blog Subastas judiciales
Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

Aún quedan personas que hacen honor a su palabra

Hoy quiero escribir una líneas para agradecer a los pocos españoles que aún hacen honor a su palabra.

En concreto me estoy refiriendo a cierta persona que se vio involucrada hace unos meses en una subasta que yo me había adjudicado por Adjudicación Directa y que finalmente cumplió su palabra y me entregó las llaves del piso que perdió por su mala cabeza. De la misma manera que yo hubiera cumplido la mía de haber salido las cosas como él había esperado.

Pero dicho así la cosa parece ciertamente confusa. A ver si consigo explicarme:

A don Luis le colocaron el piso en cuestión hace cinco o seis años en pago a unas deudas que el promotor tenía con él y como el valor del piso ni siquiera entonces cubría el total de la deuda, no se le ocurrió otra cosa que decidir no incrementar el coste con el ITP. De manera que tomó la errónea decisión de no cumplir con Hacienda, aún a costa de no poder inscribir su título.

Y esto, que según mi opinión siempre es un error, si le añades que quien te ha transmitido la propiedad es un moroso empedernido, obligado liquidar sus deudas con pagos en especie, se convierte en un grandísimo error, pues esta gente es un imán para los embargos y se corre el riesgo de que la propiedad acabe embargada por deudas de otro.

Que fue exactamente lo que ocurrió.

Con tan mala suerte para Don Luis que el inquilino del piso no solo no le pagaba el alquiler sino que tampoco le notificaba los avisos que llegaban de Hacienda. Y como el promotor moroso tampoco le dijo nada, el resultado es que el piso se subastó y Tristán se lo adjudicó.

¿Y Tristán tampoco se enteró de que el piso no era del deudor sino que era de una tercera persona?

Pues no, porque para entonces el inquilino moroso había sido lanzado, que es el fin natural de toda esta gentuza que firma contratos de alquiler y luego no paga sus compromisos y cuando llegó el momento de la subasta el piso estaba vacío y los vecinos del inmueble no sabían quien era el propietario del mismo y les pareció de lo más natural que todavía fuera la empresa promotora. 

De manera que para cuando el verdadero propietario se enteró de lo que había pasado, yo ya tenía la Certificación de la Adjudicación y la estaba inscribiendo en el Registro de la Propiedad tras la mordida del ITP. No puedo ni imaginar el careto de don Luis cuando le expliqué por teléfono que ya era tarde para hacer cualquier cosa y que había perdido la casa con todas las de la Ley y que nada de lo que hiciera le serviría de nada. Otra cosa hubiera sido de haber podido reaccionar antes de que la AEAT hubiera emitido el certificado de adjudicación, pero ya estaba emitido y registrándose.

Finalmente llegamos al siguiente acuerdo:

El iba a intentar, a través de una serie de contactos de alto nivel que todos los españoles nos creemos que tenemos, pero que en realidad no sirven de nada en la moderna España actual, él iba a intentar, digo, que los de Hacienda echasen atrás las actuaciones y suspendieran la subasta.

Por mi parte, yo me comprometía a no hacer nada por impedirlo e incluso a darle a conocer esa postura a los empleados de Hacienda. Naturalmente eso era imprescindible para sus planes pues nadie de Hacienda se atrevería a retorcer tanto los argumentos teniendo en frente al adjudicatario en pie de guerra en defensa de sus derechos, máxime con el título ya inscrito en el Registro de la Propiedad y la fe registral y todas esas cosas. 

Por su parte, él se comprometió a que si no conseguía que Hacienda diera marcha atrás y suspendiese la subasta, él mismo me entregaría las llaves sin más lucha.

Así que tras un mes y medio en el que don Luis ha removido Roma con Santiago y lo ha intentado todo, finalmente se ha resignado a la pérdida y ha cumplido su palabra, me ha entregado las llaves.

No va a pleitear.

Y esto, que hoy en día habrá muchos que no lo entiendan, seguro que a nuestros abuelos les habría parecido lo más natural del mundo.

 

¿Te ha gustado el artículo?

Publico todas las semanas mi visión sobre las subastas inmobiliarias. Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog.

  1. #1

    Tristán el subastero

    Moraleja, no es buena idea dejar de inscribir en el Registro nuestras propiedades. A mí ni se me pasaría por la cabeza.

  2. #2

    Kyrie lomthe

    La solución para que hubiera podido parar la subasta hubiera sido pasar por una tercería de dominio a tiempo con la AEAT, ¿No?

  3. #3

    Tristán el subastero

    en respuesta a Kyrie lomthe
    Ver mensaje de Kyrie lomthe

    Efectivamente y en tal caso no solo la hubiera parado sino que no habría tenido problemas es explicar la situación y en levantar el embargo.

  4. #4

    rasago

    Vaya putadón.

    Con palabra y sin gran suerte, al parecer.

    Quizás la vida le sonría en el resto.

  5. #5

    Kyrie lomthe

    en respuesta a Tristán el subastero
    Ver mensaje de Tristán el subastero

    Oye Tristán, que siempre se me olvida preguntarte, ¿Cómo va tu página web? Que no hemos vuelto a tener noticias de ella...

  6. #6

    Jotaerre

    Bueno, "putadón", depende de los motivos por los que no registró su escritura; si fue para dejar prescribir el ITP, que es lo más habitual, por ejemplo, en el pecado habría hallado su penitencia...

  7. #7

    Tristán el subastero

    en respuesta a Kyrie lomthe
    Ver mensaje de Kyrie lomthe

    Ya falta menos, Kyrie Lomthe, pero si algo he aprendido de los informáticos que se dedican a estas cosas es que "falta poco" es una unidad de medida que lo mismo puede significar tres semanas que tres meses.

  8. #8

    Jotaerre

    ;D Me recuerda cuando iba a recoger una novia y las distintas unidades de medida temporal que tuve que aprender: ya bajo/enseguida bajo/un momento/espera un momento/me falta un rato/etc...

  9. #9

    Vidriola

    ...en definitiva, solo valemos lo que vale nuestra palabra...y también en el mundo de los negocios, si uno es de verdad lo que se dice un "gentleman", nunca escatimará el muy clarificador "fair play"...todo lo demás son raterías de Albertos y de Nuestro Tesoro (que Alá Guarde aquí y allí)...

    (¿Tendremos alma y destino de perdedores por actuar así...?¿Podía D. Luis hacer otra cosa distinta a lo que hizo?)...¡Ah, hay tantas preguntas y tantas más respuestas a todo y todo...!

  10. #10

    tonigs

    Este post me ha recordado a un caso que se dio en una de mis subastas... se le hizo una propuesta de alquiler con opción a compra al propietario y después de aceptarlo a los dos días va y hace mejor postura con otro y las mismas condiciones... Que SUERTE tienes Tristán!!!

  11. #11

    W. Petersen

    en respuesta a Tristán el subastero
    Ver mensaje de Tristán el subastero

    Bienvenido al club de la fauna esa, pero no te preocupes cuando acabes con este problema vas a tener otro, mas gordo todavía, porque no pretenderás quedarte sin hacer nada, cuando tu web aparezca en la página 3 del buscador de Google, entonces empezarás a pensar en un SEO, que te explicará muchas coñas, pero no te garantizará que vayas a salir en la primera página, y si te lo garantiza mejor cambia de SEO ... al mismo tiempo, acabarás hablando con unos señores/señoras, que te llaman desde Marruecos, pero te facturan desde Dublín, nada cosas de la globalidad, los salarios bajos (Marruecos) e Impuesto de Sociedades bajo (Irlanda) que te venderán una historia que se llama Google Adwords, por la que te soplarán unas decenas o puede que cientos de euros cada mes (depende de la compentencia que tengas, no de tu sector, sino de las palabras clave que quieras "vender") y con suerte en un par o tres de meses, tu web existirá, porque en la página 3 (4 ó 5) de Google, eso, simplemente no existes, y sé de lo que hablo !!!!

  12. #12

    Tristán el subastero

    en respuesta a W. Petersen
    Ver mensaje de W. Petersen

    Ufff, que poco me apetece todo eso, la verdad. No tengo ni tiempo ni ganas. Me tendré que conformar con las terceras páginas de búsquedas.

  13. #13

    Cebeda

    Una pregunta al hilo de lo indicado: Y que ocurriría si el lío esta originado por un error del Registro de la Propiedad, es decir, el titulo se presentó a inscripción pero en el registro no se hace y la propiedad queda a nombre del anterior propietario que resulta ser un moroso profesional, y lógicamente con los años llegan los embargos y la vivienda es subastada, adjudicada y se da la toma de posesión al que se adjudicó la vivienda en subasta (casualmente el piso estaba vacio con un cartel de "se alquila"). Que posibilidades tiene el propietario real de revertir la situación y anular las actuaciones?
    Gracias.

  14. #14

    Tristán el subastero

    en respuesta a Cebeda
    Ver mensaje de Cebeda

    ¿Posibilidad de que el registrador se olvide de registrar y de que el nuevo propietario se olvide de que la inscripción no se llevó a cabo? Pues sí, la estupidez humana es un factor que siempre está ahí y con el que hay que contar.

    ¿Posibilidad real de anular las actuaciones? Ninguna

  15. #15

    Cebeda

    en respuesta a Tristán el subastero
    Ver mensaje de Tristán el subastero

    Tristán, muchísimas gracias por tu respuesta. Saludos,

Autor del blog
  • Tristán el subastero

    Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.

Envía tu consulta