Ante la escasez de dinero en México para el siguiente año, los mecanismos para lograr más recaudación y así obtener más dinero van muy en serio por parte de la actual administración, al grado que le van a simplificar todos los trámites a los contribuyentes y les proporcionarán la declaración anual de impuestos casi automática.
 
Para demostrar lo anterior, basta con echarle un vistazo a lo que el Servicio de Administración Tributaria dio a conocer: los Nuevos Servicios Digitales.
 

¿Qué son los nuevos servicios digitales del SAT?

Se trata de una serie de mecanismos que emplearán nuevas tecnologías a partir de 2016, los cuales tienen como meta principal garantizar que todos los contribuyentes hagan su contabilidad electrónica, sin excepciones y sin atrasos para nadie. De este modo se busca incrementar los ingresos del gobierno.
 
Algo más que también contemplan los nuevos servicios digitales de Hacienda para 2016 es que la declaración anual ya sea casi automática y para ello los contribuyentes ya tendrían saldos e información precargada en su sesión electrónica en el sistema del Sistema de Administración Tributaria.
 
Con este plan se pretende que para 2016 (y posteriormente), los ciudadanos que hagan su declaración anual, la encuentren dese marzo prellenada, con datos precargados como sus ingresos y gastos, e incluso el SAT tiene pensado llegar más allá: ya con una declaración anual preliminar (que no es otra cosa sino una propuesta de declaración hecha por el SAT) el contribuyente elija esta y si así lo desea, solamente debe autorizarla. Te este modo, el SAT otorga más “facilidades” para que así los ciudadanos no tengan pretextos para no agilizar el pago de sus contribuciones.
 
De esta manera Hacienda pretende reducir los tiempos y reducir el número de trámites, y lo hace así para garantizar que cada vez más y más ciudadanos paguen sus impuestos.
 
Lo que en el fondo quieren lograr las autoridades con los “nuevos  servicios digitales” del SAT, es que el contribuyente no tenga que hacer tanto trámite y se anime a solo enviar la declaración que le propone el SAT, además en caso que tenga que pagar algo, la línea de captura que le sea generada lo llevará desde la página del SAT al sitio del bancario para que de una vez pague lo que deba. En caso contrario, es decir, si el contribuyente tiene algún saldo a favor Hacienda asegura que la devolución se hará en menos de cinco días hábiles.
 
Esto es una prueba más de que el SAT y el gobierno federal van por mayor recaudación y para lograrlo están haciendo todo lo que tengan a su alcance.
¡Sé el primero en comentar!