En California el precio de la electricidad está "absolutamente explotado"

Hola, Buenos Días:

Ayer, repasando la prensa estadounidense, me encontré con una noticia que nos resulta ya muy familiar por estos lares: la brutal subida experimentada por la electricidad en California... y que me está encajando con la "agenda" de los globalistas.

Vamos al asunto: En California se están produciendo dos tendencias energéticas inexorables. Una el aumento de los precios de la electricidad y la otra es una confiabilidad cada vez menor, y ambas tendencias son un mal augurio (lo mismo que para España) para los consumidores de ingresos bajos y medios.

Hace pocos días, el operador de la red del estado de California, emitió una "alerta flexible" que pedía a los consumidores del estado que redujeran el uso de energía "para reducir el estrés en la red y evitar cortes de energía". La advertencia de CAISO sobre la inminente escasez de electricidad anuncia otro verano plagado de apagones, al mismo tiempo que los precios de la electricidad en California se disparan.

En 2020, los precios de la electricidad de California aumentaron un 7,5%, lo que lo convirtió en el mayor aumento de precios de cualquier estado del país el año pasado y casi siete veces el aumento que se observó en los Estados Unidos en su conjunto. Según datos de la Administración de Información de Energía, el precio de la electricidad para todos los sectores en California el año pasado saltó  a 18,15 centavos por kWh, lo que significa que los californianos ahora están pagando alrededor del 70% más por su electricidad que el promedio de todos los sectores de los EE.UU. cuya tasa es de media de 10,66 centavos por  kWh. Aún más preocupante: Se espera que las tarifas eléctricas de California se disparen durante la próxima década (¡Ojo! a esto por la similitud con lo que está sucediendo en España).

El creciente costo de la electricidad aumentará la carga energética que soportan los californianos de ingresos bajos y medios. Los altos costos de la energía tienen un efecto particularmente regresivo en California, que tiene la tasa de pobreza más alta y algunos de los precios de la electricidad más altos de los Estados Unidos. En el 2020, los precios de la electricidad para todos los sectores de California fueron los terceros más altos en los EE.UU. continentales, solo detrás de Rhode Island (18,55 centavos por kWh) y Connecticut (19,19 centavos por kWh).

Curiosamente, y eso es bastante desconocido, los legisladores de California están brindando un estudio de caso sobre cómo no administrar una red eléctrica... Además, ese estudio de caso muestra lo que podría suceder si los legisladores a nivel estatal y federal deciden seguir los mandatos de descarbonización radical de California, que incluyen un requisito de electricidad 100% cero carbono para 2045 y un objetivo de neutralidad de carbono en toda la economía para el 2045...

A pesar de que la red eléctrica hecha jirones del estado apenas puede satisfacer la demanda existente, y es casi seguro que se produzcan más apagones este verano, California sigue acumulando malas políticas sobre malas políticas (lo mismo que por aquí...). El estado ha prohibido la venta futura de automóviles propulsados por motores de combustión interna, lo que resultará en aumentos dramáticos en la demanda de electricidad y requerirá, según un informe reciente de la Comisión de Energía de California, la instalación de 1,2 millones de nuevas instalaciones de carga de vehículos eléctricos para 2030. La prohibición del gas natural aumentará más la demanda de electricidad. Alentados por el Sierra Club, que recibe decenas de millones de dólares del multimillonario Michael Bloomberg, unas 46 comunidades de California han prohibido el uso del gas natural en hogares y negocios. Lo que hace que todo sea aún más absurdo es que California se compromete a lograr estos objetivos al cerrar la última planta de energía nuclear que queda en el estado, Diablo Canyon Power Plant, que por sí misma produce casi el 10% de todo el "jugo" consumido en California.

Los crecientes costos de la energía en el estado demuestran la naturaleza regresiva de las políticas de descarbonización y cómo los mandatos de energía renovable elevan el precio de la energía... Los precios de la electricidad de California están "absolutamente disparados", dice Mark Nelson, analista de energía y director gerente de Radiant Energy Fund. Agregó que los aumentos en el precio de la electricidad están sucediendo antes de que las empresas de servicios públicos del estado hayan incurrido en todos los costos de los incendios forestales mortales que arrasaron el estado, podando millones de árboles para prevenir futuros incendios forestales (¡qué "ecológico"!) y agregando toda la capacidad de energía renovable obligatoria, líneas de transmisión y nuevas baterías de almacenamiento que el estado necesitará para cumplir con sus objetivos climáticos. Además, los costos no incluyen todos los costos en los que se incurrirá después del cierre propuesto de Diablo Canyon en el 2025.

Las solicitudes de conservación de energía efectuadas en los últimos días son probablemente las primeras de muchas por venir...

En un informe publicado en Febrero pasado, la Comisión de Servicios Públicos de California advirtió que los costos de la energía del estado están creciendo mucho más rápido que la tasa de Inflación y que "las facturas de energía serán menos asequibles con el tiempo"...

¿Qué está haciendo subir los precios? El informe dice que "los objetivos de electrificación y los planes de mitigación de la vida silvestre se encuentran entre las necesidades a corto plazo... que ejercen presión al alza sobre las tarifas y las facturas". En dicho informe se proyecta que los residentes que viven en regiones más cálidas (es decir, aquellos que no pueden permitirse vivir cerca de la costa) y que obtienen su electricidad de San Diego Gas & Electricidad podrían ver aumentar sus facturas mensuales en un 47% de aquí al 2030... eso sería unas tres veces el precio promedio actual de la electricidad residencial.

Mientras tanto, los planes renovables del estado están siendo frustrados por los californianos rurales que no quieren proyectos eólicos y solares en sus vecindarios. California no ha agregado esencialmente nueva capacidad eólica desde el 2013... El último rechazo de Big Wind ocurrió también hace pocos días cuando la Comisión de Planificación del Condado de Shasta rechazó unánimemente un permiso para Fountain Wind, un proyecto que proponía poner 216 magavatios de capacidad eólica (y alrededor de 71 turbinas) en una zona montañosa al oeste de la ciudad de Burney. El proyecto encontró una feroz resistencia. Según David Benda, reportero de "Redding Record Searchlight", "La votación 5-0 coronó una reunión maratónica que duró casi 10 horas y terminó justo antes de las 11 pm. La votación unánime fue recibida con aplausos".

Esta reacción violenta contra Big Wind va mucho más allá de California. Se puede ver en buena parte de Europa (aunque no encuentre eco en los massM..... de aquí) y desde Maine a Hawái. Desde el 2015, más de 300 comunidades en los EE.UU. han rechazado restringido proyectos eólicos.

Además de los furiosos conflictos por el uso de la tierra, los legisladores de California se enfrentan a una creciente reacción de la población latina de California, que es la más grande del país. Los líderes latinos del estado han demandado al estado por sus regulaciones de vivienda, energía y clima. 

En fin, en este artículo os he querido mostrar algunas "similitudes" que se están produciendo entre California y nuestro país. Obviamente, está clara su confluencia con la p... "agenda" de los globalistas y los efectos negativos que está teniendo en nuestros bolsillos una descarbonización de la Economía demasiado rápida. 

Malos tiempos se avecinan como sigamos permitiéndolo...

Saludos.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!