Rankia México
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Pautas Terminales
Aprende a identificar las Pautas Terminales según la teoría de Elliott

Los siete pecados capitales y el trading

Aprovechando que el mercado alemán ayer estaba cerrado por ser festivo, y como hace  mucho tiempo que no nos apartamos del más directo del mercado, hoy haremos  un descanso y vamos a  relacionar el trading con la teología, y más concretamente con la doctrina católica.

Para la Iglesia (católica), el pecado ha existido siempre, desde los orígenes del hombre ,  cuando Adán y Eva pecaron desobedeciendo al mandato de Dios hasta nuestros días. El pecado para  la doctrina católica representa el alejamiento con Dios.

Alguno se preguntará a dónde queremos llegar, no tengáis prisas que pronto lo vais a saber. Pues al igual que decíamos que,  para la Iglesia el hombre se aleja de Dios cuando peca ( y aunque todas la comparaciones son odiosas), el trader se aleja del trading cuando a modo de pecados comete errores  y se aparta de la ortodoxia de su sistema.

Los siete pecados capitales que aprendimos de pequeños y que seguidamente enumeraremos tienen sus correlativos errores en el trading, pero veámoslos uno a uno.

1.- El primero de los pecados es la lujuria, pues en el trading la lujuria la podemos entender como el deseo  ingobernable que en alguna ocasión a todos los que nos dedicamos a este mundillo nos ha venido a visitar, de querer controlar todos los mercados, ya sea el de futuros, pares de divisas, metales preciosos, acciones, incluso más recientemente las criptodivisas. Hay un refrán en castellano que nos recuerda que el que mucho quiere abarcar poco  puede apretar, y es lo que nos suele ocurrir con el trading, cuando pretendemos estar en todos los mercados y conocerlos todos, lo normal que nos ocurra es que al final no dominemos ninguno de ellos, por lo que nosotros siempre hemos aconsejado dedicarnos al conocimiento de unos pocos índices. Nosotros nos hemos dedicado a seguir a un par de índices a los que denominamos cariñosamente "saga eurex", es decir futuro del dax y eurstoxx, si bien últimamente nuestra " lujuria tradingniana" nos ha llevado a seguir los pasos del Ibex.

2.- El segundo de los pecados es la gula que, en el tradinga tiene mucha relación con el anterior pecado de la lujuria, pues la gula del trader se traduce en el  apetito insaciable de obtener ganancias en todos y cada uno de los instrumentos financieros en los que operamos., y que además cuando los resultados nos vienen de cara, retroalimenta nuestro apetito voraz con nuevas e intrépidas incursiones en activos desconocidos. El final a nuestro exceso de  gula ya lo sabéis todos, normalmente termina cuando agotamos los fondos de  nuestra cuenta, o como se suele decir, "muerto el perro se acabó la rabia".

3.- El tercero del septeto encaja a la perfección en el trading, pues se trata de la avaricia, auténtico motor del trading, pues sin este pecado difícilmente todos lo que nos movemos en este "mundillo" , no nos arriesgaríamos a dejar nuestra cuenta bajo cero. La avaricia está directamente relacionado con el dinero, y al "calor" de éste se mueve una pléyade de trileros que jugando con nuestra avaricia, nos prometen el Santo Grial mediante el cual obtendremos nuestra libertad económica, pues empleando unos pocos minutos del día obtendremos extraordinarios rendimientos que nos liberarán del yugo del trabajo diario. Poco podemos añadir, desde esta página os hemos dicho en innumerables ocasiones que, este es un trabajo duro que, desde que abren los mercados hasta el cierre hay que estar preparados con el "cuchillo en la boca", pues la emboscada está a la vuelta de cualquier dato macro, declaración de un policy maker o encuesta de opinión. Desengañaros el trabajo diario como en todos los órdenes de la vida os procurará no grandes beneficios, sino oportunidades de complementar vuestras rentas mensuales, no sin antes  pasar días de sufrimiento, pues nunca las tendremos todas con nosotros.

4.- El cuarto de los pecados capitales no tiene cabida en  el trader, pues la pereza  es incompatible con el trabajo duro, y como hemos dicho anteriormente el trading tiene mucho de trabajo duro, al menos el que podemos desarrollar los pequeños. Siempre hemos dicho que, en el mundo del trading los pequeños debemos ser los más trabajadores., los que más disciplinados debemos ser a nuestros sistemas de especulación, pues nuestra cartera no nos va a permitirnos lujos en forma de errores, o indisciplinas en el seguimiento exacto de nuestro sistema. En el trading que practicamos nosotros, la disciplina es y será el mejor de nuestros activos que, unido como ya hemos repetido al  trabajo duro nos procure un resultados aceptables.

5.- En cuanto al quinto de los pecados, la ira, este es muy peligroso, pues en el trading la ira te  puede llevar a la venganza, y ésta te puede encaminar tras una mala operativa  a intentar vengarnos del mercado, y como se suele decir en el tute, "contra el as no arrastrarás... pues perderás", y arrastrar o posicionarse contra el mercado únicamente con la intención  de vengarse de éste, te puede salir muy caro y  te puede hacer un "roto" en la cuenta del que más pronto que tarde te arrepentirás. Las decisiones que se tomen en el trading deben ser racionales, dejar a un lado los sentimientos, y siempre bajo el  amparo de las señales que una veces más acertadas que en otras nos procure nuestro sistema.

6.- La envidia,   pecado  éste inherente a la condición humana, por lo que difícilmente el trader se podrá sustraer a este mal, pues son numerosas las formas en que se nos presenta, fundamentalmente ligada a la avaria, pues  quién no ha sentido envidia cuanto nos presentan las rentabilidades obtenidas por otros traders, sin tener presente el trabajo duro de éste, de las horas empleadas en dar forma a un sistema ganador, eso en el mejor de los casos, pues en otras ocasiones simplemente el sistema es un engaño que ni funciona y lo que es  todavía peor no está sustentado en ningún fundamento teórico, y que únicamente se gobierna a capricho de su "inventor".

7.- Y por último , la soberbia. El que esté libre de éste que tire la primera piedra, difícil será encontrar algún trader que a lo largo de sus "cuitas" en este mundo de trileros no haya pecado de soberbia, entendida cómo el mantener una operativa fallida, y por soberbia intentar "doblegar" al mercado, creyendo que  éste está equivocado y que la razón la tenemos nosotros. Este pecado suele ser cometido por los que se inician en los mercados, no por nada en especial, sino porque a unos pocos pecados de soberbia que cometas  fundirás la cuenta y engrosarás la trágica estadística de los traders que dejan este apasionante y traicionero mundo.

Dicho  lo anterior, no queremos dar una imagen apocalíptica del trading, pues nosotros nos consideramos unos "yonquis del trading", simplemente queremos preveniros de la comisión de los pecados capitales de éste,  y que  los tengáis muy presentes cuando adoptéis alguna posición en los mercados. Con este comentario no os queremos desanimar, únicamente preveniros de los pecados que aquejan al trader ,y que todos ellos tienen un denominador común, y es que buscarán de una u otra forma dejarte la cuenta bajo cero.

Pasad un feliz día, y aprovechad para tener un recuerdo de todos aquellos seres queridos que nos han dejado. El jueves nos volvemos a encontrar en el canal de Telegram.

Pautas terminales