Señales de que tu empresa o negocio está fracasando

Cuando el cuerpo humano siente dolor es porque está avisando que algo marcha mal, muchos le dan una carga sólo negativa al dolor pero su utilidad es la de mandar avisos preventivos (en primera fase) y luego correctivos en (segunda fase) para notificar sobre una situación que es anormal en el organismo.
 
En las empresas o negocios pasa lo mismo, pues también manifiestan signos preventivos o correctivos que avisan cuando una empresa deja de ser sana y hasta existen señales que advierten que irremediablemente está por morir.
 
                                                          Señales de que tu empresa o negocio está fracasando
 

Pero ¿cuáles son esas señales?

Primera señal de que tu empresa está fracasando: cuando eres o tienes a malos ejecutores de las estategias

Muchas veces las empresas siguen estrategias de marketing, las de ventas, las de atención a clientes, etcétera, que de verdad son las correctas y acordes al mercado, pero si tienes al frente del departamento de publicidad, de contabilidad, de ventas o de mercadotecnia a alguien que no está ejecutando correctamente los procedimientos en sus respectivas áreas, entonces lo que tienes es a malos ejecutores frente a una estrategia correcta para la empresa o negocio.
 
 
Por otro, lado también se da el caso que tengas a un buen ejecutor en un área con deficiencias, sólo que este escenario es menos grave porque el ejecutor se da cuenta de las fallas que tiene un procedimiento, las evalúa y tendrá correcciones adecuadas sin perder de vista al negocio central de la empresa, es decir, no pierde de vista el objetivo comercial de la misma, ya sea a corto, mediano o largo plazo.
 
*En resumen: una buena estrategia se puede convertir en mala si tienes a un mal ejecutor; pero si tienes a un buen ejecutor con una mala estrategia se puede transformar, corregir y convertirla en un buena táctica; o sea que necesitas tener a la persona ideal para el puesto. Y esto aplica para empresas de manufactura o para una empresa que ofrece servicios.
 
 

Segunda señal de que tu empresa está fracasando: Cuando en la empresa hay gran rotación de empleados que dan resultados

En las empresas hay buenos empleados, esos que dan resultados, son puntuales, estructurados, cumplen sus metas, etcétera, muchos hemos conocido a alguien así, pero un buen día se va por el motivo que sea (le ofrecieron un mejor trabajo, más dinero, crecimiento, mejor puesto, etcétera). Generalmente cuando un buen empleado o varios se van, la empresa tarda años en recuperarse, y ello se acentúa si además en una mala estrategia las empresas deshacen equipos de trabajo completos. Conformar un grupo de gente eficiente lleva su tiempo, por ello las empresas deben saber retener el talento.
 
Cuando en las empresas comienza la rotación de buenos empleados o líderes y en cambio permanecen aquellos que sólo trabajan para cobrar la quincena, quienes no hacen algo extra (es decir los que sólo entregan una tabla con cuatro patas porque eso les pidieron, pero que no entregan una mesa lijada, barnizada, pintada o con cajones), o cuando permanecen los que se fragmentan en grupos donde ninguno ayuda al otro, es momento de prender las alertas porque muy probablemente a corto plazo habrán problemas que comprometan la eficiencia y calidad.
 
*En resumen: si esto pasa en la empresa para la cual trabajas o en la propia, mentalízate en que la recuperación será tardada y durará años en el peor de los casos. Aquí hay dos claves que podría hacer la empresa: encontrar mecanismos para retener el talento y privilegiar los procesos de trabajo para que las cosas funcionen a pesar de la falta de un buen líder, trabajador o empleado. Esto disminuiría el impacto negativo de las rotaciones de personal.
 
 

Tercera señal de que tu empresa está fracasando: una administración negativa

Una de las peores cosas que puede pasar en una empresa es tener a alguien desordenado a la hora de hacer u obtener números, alguien lento para resolver problemas, alguien que no tenga al día los datos necesarios para el negocio y además (lo peor) que sea burocrático. Ojo, tener esta situación es muy independiente de que la empresa goce de buenos ingresos; de nada o de muy poco sirve tener dinero en la cuenta bancaria si en la compañía existe un verdadero tiradero, ¿por qué? pues el no tener información al día para la toma de decisiones sobre los nuevos rumbos que debe tomar el negocio, o bien no tener datos que ayudan a hacer diagnósticos de lo que se está haciendo es reflejo de una organización deficiente.
 
*En resumen: si el administrador no pone atención en los detalles del negocio podría generar problemas en otras áreas como en los ingresos, atención al cliente, pago a proveedores, etc. lo cual llevaría a tener una mala fama de la empresa y ello compromete la calidad del producto o servicio que se ofrece al consumidor.
 
 

Cuarta señal de que tu empresa está fracasando: Incremento en los gastos

Gastar de más en una empresa sucede por muchísimas situaciones, pero esto básicamente ocurre cuando no existe un control real en el flujo de efectivo, si esto se deja crecer llegará un momento que los gastos superan a los ingresos. Esto puede notarse en varios aspectos:
-          Falta de control en los gastos, por ejemplo en los viáticos a los vendedores del producto o vendedores de publicidad.
-          Incremento en los costos de producción, por ejemplo cuando algunos insumos o materias primas suben de precio.
-          Inventarios grandes, es decir cuando hay productos que no se están desplazando.
-          Productos estancados o almacenados que no se están vendiendo.
-          Etcétera.
 
Para identificar esto analiza lo siguiente: ¿estoy vendiendo menos? o ¿en el inventario tengo pocas unidades de los productos que más vende mi empresa? o ¿cómo va mi utilidad? ¿estoy teniendo ingresos pero no utilidades? ¿sí estoy vendiendo mi producto o servicio pero los costos (materias primas, maquinaria, mantenimiento, salarios) para producirlo son altos?
 
*En resumen: Vender bien mes a mes no quiere decir que tu utilidad y rentabilidad sean sanas o que estén en la misma proporción de lo que vendes, puedes tener buenas entradas de dinero pero los costos de la producción estarían ahogando a la empresa, es decir, puedes estar vendiendo de maravilla y a pesar de ello no tener dinero o tener poco.
 
 

Quinta señal de que tu empresa está fracasando: perder a buenos clientes

Esto generalmente le pasa a las micro y pequeñas empresas que por lo general viven porque atienden a un solo cliente y muchas veces ese cliente representa hasta el 80% de su ingreso. Esto le pasa a las empresas productoras y también a las que ofrecen servicios.
 
*En resumen: La clave aquí es diversificar la cartera de clientes y/o de productos que atraigan a otros clientes. No hay que vivir de uno solo, pues ese cliente puede dejarte por irse con la competencia, puede enfrentar un problema, etcétera. No dependas de un gran cliente.
 
 

Sexta señal de que tu empresa está fracasando: entrada de nuevos competidores

Esto tiene que ver con no dormirse en sus laureles, me explico con este ejemplo: actualmente en México han cerrado más de 40 mil tiendas de abarrotes por diversas razones, pero una de ellas tiene que ver con la expansión de cadenas enormes de conveniencia, principalmente de Oxxo. Existen zonas en las cuales por años la tienda de la esquina fue la reina y no tenía competidores cerca, pero esa misma tienda no aprovechó su buen momento para abrir otras tiendas más por si llegaban los competidores a conquistar el mercado.
 
*En resumen: si esto te ocurre tendrás que vender de forma diferente, por ejemplo recibir pagos con tarjeta, hacer promociones, etcétera, de otro modo es muy probable que salgas de la jugada. Por otro lado, aprovecha cuando no tengas competidores, no gastes de más, mejor ahorra e invierte en un negocio del mismo giro o de otro. Como en el ejemplo anterior, no pongas todos los huevos de oro en una sola canasta: diversifica.
 
 

Séptima señal de que tu empresa está fracasando: cuando siempre vendes lo mismo

Igual que el cinco y el seis debes diversificar, la empresa no puede vivir del mismo producto toda la vida. Actualmente es necesario generarle algún valor al producto o servicio "A" que distribuyes, o bien debes vender un producto o servicio "B" complementario al "A", con ello ofreces un servicio más integral. Ejemplo: hay empresas que venden equipo de reciclado de agua y además el mantenimiento y diagnóstico de esos equipos, de esa forma quien compra ello sabe que ahi tiene quien haga mantenimiento a su equipo, pero el mantenimiento de equipos también puede atraer a otros clientes.
 
*En resumen: no compitas “en crudo” con el de enfrente, es decir chocolate contra chocolate, dulce contra dulce, debes ofrecer algo más por tu producto o servicio, el famoso "valor agregado".
 
 
 
 
 
¡Sé el primero en comentar!
Comentar