¿Por qué Panamá es un paraíso fiscal?

Seguramente en películas y series hemos escuchado que se menciona a Panamá como un lugar en donde se establecen empresas de dudosa procedencia, se triangula dinero o se cometen acciones ilegales que involucran cuestiones financieras. Bueno, la realidad es que más allá de la ficción, Panamá es desde hace tiempo un país que para muchos funge como un paraíso fiscal, entonces veamos por qué se le considera así.

 

Volviendo a la realidad, hay muchas investigaciones periodísticas muy serias que han señalado a Panamá como un lugar en donde se han creado empresas fantasma y cuentas offshore (una cuenta bancaria offshore es la que se abre en un país distinto al de origen o de residencia de quien la abre) prácticamente desde cualquier lugar del planeta.
 

Entonces ¿por qué Panamá es un lugar donde se puede lavar dinero?

Desde hace más de 100 años Panamá ha sido usado por empresarios como un paraíso fiscal según un estudio del Instituto noruego para Investigación en Economía y Administración de Negocios, y esto se debe a que:
 
  • Panamá registraba barcos extranjeros para ayudar a que la empresa petrolera de John Rockefeller evadiera impuestos en Estados Unidos.
  • A finales de 1920 (por la época en la estalló la gran crisis de 1929) ejecutivos de Wall Street asesoraron al gobierno panameño para que creara una legislación que permitiera a cualquier persona crear corporaciones libres de impuestos y de manera anónima.
  • En 1983 el dictador militar panameño Manuel Noriega llego al poder, a partir de ahí él ayudó al cártel de Medellín de Colombia a esconder su dinero de la droga, el cual (según investigaciones periodísticas hechas en Estados Unidos) equivalía a 4 mil millones de dólares por año, en esa época era cuando los narcotraficantes colombianos estaban haciendo más dinero.
  • A partir del antecedente de Manuel Noriega, en la década de los 90 el dinero de la droga entró a Panamá.
  • A pesar que años después Estados Unidos derrocó al dictador, la relación de él con los cárteles concretó la fama de Panamá como un paraíso para lavar dinero.
  • Después se mejoraron las leyes de 1920 para que en Panamá fuera más fácil lavar dinero, de esas leyes surgió que en este país se pueden crear empresas fácilmente, sin declaraciones de impuestos o sin que las cuentas sean auditadas y en muchos casos se ofrece completa confidencialidad de los inversionistas.
  • Geográficamente, Panamá está al lado de dos países considerados como unos de los que poseen los niveles más altos en producción y tráfico de drogas: Colombia y Costa Rica, de modo que su ubicación también lo pone en riesgo para ser usado como un lugar para lavar dinero.
 
Además:
El enfoque tributario de Panamá permite a personas físicas como morales operar un negocio desde allá pagando poco en impuestos, incluso si se hace una buena planeación tampoco se tendrán que pagar impuestos corporativos. 
 
Es relativamente simple trabajar en Panamá, se puede desde desempeñar profesiones que necesiten sólo una laptop, como hacer consultoría, escribir sobre viajes, escribir sobre publicidad, etcétera, pero la clave es esta: tener clientes fuera de Panamá, es decir, los ingresos deben venir de fuera del país para no pagar impuestos por ellos.

En contraste con lo anterior y a pesar que en los últimos 25 años Panamá lideró el crecimiento económico de la región con un 5.9%, expandiendo su economía a más del doble del promedio regional (según estimaciones del FMI), muchos consideran que está lejos de ser considerado un paraíso en el sentido de que también es de los países más desiguales de la región, de modo que sus grandes oportunidades comerciales, financieras y de negocios estarían reservadas sólo para quienes ya tienen previamente un importante capital que buscarían acrecentar y/o proteger. 
 
 



¡Sé el primero en comentar!