Portacontenedores, equipos de Minería y Minas. El tamaño importa...

Hola, Buenos Días:

A finales de Marzo, un buque portacontenedores de 400 metros y 220.000 toneladas, el Ever Given, quedó atrapado en el Canal de Suez durante casi una semana...

Los buques portacontenedores son los caballos de batalla de la Economía mundial y transportan alrededor del 90% de la carga no a granel en todo el mundo. Impulsado por la necesidad de reducir los costos unitarios de transporte, el tamaño promedio de estos barcos se ha duplicado en los últimos 20 años, y los barcos más grandes se han triplicado, reduciendo el costo de transporte de contenedores en un tercio. El Ever Given transportaba 23.000 TEU (unidades equivalentes a 20 pies).

Existe una extensa literatura académica sobre el tamaño óptimo de los barcos. Los costos de transporte por TEU generalmente disminuyen con el tamaño de la embarcación, mientras que los costos de manipulación por TEU aumentan. Hace seis años , el Foro Internacional de Transporte de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico advirtió sobre los crecientes riesgos de la cadena de suministro asociados con estos buques portacontenedores más grandes.

La preocupación de la OCDE se centró en la asegurabilidad de los megabuques y el costo del posible rescate en caso de accidentes. Los megabuques también generan mayores costos de infraestructura, concentración de carga y servicio, reducción de opciones y riesgo de la cadena de suminstro.

¿Suena familiar?

Gran parte del equipo de Minería ya podría haber alcanzado un tamaño óptimo y, ciertamente, solo unas pocas minas pueden acomodar los últimos camiones volquete de gran tamaño. Al igual que los barcos, las economías de escala pueden funcionar para los costos de transporte directo, excavación, perforación y almacenamiento de una mina, pero esto se compensa con la reducción de la flexibilidad, el mayor riesgo operativo y los mayores costos de capacitación, servicio e infraestructura de equipos cada vez más grandes.

La ecuación de tamaño es aún más complicada para las operaciones en sí. Para los mineros, la capacidad de extracción óptima está determinada por el tamaño y la configuración del depósito, el plan de la mina y las limitaciones logísticas, el mercado disponible para el producto y los cálculos del valor actual neto. Como generalización, más grande y más corto es mejor.

Las partes interesadas locales, por el contrario, se centraran en la perturbación ambiental de una nueva mina, las perspectivas de empleo a largo plazo y el desarrollo sostenible de las empresas regionales. En general, para ellos, más pequeño y más largo es mejor.

El árbitro, por supuesto, es el Gobierno relevante a través del proceso de planificación. Apenas se requiere de una sabiduría "especial", pero los funcionarios deben tener cuidado al equilibrar los escenarios para una empresa que debería ser beneficiosa para todos. A medida que una nueva mina se dirige por su estrecho canal financiero, existe el peligro de que quede encajada entre los bancos opuestos de la optimización y las expectativas del público.

Saludos.
¡Sé el primero en comentar!