Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¿Eres comprador compulsivo? Ello afecta tus finanzas y tu salud

¿Eres comprador compulsivo? Ello afecta tus finanzas y tu salud

Hay que comenzar por aclarar que comprar se convierte en trastorno cuando le persona presenta una necesidad ansiosa por adquirir algo, para calmar ese deseo de satisfacción, pero luego de haber comprado lo que quería le viene un sentimiento de culpa.
 
El comprador compulsivo generalmente tiene deseos incontrolables por comprar algo, 
tantos que experimenta ansiedad, pero luego de tener “lo que tanto quería” puede sentir culpa y hasta depresión por haber adquirido algo que no necesitaba o que no puede pagar; aunque también suele almacenarlo sin haberlo utilizado, lo usa un par de veces o hasta lo regresa a la tienda.

 

Social y culturalmente cuando alguien gasta mucho representa status, superioridad y quien lo hace hasta se siente mejor persona. Para muchos el hecho de gastar es sinónimo de diversión y envidia, pero hacerlo de una manera incontrolable puede significar para quien gasta mucho tener problemas económicos y personales importantes, porque en muchos casos las personas con esta conducta pueden gastar más dinero del que ganan, arriesgando así su estabilidad tanto financiera, como la del trabajo y la de la familia.
 

¿Por qué alguien se vuelve comprador compulsivo?

Hay muchos factores, algunos de ellos son:
  • Compran tantas veces porque ello les genera satisfacción, lo cual acaba siendo un hábito que termina en compulsión.
  • A veces surge a raíz de que la persona no puede afrontar un aspecto de su realidad.
  • Por incapacidad de afrontar problemas personales que le agobian.
  • Para solucionar carencias emocionales.

 

¿Qué caracteriza a un comprador compulsivo?

  • Comprar cosas que no necesita, y eso se determina cuando están olvidadas y nunca las usa. Es decir, lo que le da satisfacción es el solo hecho de comprar.
  • Se la vive endeudado/da.
  • Gasta más de lo que gana.
  • Adquieren grandes deudas bancarias con la tarjeta de crédito.
  • Adquieren deudas difíciles o imposibles de pagar.
  • En algunos casos el placer por comprar puede compararse al de la bebida para un alcohólico, es decir, se trata de una adicción.
  • No se resiste a las ofertas y descuentos.
  • En algunos casos lo hacen porque tienen una baja autoestima que luego se convierte en depresión.
 
Comprar compulsivamente conlleva a hacer un mal uso de los ingresos cuando se gasta más de lo que se gana, ello hace que se acumulen deudas que luego se convierten en sobreendeudamiento, que con el tiempo puede dañar el patrimonio familiar. Cuando se presenta este problema lo recomendable es tratarse con un especialista, como un psicólogo y al mismo tiempo con un asesor financiero que ayude a recuperar la salud económica.




Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Simulador de tarjetas