Evita estos gastos innecesarios durante el Home Office

Antes del home office forzado por la pandemia seguro anhelabas el trabajo desde casa para evitar el tráfico, las aglomeraciones de personas en el transporte, dormir un poco más, así como poder ver a tu familia más tiempo, sin embargo aunque ahorras tiempo y dinero en unas cosas, también los gastos se incrementan laborando en casa, pues usas más recursos como agua, electricidad, productos de higiene personal, comida, etcétera, así que debes evitar hacer gastos innecesarios, es decir, usar tus recursos de una manera más eficiente.

Evita gastos innecesarios por home office

Hace apenas unos días, en España se dio a conocer un cambio en la ley laboral para que las empresas paguen parte de los gastos a sus empleados por usar electricidad, teléfono o internet para la compañía donde laboran, debido al “teletrabajo” que realizan a raíz de la pandemia por coronavirus. Como es seguro que en México no veamos una legislación así por parte de nuestros representantes, a continuación te presentamos una serie de consejos para que no hagas gastos innecesarios durante el homme office.

 

Mídete con la comida a domicilio

Si antes de la pandemia eras de los que hacía su propia comida, sigue haciéndolo porque tus finanzas lo agradecerán. Ahora que si lo haces por la necesidad de no salir de casa, entonces cuida o recorta otros gastos para que la comida a domicilio impacte menos tu bolsillo. Recuerda que tener tus alimentos hasta la puerta de tu hogar tiene un costo extra que seguro ya viene cargado en el precio de la comida que pagas. No olvides que nada es gratis.

 

Mídete con las compras en línea

Recuerda que las compras en línea subieron significativamente y empresas como Amazon (así como las de paquetería) han hecho “su agosto” con esta pandemia debido a que las personas tienen miedo de salir y piden todo desde el celular o la computadora, desde los alimentos al súper hasta un cepillo de dientes en la farmacia. En este caso evita las compras compulsivas porque esas son las que afectarán tu bolsillo. Antes de comprar piensa ¿qué pasa si no lo compro? y si no te impacta en nada, entonces piénsalo dos veces, pues tal vez se trata de un producto que no necesitas

 

Evita abrir a cada rato el refrigerador

Los gastos hormiga tienen la particularidad de que son pequeños, casi no se notan, pero su constancia merma tu dinero. Aunque parece increíble que abrir a cada rato el refrigerador por la ansiedad de comer algo (motivada por la falta de actividad habitual o aburrimiento) signifique incremento en tu gasto, se ha comprobado que hacerlo más veces aumenta por arriba de 5% el gasto en tu recibo de la luz. Puedes evitarlo teniendo fruta de temporada a temperatura ambiente, así no abres el refri a cada rato y cuidas tu salud con alimentos ricos en fibra y azúcar natural.

Mídete al conectar tus aparatos eléctricos

Al estar en casa usas más tu celular, tableta, cargador de pilas, reproductor de música, ventilador, computadora, etcétera. Sé consciente que cada aparato que enchufas te representará un gasto. Algo que puedes hacer es utilizar cargadores rápidos y no utilizarr tus aparatos mientras se están cargando.

 

Cuidado con las luces

Si no has cambiado tus luces por led es el momento de hacerlo. También aprovecha la luz del sol trabajando en áreas iluminadas para que evites usar de más la energía eléctrica que pagas. Prueba usando lugares mejor iluminados, abrir las cortinas e ir a habitaciones pintadas con colores claros.

 

Evita usar de más la estufa

Al estar en casa, a veces aburridos o ansiosos provoca que queramos comer, entonces se nos antojan cosas que deben prepararse usando la estufa. No te decimos que no lo hagas pero sí que te midas, pues además del gas que usas y que tendrás que pagar, no es positivo que adquieras malos hábitos alimenticios como comer de más o cocinar cosas altas en grasa o sal porque después tendrás que gastar en médicos para recuperar salud.

 

No tomes baños o duchas largas

Cuando íbamos a la oficina seguro los baños por las mañanas eran rápidos para poder salir en tiempo y evitar que se nos hiciera tarde, ahora puede suceder que a lo mejor nos despertamos a la misma hora de siempre, pero como tenemos tiempo de más al no usar transporte, inconscientemente estamos tardando en bañarnos más que antes, lo cual incrementará nuestro gasto en agua, gas y electricidad (no creo que alguien se bañe a oscuras), así que báñate en el mismo tiempo que antes, porque además cuidar el agua es un tema de responsabilidad y conciencia con nuestro planeta y para la próximas generaciones.

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar