Jejeje... La OTAN ve a China como un "problema"

1
Hola, Buenos Días:

La cumbre de la OTAN celebrada el lunes pasado en Bruselas recuerda mucho a la "tomadura de pelo" que los EE.UU. perpetraron contra el ex líder soviético Gorbachev en 1990. En aquella ocasión, se le aseguró que la Alianza occidental no se expandiría "ni una pulgada hacia el este" una vez que Moscú permitió la unificación de Alemania y disolvió el Pacto de Varsovia.

El Briefing Book No 163 del 12 de Diciembre del 2017, en el Archivo de Seguridad Nacional de los EE.UU., ubicado en la Universidad George Washington, en Washington DC, dice lo siguiente:

"La famosa garantía de "ni una pulgada hacia el este" del Secretario de Estado de los EE.UU, James Baker, sobre la expansión de la OTAN en su reunión con el líder soviético Mikhail Gorbachev el 9 de Febrero de 1990, fue parte de una cascada de garantías sobre la seguridad soviética que los líderes occidentales dieron a Gorbachov y otros funcionarios soviéticos durante el proceso de reunificación alemana en 1990 y en 1991, según documentos desclasificados estadounidenses, soviéticos, alemanes, británicos y franceses publicados hoy por el Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington.

"Los documentos muestran que varios líderes nacionales estaban considerando y rechazando la membresía de Europa central y oriental en la OTAN desde principios del 1990 y hasta 1991, que las discusiones sobre la OTAN en el contexto de las negociaciones de la unificación alemana en 1990 no se limitaron en absoluto al estado de Territorio de Alemania Oriental, y que las quejas subsiguientes soviéticas y rusas sobre ser engañadas sobre la expansión de la OTAN se basaron en memcons y telcons contemporáneos escritos en los niveles más altos.

"Los documentos refuerzan la crítica del ex Director de la CIA, Robert Gates, de "seguir adelante con la expansión de la OTAN hacia el este (en la década de 1990), cuando a Gorbachov y otros se les hizo creer que eso no sucedería".

Es esta traición a sangre fría y apuñalamiento por la espalda por parte de la Administración Clinton lo que más irrita a la mente rusa de hoy, cuando la OTAN ingresa al Mar Negro y avanza hacia las fronteras occidentales de Rusia.

Es indudable que la diplomacia de Washington, después de la Guerra Fría en Europa, ha tenido un éxito asombroso. Y esto prosigue si vemos lo que la OTAN le aporta a los EE.UU.:

- Que los Estados Unidos sigan ejerciendo su hegemonía global.
- Proporcionar un mercado cautivo para la exportación de armas estadounidenses por valor de cientos de miles de millones de Dólares,
- Fijar a las principales potencias europeas (especialmente Alemania) en un sistema de alianzas que frene su autonomía estratégica y la búsqueda de políticas exteriores independientes.
- Ganar "profundidad estratégica" para emprender acciones militares a nivel mundial como parte de un sistema de alianza en lugar de descaradamente como una potencia intervencionista.
- Justificar el despliegue de miles de fuerzas estadounidenses y almacenar mísiles nucleares en Europa.
- Cimentar el dominio estadounidense del sistema transatlántico.

El comunicado final de la cumbre de la OTAN vuelve a poner a Rusia en la mira de la Alianza. Desarrolla el tema en seis párrafos que se basan en una narrativa interesada (párrafos 9 al 15). Y toda la preparación de la Alianza para el futuro previsible se basa en abordar esa percibida "amenaza rusa".

Y el comunicado de Bruselas, por primera vez en la historia de la Alianza, también trae el ascenso de China como un desafío potencial. Los EE.UU. han presionado sobre esto en los últimos años y ha logrado incluir algunas referencias a China en el comunicado (párrafos 56-57). El comunicado hace los siguientes puntos con respecto a China:

- "Las ambiciones declaradas y el comportamiento asertivo de China presentan desafíos sistémicos para el orden internacional basado en reglas y para las áreas relevantes para la seguridad de la Alianza".
- La OTAN está preocupada por las "políticas coercitivas" de China
- China está "expandiendo rápidamente" sus capacidades nucleares y está desarrollando "un mayor número de sistemas de entrega sofisticados para establecer una triada nuclear".
- China es "opaca en la implementación de su modernización militar y su estrategia de fusión militar-civil declarada públicamente".
- China tiene cooperación militar con Rusia y ha participado en ejercicios rusos en el área euroatlántica.
- La OTAN está preocupada por la "frecuente falta de transparencia y el uso de desinformación" de China. Y China no está cumpliendo sus compromisos internacionales y actuando "responsablemente en el sistema internacional, incluidos los dominios espacial, cibernético y marítimo, de acuerdo con su papel de una gran potencia".

Este comunicado tiene la LETRA de Washington, de ahí que sea un mensaje un tanto confuso. De hecho, muchos aliados europeos se sentirían incómodos, porque China no representa una amenaza militar para la alianza occidental.

Los europeos visualizan un desafío de China principalmente en la esfera económica: Comercio, Inversión, Tecnología, etc., etc.

Realmente, los "números" no mienten y en el 2021 el gasto militar de Beijing se situará en unos 209.000 millones de Dólares en comparación con los 1,7 billones de Dólares de la Alianza, que es más de la mitad del gasto militar mundial total y 5,6 veces más que el de China.

La pregunta obvia a todo esto es: ¿Cuál es la estrategia de Washington para crear un vector de China para la OTAN, que se formó en primera instancia para la seguridad del espacio euroatlántico?

Quizás, Washington está volviendo a pensar en utilizar la misma estrategia que en los tiempos de Gorbachov... Y es que los Estados Unidos anticipan que en la próxima década, se debe evitar que China la supere como la potencia mundial número uno.

Lo que tengo claro es que China acabará acercándose más a Rusia...

Saludos.
  1. #1
    18/06/21 03:31
    Muchas gracias por esta sabia visión global.