tu arrendador para ponerte al corriente en tus pagos. En ese sentido tendrás que buscar otras soluciones con instituciones financieras y con ellas debes contemplar que pagarás intereses.

 

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!