Cuidados (recomendaciones científicas) para salir de vacaciones en pandemia

Cuidados (recomendaciones científicas) para salir de vacaciones en pandemia

El domingo dos de agosto se registró un ingreso importante de automovilistas en la caseta Cuernavaca-México. Las fotos de las largas filas de autos en la entrada sur a la Ciudad de México desataron críticas en redes sociales donde los quejosos aseguraban que “en 15 días veríamos un pico de contagios en la CDMX”. La realidad es que nos hemos visto forzados a ir reactivando la economía en condiciones no óptimas para hacerlo, el momento ideal sólo será cuando ya exista una vacuna probada y esta inmunice a una gran cantidad de personas, pero algo así tardará meses. Pese a la cantidad de contagios y al enojo de muchos, sí es posible salir de vacaciones en medio de la pandemia con los debidos cuidados, precauciones y una serie de recomendaciones que nos hacen científicos mexicanos, mismas que a continuación te mencionaremos.

Caminos y Puentes Federales (Capufe) dice que fue un “aforo muy grande” lo que causó el tránsito en la referida caseta, pues según la dependencia ingresaban entre 45 y 50 vehículos por minuto, dato muy parecido al tránsito en el mismo lugar del domingo 21 de abril de 2019 al término del periodo vacacional de Semana Santa (42 vehículos por minuto en ese entonces), lo que muchos calificaron “como si no estuviéramos en riesgo de contagio”. Ante esta situación hay dos elementos que dan contexto a lo ocurrido:

  1. La Ciudad de México y el Estado de Morelos en ese fin de semana estaban en semáforo de riesgo epidemiológico en color naranja y ¿qué significa? información del gobierno federal dice que en ese color se permiten actividades económicas esenciales y no esenciales a empresas y espacios públicos abiertos que pueden operar sin rebasar 30% de personal para su funcionamiento, realizando en todo momento las medidas de cuidado difundidas y autorizadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social, Secretaría del Trabajo y autoridades sanitarias locales.
  2. Por último y tal vez más importante: ese día desde la zona conocida como El Topilejo hasta la caseta (8 kilómetros de curvas en bajada) hubo lluvia durante la tarde-noche, eso ocasionó que los vehículos bajaran la velocidad y con el paso del tiempo se fue haciendo más grande la fila de autos, la cual llegó a más de 10 kilómetros. Eso explica en gran medida la saturación de autos de ese domingo.

Datos científicos de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia por Coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma de México recomiendan una serie de medidas para salir de descanso o vacaciones en pandemia y así reactivar el turismo en el país:

 

  1. Acudir a lugares cercanos de casa como alguno de los 121 pueblos mágicos que tenemos en México tomando en cuenta que la zona debe estar con semáforo naranja y con las medidas sanitarias.
  2. Los lugares visitados no deben exceder 30% de su capacidad.
  3. Los pueblos que se pueden visitar se ubican en Puebla, Jalisco, Querétaro, Veracruz o Zacatecas sólo por mencionar algunos.
  4. Dichos pueblos mágicos con semáforo naranja están autorizados a reactivar sus actividades económicas sin sobrepasar la cantidad de aforo permitida.
  5. Para no hospedarse en hoteles se puede alquilar una casa que cumpla con las medidas sanitarias, excelente limpieza y se alojen pocas personas para respetar la sana distancia.
  6. Con semáforo naranja sí se pueden realizar actividades al aire libre o en espacios amplios con una distancia de al menos 1.5 entre las personas (2 metros es lo ideal). Aquí quedan excluidos tianguis, mercados, bazares y salones de belleza.
  7. Antes de vacacionar debemos informarnos sobre el lugar, verificar que se estén cumpliendo las normas sanitarias, ver la disponibilidad y no ir con muchas personas.
  8. Los paseantes se deben informar del color de semáforo del lugar al que quieren ir, usar cubrebocas, careta o lentes de protección, conservar la sana distancia así como llevar a cabo las medidas sanitarias como lavado de manos, no tocarse la cara y estornudar correctamente.

 

Definitivamente viajar ya no será como antes, pero la ciencia dice que podemos hacerlo siendo conscientes y responsables, pero también informándonos previamente del destino, aprendiendo bien cómo ocurren los contagios y principalmente leyendo información auténtica de sitios científicos principalmente.

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!