¿Por qué no se puede ni se podrá comprar la vacuna contra Covid 19 de forma particular?

¿Por qué no se puede ni se podrá comprar la vacuna contra Covid 19 de forma particular?

Desde que se anunció que en México sólo el gobierno sería el que distribuiría la vacuna contra Covid 19 se generó una polémica y molestia manifestada en redes sociales, donde algunos estaban (y siguen) muy en contra de que no se pueda comprar de manera particular, pues será solo el gobierno federal el distribuidor del antídoto conforme a un calendario dependiendo de la edad de la persona, pero ¿por qué “prohíbe” el gobierno la compra de vacunas a quienes pueden pagarlas? ¿es verdad que será imposible comprarla de manera particular? ¿el gobierno monopoliza la distribución de la vacuna por ser populista? ¿se podrá adquirir en Estados Unidos? ¿López Obrador lo hace para acarrear votos?



Primero que todo, las preguntas anteriores son entendibles ante un virus que generó una pandemia que puso al mundo entero de cabeza, y en ese mismo tenor es legítimo hacer aclaraciones a estos cuestionamientos para explicar lo que es verdad en ellos y lo que no lo es, solo con el fin de aclararlo basados en información y principalmente entendiendo el contexto actual de la pandemia en todos los países.
 
Comencemos por las preguntas qué más han desatado polémica y enojo: ¿es posible comprar la vacuna contra covid-19? ¿por qué “prohíbe” la compra de la vacuna el gobierno de López Obrador? la vacuna no se puede comprar de manera particular ni en México ni en ninguna parte del mundo y ni el gobierno de México ni ningún otro lo están “prohibiendo”, lo que sucede es que las vacunas disponibles están autorizadas “para uso de emergencia" y por ello no se venden de manera particular.
 
Esto es por una cuestión técnica: la vacuna existente y ya aprobada para aplicarse a la población está en fase 3 de estudios clínicos, pero debido a la emergencia internacional es que se autorizó su aplicación estando en esta etapa. Las otras vacunas no han llegado a esta fase, por ello no se puede aplicar su uso ni en emergencia. Tal vez veamos la aplicación de vacunas de otros laboratorios siempre y cuando lleguen con éxito a su etapa 3 de pruebas, pues no olvidemos que sigue siendo un medicamento experimental que en sus primeros análisis de resultados probó ser eficaz y seguro, por ello y ante la emergencia se concedió su autorización.
 

Entonces ¿cuándo tendremos una vacuna 100% segura?

Se calcula entre 12 y 24 meses para que los estudios hayan sido terminados, analizados y publicados. OJO: el uso de emergencia de esta vacuna puede suspenderse en cualquier momento si se detecta algún efecto colateral o reacción importante.
 

¿Por qué no se puede vender la vacuna contra Covid 19 de forma particular?

Para que un medicamento o dispositivo de salud se pueda comercializar de forma privada, es obligatorio que cuente con un registro sanitario completo, es decir, debe tener certificados de buenas prácticas de manufactura, certificaciones de análisis y de estabilidad, control de calidad y procesos de análisis biológico, justo todo esto es lo que no tiene la vacuna contra Covid 19, pues se trata de un medicamento en fase 3 de desarrollo autorizado de manera extraordinaria por la pandemia.
 
Si esta vacuna concluye con éxito su etapa 3, el laboratorio responsable podrá tramitar estos certificados demás de anexar los resultados finales de los estudios de esta última fase (esta etapa tarda), con todo eso se tramita su registro sanitario y cuando lo tenga ya se autoriza su comercialización particular.

 

Las autoridades mundiales autorizaron el uso de emergencia de este fármaco para que se entregue a los gobiernos y estos a su vez lo distribuyan de forma gratuita a su población. Obviamente se le debía pagar la manufactura a Pfizer, pero este ni ningún otro laboratorio tiene autorizado contar con más prestaciones comerciales por esta vacuna, por ello no puede tener inventario y así no lo puede vender de manera particular, este fue un acuerdo mundial.
 
Debido a lo anterior la vacuna contra Covid 19 no se puede adquirir en Estados Unidos ni en ningún otro país. La confusión se dio porque para hacer llegar eficientemente la vacuna entre la población y de forma rápida, el gobierno norteamericano firmó contratos con cadenas de supermercados, farmacias, etcétera, que ya cuentan con rutas y procesos de suministro para que esas empresas por su experiencia participen en la transportación, cadena de frío y almacenamiento de las vacunas, para que luego el personal de salud autorizado sea el que se traslade a las poblaciones y aplique las inyecciones. Sí se dijo que en un futuro (y como parte de los acuerdos) los supermercados y farmacias podrán vender la vacuna, pero esto será hasta que el medicamento haya superado el requisito de concluir la fase tres con éxito, así como contar con las certificaciones y su registro sanitario.
 

¿Deben las empresas privadas participar en la logística y resguardo de las vacunas?

Ante esta emergencia la respuesta es un sí rotundo. Tanto países desarrollados como los que están en vías de desarrollo se enfrentan a la labor titánica de vacunar en el menor tiempo posible a su población, principalmente a los adultos que son el sector más vulnerable. Los gobiernos no pueden ni deben gastar en esos momentos en desarrollar toda la logística para distribuir las vacunas tanto en zonas urbanas como en zonas rurales, porque es en los poblados alejados de los centros urbanos donde se encuentra el reto mayor.
 
Para ganar tiempo es necesario que los gobiernos y la iniciativa privada cooperen y lleguen a acuerdos para aportar lo que tengan a su alcance y así acelerar la vacunación universal, pues solo ello podrá liberar al mundo de esta pandemia.




  1. en respuesta a María Guadalupe Sánc
    -
    #2
    29/12/20 15:28
    Así es. El virus puso de cabeza hasta la manera en la que se hacen los protocolos para la elaboración de fármacos.
  2. #1
    29/12/20 14:27
    Todo un proceso muy especial, desde su compra , distribución , aplicación y sobre todo monitoreo de su efectividad, en la aplicación del farmaco