Rankia México Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Las reservas nacionales no son para financiar al sector público

No es ninguna novedad que se quieran utilizar las reservas internacionales de un banco central, en este caso de Banco de México, para resolver problemas o situaciones para las cuales no se constituyeron. Aún no se entiende que eso no es posible.

Las reservas nacionales no son para financiar al sector público

En 2009 cuando la crisis financiera internacional hubo quien propuso utilizar las reservas internacionales para reactivar a la economía y evitar su desaceleración.  En 2019, ante el terremoto que destruyó innumerables viviendas, escuelas y hospitales, aparecieron propuestas de utilizarlas para financiar la reconstrucción de esos inmuebles. Recientemente surgió la idea de utilizarlas para financiar a Pemex. Todas estas propuestas suponen, erróneamente, que de esa manera se financian proyectos sin aumentar la deuda del gobierno. 

Todas esas ideas no toman en cuenta a quien pertenecen las reservas internacionales, su propósito y la mecánica operativa para su uso.  Las reservas internacionales no pertenecen al gobierno federal son de Banxico y su propósito es mantener al tipo de cambio, en el caso de que exista paridad fija frente al dólar (como fue el caso en México durante muchos años de mitad de los sesentas hasta mediados de los setentas), o evitar que las fluctuaciones del tipo de cambio variable afecten la inflación, cuando el tipo de cambio es flexible, como en estos momentos. 

Para que el gobierno federal reciba las reservas internacionales tendría que emitir deuda en pesos, Banxico tendría primero que vender los dólares para luego comprar los bonos emitidos por el gobierno.  Se incrementa la deuda del gobierno federal en pesos. Además, se abarata el tipo de cambio por la venta de la reserva internacional, lo cual beneficia a los importadores pero perjudica a los exportadores, y se reduce la circulación de pesos lo cual presiona a la tasa de interés al alza. 

La ley le impide a Banxico invertir las reservas internacionales en bonos emitidos por el gobierno mexicano, solo lo puede hacer en bonos emitidos por organismos financieros internacionales o gobiernos de otros países. Por lo tanto, no pueden comprar bonos emitidos por Pemex. 

Cuando hay depreciación del tipo de cambio Banxico obtiene ganancias (remanente de operación) de las reservas internacionales, porque aumentan su valor en pesos y se genera una ganancia cambiaria. Esa ganancia se la tiene que entregar al gobierno federal.  De acuerdo a la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria cuando menos 70% de esos recursos tienen que destinarse a amortizar deuda o a incrementar el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios.  Esos son los únicos recursos con que podrá contar el gobierno federal para amortizar la deuda de Pemex, ese dinero le llegará hasta abril del año entrante.

Si en este momento desea reducir la deuda de Pemex, lo único que queda es que la absorba el gobierno federal (disminuye la deuda de Pemex, aumenta la del gobierno federal) y en abril del año entrante, con los recursos que reciba de Banxico amortizar el aumento de la deuda del gobierno federal.

Dejemos de buscar formas de apropiarse de las reservas internacionales y encaucemos los esfuerzos para encontrar soluciones de fondo a la deuda de Pemex, no nada más cosméticas. 

 

  1. #1
    Aldogaytan
    Siempre puntual y atinado....saludos maestro Padilla.