blog Análisis de mercados financieros
Seguimiento de los distintos mercados financieros

El gráfico semanal: Bolsas europeas, ¿ha llegado su hora?

Los buenos resultados de Walmart, a los que dedicábamos nuestra sección el pasado lunes, han tenido su continuidad esta semana con otra cadena minorista americana, Target, que subió un 20% el pasado martes tras presentar sus cifras trimestrales. Pese a ello, ni Walmart ni Target pudieron sustraerse el viernes a la fortísima caída de las Bolsas americanas provocada por el recrudecimiento de la guerra comercial con China y por el desencanto con los mensajes emitidos por Jerome Powell en Jackson Hole.

Esa caída de las Bolsas americanas, que fue del 2,6% en la sesión para el S&P y de más del 3% para el Nasdaq, afectó en menor medida a las Bolsas europeas y, en el conjunto de la semana el Eurostoxx ha logrado subir un 0,16% y el Dax un 0,4% mientras el S&P se ha dejado el 1,4% en las cinco sesiones y el Nasdaq el 1,8%.

Es la segunda semana consecutiva en la que los índices europeos se comportan, en general, mejor que los americanos, y ello nos mueve a preguntarnos si realmente podríamos estar al inicio de un periodo en el que, a diferencia de lo que ha sucedido desde enero de 2016, las Bolsas europeas se comportarán mejor que las americanas.

En cierto modo los fundamentales (Per, dividendo...) son mejores en las compañías europeas que en las americanas, y, como se ve en el Gráfico adjunto, el Dow Jones y los restantes índices americanos han más que duplicado los niveles que tenían a fines de 1999, antes del estallido de la burbuja de las puntocom, mientras que el Eurostoxx ha bajado desde los niveles de 5.000 puntos que tenía entonces a los actuales de 3.300 puntos.

Es verdad que la economía americana ha crecido más, y que ha alumbrado, en este periodo, a muchas de las compañías más innovadoras del mundo, las grandes tecnológicas como Google, Apple, Amazon, Facebook o Netflix, entre otras. Pero, aun teniendo en cuenta esos factores, la diferencia que se ha generado en favor de las Bolsas americanas es demasiado grande, y tendría todo el sentido que se corrija.

Amenazadas por un Brexit duro, por una posible recesión alemana y por la endiablada política italiana, las Bolsas europeas parecen dispuestas a pelear por reducir distancias, pero no cabe duda de que las compañías europeas tendrán que hacer gala de una excelente calidad de gestión para superar los numerosos retos del entorno.

Apostaríamos selectivamente por los grandes valores europeos que se han quedado atrás, confiando en su enorme capacidad y en su enfoque global.

gvc gaesco footer

Autores
Envía tu consulta