Perspectivas negras del turismo

Uno de los sectores que va a estar muy afectado por el coronavirus Covid 19 es el turismo.  Sin embargo, los problemas de dicho sector venían de antes y la pandemia terminó de acentuarlos. 

 

En 2019 el PIB del turismo creció apenas 0.3%, el nivel más bajo que se ha registrado desde la pandemia de influenza H1N1 de 2019, cuando disminuyó 5.4%.  La baja en el dinamismo de los turistas que vienen al país se acentuó conforme avanzaba el año.  En el primer semestre de 2019 los gastos de los visitantes extranjeros aumentaron 13.7% pero en la segunda parte del año, apenas aumentaron 4.4%.  Esta baja en el crecimiento de la entrada de divisas de los turistas refleja las consecuencias de la cancelación, en 2018, de los programas de gobierno enfocados a promover el turismo en México y de la inseguridad.  Si bien el país tiene muchos atractivos turísticos, hay otros países con quienes se compite y si no se hace la publicidad adecuada los turistas se dirigen a otros destinos que se promocionan mucho más. Esto se hizo más evidente en el primer trimestre de 2020, el PIB del turismo disminuyó 5.3% y ello no fue resultado del Covid 19, porque solamente afectó las últimas 2 semanas del trimestre. 

 

 

El turismo representa alrededor del 9% del PIB total y genera 4 millones de empleos.  El año pasado se recibieron 23.7 millones de turistas que se internaron en el país y gastaron en total 21.0 mil millones de dólares.

 

Los mexicanos también viajan al extranjero, pero en menor proporción.  El año pasado salieron 11.9 millones, o sea casi la mitad de los que vinieron a visitar al país, y gastaron en el exterior 6.3 mil millones de dólares, casi una cuarta parte de lo que los extranjeros gastan aquí.  El gasto de mexicanos en el extranjero se redujo 16.3% en 2019, como resultado de la desaceleración de la economía. Esto permitió que en los ingresos por turismo superaran a los egresos en 14,700 millones de dólares. 

 

Las perspectivas para los próximos años no son nada favorables.  El confinamiento provocó una reducción repentina y drástica del turismo.  Por varias semanas la gente no quería viajar para nada, y tardará un tiempo en que estén dispuestos a hacerlo como antes, particularmente en avión.  Adicionalmente, la baja en la actividad económica va a repercutir en el ingreso de las personas y por lo tanto van a tener que ajustar sus patrones de consumo y uno de los renglones donde van a reducir sus gastos es en vacaciones y por lo tanto menor cantidad de turistas vendrán al país.  

 

Hasta el momento la autoridad no ha hecho nada para apoyar a esta industria. Se han realizado declaraciones referentes a conseguir créditos, pero son en condiciones de mercado, sin ningún tipo de apoyo. Con la reapertura las operaciones de los hoteles están limitadas al 30% y no existen eventos (bodas, convenciones), lo que implica una reactivación muy lenta.

 

Ante la eminente reducción en la demanda turística, particularmente por parte de visitantes extranjeros, es muy importante fomentar el turismo interno.  Los mexicanos también tendrán menos recursos para viajar al extranjero, su gasto en viajes al exterior ya se había reducido el año pasado.  Es un mercado al que se deben de dirigir los esfuerzos, la autoridad debería de participar en ese esfuerzo, porque de lo contrario los impactos en todas las personas que dependen del turismo será desbastador. De acuerdo al Presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico con la influenza H1N1 el sector turismo se tardó en recuperarse 3 años, con el Covid 19 la recuperación va a ser más lenta, estima que tardará cerca de 6 años en regresar a los niveles de 2019.  Realmente es crítica la situación.

¡Sé el primero en comentar!