Rankia México Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Los principales segmentos de actividad de Acciona son los siguientes:

Energía: Este segmento incluye la promoción de plantas de generación renovable, su construcción, su operación y mantenimiento y la venta de la energía producida. Toda la generación eléctrica de Acciona Energía es de origen renovable.

 

Infraestructuras: Construcción: construcción de infraestructuras e ingeniería. Industrial: proyectos llave en mano para la construcción principalmente de plantas de generación de energía y redes de transmisión. Concesiones: Explotación de concesiones de transporte y hospitales, principalmente. Agua: Actividades de construcción de plantas desaladoras, de tratamiento de aguas y potabilizadoras, así como la gestión del ciclo integral del agua. Servicios: Actividades de movilidad urbana en forma de alquiler de todo tipo de vehículos, el análisis, diseño e implantación de proyectos de mejora de eficiencia energética y de energías renovables en todo tipo de instalaciones consumidoras de energía, así como las actividades de facility services, handling aeroportuario, recogida y tratamiento de residuos y servicios logísticos, entre otros.

Otras actividades: incluye los negocios relativos a la gestión de fondos e intermediación bursátil, la producción de vinos, el negocio inmobiliario, y otras participaciones.

El principal segmento de la compañía es el de “Infraestructuras”, el cual aportó en el año 2.019 el 70% de los ingresos, seguido por el de “Energía” que aportó el 28% de los ingresos.

A su vez, dentro del segmento de “Infraestructuras” el subsegmento de “Construcción”, aportó el 70% de los ingresos.

El principal mercado geográfico de Acciona es España en el que obtuvo en el año 2.019 el 41% de sus ingresos, seguido por la Unión Europea y el resto de los países de la OCDE que aportaron el 38%.

La evolución de sus ventas ha sido la siguiente:

A destacar que la facturación de los últimos años se sitúa por debajo de los máximos conseguidos por la empresa.

En el año 2018 la cifra de negocios aumentó el 4% respecto el año anterior, gracias a la favorable evolución de los segmentos de “Energía” y “Infraestructuras”, destacando en este último el de “Construcción” y el “Industrial”.

En el año 2.019 evolucionaron negativamente sus tres segmentos, en especial en el de “Energía” debido a la reducción de la producción hidráulica en España.

Se espera que sus ingresos se reduzcan el -5,9% en este año, pero que a partir del siguiente se sitúen por encima del año de los del año 2.019:

En el primer semestre de este año a cifra de ventas se ha reducido el -14,8% por los efectos de la pandemia del COVID-19.

A destacar que el segmento de Infraestructuras que aporta el 70% de los ingresos de la empresa, tan sólo contribuye con el 26% al total de su resultado de explotación. Sin embargo, el segmento Energía que tan solo representa el 28% de las ventas, aporta el 63% de resultado de explotación.

Las cifras de beneficios que consiguen están muy lejos de los máximos alcanzados con anterioridad y los porcentajes de margen neto son bastante reducidos:

A destcar que las cifras de beneficios se ven afectadas en varios años por los resultados extraordinarios generados por la venta de empresas participadas. 

El porcentaje de beneficio neto sobre ventas del segmento de “Infraestructuras” es muy bajo (2,2% en el año 2.019). En cambio el de “Energía” ha sido del 9,4% y de “Otras Actividades del 14,9%.

Las previsiones para el 2.020 apuntan a que el beneficio neto se reducirá el -33,3% y que se iniciará la recuperación a partir del año 2.021:

En el primer semestre el beneficio neto se ha reducido el -85,7%, por lo que será difícil que puedan alcanzar las cifras previstas para el cierre del ejercicio.

La rentabilidad sobre fondos propios ha tenido una evolución favorable durante los últimos años (10,3% en el año 2.019), pero todavía está muy lejos de los máximos conseguidos por la empresa.

El endeudamiento de Acciona es bastante alto (312%) y la deuda financiera neta de la empresa representa 4,4 años de EBITDA. Detrás está la insuficiencia de los flujos de caja generados en sus operaciones por Acciona para cubrir sus necesidades de inversión.

La rentabilidad por dividendo prevista para este año se ha reducido bastante (del 3,73% al 1,87%). Además, no descartamos que se vean obligados a reducir aún más o eliminar el dividendo en los próximos años, ya que al elevado endeudamiento de la empresa se añade el endurecimiento de la situación macroeconómica.

La evolución del beneficio por acción, de la cotización y del PER y la prevista para los próximos años es la siguiente:

Si tomamos como base 100 las cifras del año 2.005, en el gráfico siguiente podemos ver que la decepcionante evolución de la cotización de la empresa es consecuencia, sobre todo, del pobre desempeño de su beneficio por acción:

El gráfico anterior también nos indica que, desde esta perspectiva, la acción no está infravalorada, pero que tiene cierto potencial de crecimiento si logran cumplir con las previsiones.

Tan solo el 32% de los analistas recomienda comprar la acción de Acciona y sitúan su precio objetivo en 104,47 euros, muy cerca de su cotización actual de 103,20 euros.

Puedes consultar la rentabilidad anual esperada en nuestro informe completo.

Por todo ello, no consideramos atractiva la compra de acciones de Acciona para formar parte de una cartera orientada al crecimiento a largo plazo.

Nota: La mayor parte de los datos utilizados han sido obtenidos de Refinitiv y de la página web de la propia empresa.

¡Sé el primero en comentar!