La crisis del Coronavirus (Covid-19) generará menos ingresos para el gobierno mexicano, pues muchas empresas dejarán de existir y otras pagarán menos dinero debido a que tendrán una importante baja en sus ventas, además muchos trabajadores quedarán desempleados y ello significa menos Impuesto Sobre la Renta (ISR) para el gobierno federal. Es por esta situación que los diputados de Morena (el partido político del presidente López Obrador)) están proponiendo una serie de aumento de impuestos en algunos productos.

Aumento a algunos impuestos en 2020

Con esto el poder legislativo busca recaudar (o recuperar) 233 mil 848 millones de pesos en lo que resta de este 2020, para ello mandaron una propuesta para aumentar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en los siguientes productos:

 

  • Cigarros.
  • Alcohol.
  • Bebidas azucaradas.
  • Alimentos no básicos con alta densidad calórica.

 

Propusieron que el aumento sea de la siguiente manera:

 

  • Cervezas de hasta 14 grados de alcohol paguen 35% de IEPS (actualmente pagan 26.50%).
  • Que otras bebidas alcohólicas, fermentadas y destilados paguen más impuestos dependiendo de su concentración de alcohol, y quedaría así: entre 14 a 20 grados 60% de IEPS y las mayores a 20 grados hasta 80%.
  • Bebidas saborizadas (jarabes, extractos de sabores, polvos, esencias y las que tengan azúcar añadida) se propondrá que paguen 1.26 pesos de IEPS por cada litro de producto.
  • Por cigarro enajenado el incremento pasaría de 0.49 pesos de IEPS a 1.49.
  • En alimentos no esenciales el incremento pasaría de 8% a 16% de IEPS (por ejemplo los de densidad calórica de 275 kilocalorías o más por cada 100 gramos). En este grupo entrarían las botanas, confitería, chocolates (y derivados de cacao), flanes, dulces de frutas y verduras o leche; cremas de avellana o cacahuate, helados, paletas de hielo y alimentos preparados a base de cereales.

 

Para lograr esta recaudación, proponen cambiar Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y la justificación es supuestamente recaudar ese dinero para comprar equipamiento médico, contratar a más profesionales de la salud y para adquirir medicamentos. Sin embargo, eso estaría en veremos, pues hace unos años cuando se incrementó el precio de los cigarros se dijo que ese dinero extra se daría al sector salud para atender enfermedades relacionadas con el tabaquismo, lo cual jamás sucedió.

 

 

¡Sé el primero en comentar!