blog Subastas judiciales
Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

Gentuza que escupe la mano que le da de comer

Lo que voy a relatar a continuación, el encuentro sumamente desagradable que he tenido esta mañana, me ha dejado con gran pesadumbre en el animo. He visitado una vivienda del Madrid más céntrico y me he encontrado con una familia cuyos miembros se quedaron sin empleo hace ya tantos años que ya ni recuerdan lo que es trabajar. También se les consumió la prestación a los parados e incluso cualquier subvención que les haya podido corresponder. Todo lo han consumido sin haber sido capaces de encontrar un nuevo empleo, ni el marido ni la esposa. En fin, nada nuevo en estos tremendos tiempos que nos tocan.

Su situación es tan grave que llevan un par de años viviendo de lo que Cáritas les entrega, que consiste no solo en poder comer en comedores sociales, sino que incluso les da alimentos, les paga las facturas y les da dinero para gastos vitales. Yo no sabía que Cáritas ayudaba hasta ese punto y me quito el sombrero por su encomiable labor. 

El caso es que he hablado con ambos cónyuges y he salido de la casa habiendo perdido cualquier amor que me quedara por los seres humanos, si es que a estos les queda algún atisbo de humanidad. Ya de entrada confieso el tremendo asco que me ha dado entrar en la vivienda. Digo yo que no tendría que tener nada que ver la pobreza con ser un guarro, pero estos juntan ambos calificativos y el de guarros lo llevan a su máxima expresión. La casa daba asco, eso para empezar. 

Pero si la casa me ha dado asco, más asco me han dado ellos, que a la pobreza material unen su mala índole. Se han pasado un rato largo echándole la culpa de su mala situación a todo y a todos, menos a ellos mismos y hablando fatal del gobierno, de los bancos, de nosotros, los subasteros especuladores y, sobre todo de Cáritas, que aunque les está ayudando y manteniendo, lo hace de una forma exigente, contabilizando lo que les da o les deja de dar y exigiéndoles una búsqueda activa de trabajo. Por lo visto también les consigue pequeños trabajillos que los menesterosos no pueden rechazar por el temor, supongo que fundado, de perder las ayudas.

Y, sobre todo, lo que no le perdonan a Cáritas es que no haya cargado sobre sus hombros el pago de la deuda hipotecaria, pues los tipos estos están muy próximos a verse en la calle y no entienden que la mentada ONG no haya hecho nada para evitarlo, como si el haberles mantenido casi dos años no fuera nada o fuera algo que les era debido, a lo que tenían perfecto derecho.

Yo considero que cualquier cosa que no nos hayamos ganado por nosotros mismos es caridad, solo que actualmente hemos dejado de llamarlo caridad para pasar a denominarlo "derechos" y eso ha generado entre los elementos menos capaces la sensación de que todo les es debido y de que ellos no son responsables de nada, de manera que cuando la cosa les va mal sin duda debe ser porque algo, fuera de ellos mismos, no ha funcionado como debiera.

Esta sociedad en la que el ser humano ha dejado de ser el arquitecto de su propia vida nos está reduciendo poco a poco al estabulamiento bobalicón y a la dependencia absoluta del subsidio del ubre-estado-de-bienestar, convirtiéndonos en seres dependientes incapaces de reconstruirnos a la menor contrariedad. 

Ya lo decían nuestros abuelos: es de malnacido ser desagradecido. 

¿Te ha gustado el artículo?

Publico todas las semanas mi visión sobre las subastas inmobiliarias. Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog.

Comentarios
45
Página
3 / 3
  1. #42

    Madoz

    en respuesta a Fjmcasas
    Ver mensaje de Fjmcasas

    Los liberales desamortizadores no tienen la CULPA (falsa imputación de culpas porque Franco no fué liberal), de que con Franco y de que ahora continúe en la práctica, un Estado Confesional, que beneficie a la Iglesia Católica, aunque también, a otras confesiones (libertad religiosa).

    El año pasado la Iglesia Católica recibió 26 mil millones de euros, pura demagogia, si no tenemos en cuenta su labor "SOCIAL", 13 o 14 veces lo que los Sindicatos, por ejemplo, porque no se puede confundir algo que depende de la voluntad o algo ajeno, como las CULPAS.

    La CULPA en lo penal, a diferencia del ámbito religioso, no tiene nada que ver con ENFERMEDADES MENTALES, que hacen a alguien INIMPUTABLE, porque se dice, no alcanza a ser consciente de que su destino dependa más de él, y no de lo que los demás hagan.

    El Estado puede cambiar esa situación, como el enfermo la suya, en muchos casos, lo que pasa es que es muy fácil descargar de culpas al Estado confesional o al inimputable, diciendo que nada depende de él y TODO está escrito en un Determinismo SOCIAL, que solo aprovecha a dos sectores radicales, las Sectas Religiosas y por el otro lado, a un mundo científico que piensa se arregla todo con unas "pastillas", porque todo es biológico y piensa no hay otros puntos de vista, para arreglar ALGO la situación, pero los problemas les conocemos todos y
    al "enfermo" social (en otros países no existe ese trato de favor) tambien lo más fácil es decirle que es algo AJENO a su VOLUNTAD, porque así no deberá (no podrá) hacer nada.

    No se puede confundir Sistema Penal con Enfermedad de forma tan interesada.

    No todos los culpables son enfermos, ni todos los enfermos son culpables, son ámbitos muy distintos, que se mezclan INTERESADAMENTE.

    Un saludo

  2. #43

    Roisoneu

    en respuesta a Dalamar
    Ver mensaje de Dalamar

    "Los medios no manipulan, ni los bancos ni los politicos ni nadie..." a partir de este punto dejé de leer el comentario. Me temo que estas hipnotizado, como la mayoría.

  3. #44

    Xxavier

    en respuesta a Exiliado
    Ver mensaje de Exiliado

    No...

    Discrepo radicalmente. El ser humano no está 'construido así'. En este caso, está claro que no se trata de una adaptación evolutiva, sino de un rasgo cultural. Cuando un individuo habla mal de quienes le favorecen, y -en general- cuando un individuo habla mal de 'los demás', se está identificando como perteneciente al sector cultural 'basura social'.

    No hay que generalizar. Yo no soy así, por ejemplo, y mucha gente comparte mi condición, por fortuna. Lo he pasado mal, y me he desesperado a veces, pero jamás se me ha ocurrido hablar mal de nadie, y menos aún de mis benefactores. Eso es propio de gentuza, insisto.

  4. #47

    Scoralstom

    Quitar al que trabaja para dar al que no lo hace es la mejor manera de desmotivar, estado del bienestar, que bien suena si no fuera solo para el vago.
    s2

  5. #48

    Kalon

    en respuesta a Roisoneu
    Ver mensaje de Roisoneu

    Yo si creo que los medios manipulan, pero tendriamos que preguntarnos a quien manipulan, yo se perfectamente lo que me voy a encontrar si veo Intereconomia, o escucho la SER o voy a la iglesia, pero la gente que oye lo que quiere oir... solo escucha a aquel que dice: "si tienes dos tunicas, dale una al que no tiene" y claro, ahi es donde empieza la ley del minimo esfuerzo, es mas comodo esperar a que te den una tunica que trabajar para conseguirla.

    Luedo vienen otros haciendo politicas sociales y de reparto, para que todos seamos iguales y entonces es cuando el arquitecto o el abogado se desmoralizan viendo como el parado de larga duracion tiene una calidad de vida aceptable y vive en el mismo estado de bienestar que ellos y ademas tocandose los huev**.

  6. #48

    Macross

    en respuesta a Exiliado
    Ver mensaje de Exiliado

    Muy sensatas palabras Exiliado. Musica para mis oidos. Saludos.

Autor del blog
  • Tristán el subastero

    Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.

Envía tu consulta