Al atenderse a su institucional, Compañía Introductora de Bs. As. y Dos Anclas S.A. conforman un holding empresario que, desde 1901, se dedica a la industrialización y comercialización de sal de mesa, Condimentos, Especias, Vinagres, Salsas y Aceite de Oliva, para destinar su consumo a hogares. Se trata de una de las firmas privadas más tradicionales que, dedicada al rubro alimentos, ha demostrado una apreciable estabilidad en su más que centenaria historia -cotizando en el Merval bajo el ticker INTR. En 1909, se registra el inicio de la explotación salinera en la provincia de La Pampa y, hacia 1917, sucede lo propio en San Luis, donde la organización de referencia tiene hoy día su planta, situada junto a la laguna de Salinas del Bebedero.  

 

En el balance anual cerrado al 30/6/19 y presentado durante el pasado mes de septiembre, se observan los siguientes ítems financieros a destacar:

 

La ganancia total de la empresa fue de $104 millones, contra $49 millones del ejercicio anterior; esto es, un 114% superior.

El resultado operativo de la compañía se incrementó en un 7,5%, cerrando en $181 millones.

El resultado neto fue de $178 millones, versus los $133 millones del año anterior; léase: un 33% más.

El flujo de efectivo o cash flow generado por actividades operativas se incrementó en un 179%. 

 

Por segmentos, aportaron al resultado neto (en ventas al mercado interno):

 

Sales industriales: 22%

Productos de consumo masivo: 78%

 

La firma cuenta con un capital social de 121.085.807 acciones, y exhibe una ganancia por acción de $0,95, el cual se incrementó en un 52% al compararse con los $0,63 de 2018. Al considerarse la cotización de $5,85 al 25 de octubre, nos daría un PER de 6,15 -cifra óptima para una empresa que trae ganancias.

Asimismo, las ventas al mercado externo pasaron de $41 millones a $153 millones en tan sólo un año, lo cual consigna casi un 280% más, aunque el principal negocio de la compañía es el mercado interno, al que atiende centrándose en productos de consumo masivo (los que más le aportan en términos de rentabilidad).

 

El efectivo y equivalentes de efectivo se incrementaron en un 35%, representando ese guarismo un 26% del pasivo total. Dichos fondos se sitúan en torno del 73% en Fondos Comunes de Inversión; el 27% remanente, en caja y bancos. Por su parte, el apartado 'Otros activos financieros' evidencia que la liquidez de la empresa también se encuentra distribuída en Títulos Públicos y Privados, con un monto de $33 millones -a la sazón, un 10% más que en el año anterior.

 

A su vez, el pasivo de la empresa se redujo en un 14,5%, al ponderarse una comparativa interanual. La mayor porción de los pasivos se basan en cuentas comerciales a pagar, que no tienen interés, más impuestos y sueldos.

 

Compañía Introductora cuenta con dos sociedades controladas: la clásica Dos Anclas, con casi el 100%, y Tau Delta, con el 60% -ésta última fue adquirida hace dos años (el 60% de la misma, por un monto de US$ 1.200.000), ofreciendo productos gourmet o delicatessen, como salsas y aderezos para ensaladas, y carnes (además de salsas dulces y marinas). En rigor, el brand Dos Anclas, amén de sales y especias, también incorpora una línea completa de salsas de notable variedad. En este concierto, se asiste a una significativa sinergia entre los productos ofrecidos por ambas empresas, lo cual refleja una interesante complementarización.

 

En el caso particular de Tau Delta, se observa que el valor llave de la empresa disminuyó en un 50% en comparación al año anterior, provisto que, para arribar a ese cálculo, se toma en cuenta el promedio de utilidad anual de la empresa, las utilidades excedentes, la capacidad productiva, y el término medio de ganancias habidas durante el período anual.

 

En la más reciente asamblea de accionistas, la cual se celebrara el 24 de octubre pasado, la compañía distribuyó dividendos en efectivo, por un total de $6 millones de pesos. Estos representaron el 4,95% de la tenencia accionaria. A lo largo de este ejercicio, la decisión corporativa se orientó a no repartir dividendos en acciones.

 

A lo largo de la última década, la política comercial de la organización consistió en proceder a la diversificación de sus negocios, partiendo desde la sal como producto insignia y especias, hacia el segmento de las salsas. Este rubro evidenció la introducción de novedosas salsas dulces, cuya recepción por parte del mercado ha sido más que favorable. A estos aspectos se suma un elegante y correctamente estudiado rediseño de su packaging y, en el caso de la sal Dos Anclas, durante 2019 ha recuperado un atractivo diseño vintage que supo utilizarse con frecuencia en pasadas décadas.

 

En conclusión, analistas y entendidos en inversiones comprobarán que la centenaria empresa de referencia se caracteriza con un estilo conservador, el cual se las ha arreglado para perdurar año tras año en la mesa de los argentinos. Adicionalmente, su liderato comercial ha atendido con eficacia al objetivo de navegar -con apreciable éxito- los bien conocidos vaivenes económicos de un país inestable como lo es la República Argentina, lo cual se verifica en el carácter pendulante del consumoContra todo obstáculo, la firma ha logrado ingresar ganancias y consolidar ventas de manera sostenida.

 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!