4 recomendaciones

BBC

Creative Commons License photo credit: achimh

Tiempo de lectura: 5 minutos.

¿Quién es millonario? Si cuando hablo de millonarios te vienen a la cabeza personas como Botín, Beckam, la Duquesa de Alba... no estás muy acertado.

Obviamente, estas personas tienen muchísimo dinero pero hay muchos otros millonarios, escondidos entre la multitud. Y no lo digo yo, sino Thomas Stanley. Seguro que la mayoría de vosotros no tenéis ni idea de quién es este tipejo, pero si os digo que es autor del libro "El Millonario de la puerta de al lado", Bestseller del New York Times desde hace 15 años, suena diferente, ¿No?

Ante la pregunta,  ¿Quien es el típico millonario americano?, Thomas respondió lo siguiente:     "Si hablas del prototipo, es un hombre, de mediana edad, dueño de su negocio, fue un estudiante normal tirando a bajo, de notables, ahorra mucho dinero y vive en un barrio donde tiene de 4 a 5 veces más dinero que el vecino de al lado. Gana más dinero que su vecino, pero tiene hábitos de consumo similares a él; su barrio tiene mucho que ver con eso. A estos millonarios no les importa el estatus, no les van las marcas de diseño, y esas son las razones por las que son el epítome de los millonarios. No es simplemente porque pongas tu dinero en un fondo de inversión, o por invertir en ciertas acciones; es un modo de vida concreto lo que les permite ser ricos."

Y tú ahora dirás: "Pero yo no quiero tener dinero, ¡Lo que quiero es gastarlo! Esos avaros que tienen dinero pero no lo gastan no son lo que quiero ser".

Pero Stanley también tiene la respuesta para eso; si miras en las estadísticas sobre felicidad, las personas que viven por debajo de sus posibilidades son más felices que las personas que no. Mucha gente,  cuando se compran un nuevo BMW o cuando llevan puestos trajes de 1.000€, dicen que son felices, pero como sabemos de otro artículo, esto no es más que el Subidón consumista hablando por nosotros.   Nos pasamos la vida diciendo que "El dinero no da la felicidad, pero ayuda". ¿Pero en qué sentido "ayuda"?

Cuando hablamos de ayuda, no nos referimos a tener coches o casas de 400 m2; nos referimos a tener dinero suficiente como para poder mandar a nuestros hijos a una buena universidad, tener buena salud, tener libertad de elección... Siempre me ha sorprendido la hipocresía de las personas que, cuando no tienen dinero dicen que "El dinero no da la felicidad", pero que cuando lo tienen se lo gastan en bobadas que les hacen pensar que son algo diferente a lo que eran. Esto es un claro ejemplo de cómo dejamos que nuestros sentimientos más básicos se apoderen de nuestra vida. Aunque intelectualmente sepamos algo, nuestros sentimientos se interponen en nuestro camino.

 

Un claro ejemplo

Para la mayor parte de la gente, mi amigo Paquito, sería Rico. Paquito tiene 29 años y trabaja en Banca de inversión. Su sueldo, prorrateando su Bonus es de 120.000€ al año. Paco es listo y como sabe que en eso de la vivienda hay crisis, está alquilando un piso en Madrid centro de 140 m2 donde viven él y su novia (que trabaja en la administración madrileña) que le cuesta 1.500€ al mes. Además, el año pasado se compró un Porche por el que pagó 70.000€ y está pensando en comprarse otro dentro de 1 año. Paquito sale con sus compañeros de trabajo siempre que puede, gastándose una media de 200€ por noche en botellas e invitando a sus amigos. Al fin y al cabo, él trabaja duro y se lo merece, ¿no? Paquito va a un Gimnasio de alta gama, aunque ir ir... pues solo cuando puede. Este gimnasio cuesta 150€ al mes. Paquito solo se viste con las mejores marcas. Me suele decir que el traje hace al hombre y que la calidad se paga. Su armario está lleno de trajes de Hugo Bosh y camisas de Armani. Pero mi amigo Paquito no es tonto, no. El sabe que hay que ahorrar, y por eso invierte al final de mes lo que le sobra de su sueldo en un fondo de inversión que le ha recomendando un amigo suyo. Este fondo cobra un 2,5% de comisión de gestión. Ante la pregunta de ¿Cuánto dinero inviertes al mes? Paquito sonríe y te dice "Más que suficiente".   La realidad es que, una vez deduces de su sueldo mensual de 5.450€ después de impuestos...

 

5.450€ Sueldo neto
(1.500€) Alquiler
(2.000€) Cenas, discotecas...
(150€) Gimnasio
(500€) Ropa
(600€) Leasing del coche
= 700€ Restante

 

Tomando en cuenta la comida y otros gastos... como mucho le sobrarán 400€ al mes... para invertir. Esto supone que está ahorrando un 7% de su sueldo. ¿Suena idílico? ¿Queréis ser Paquito? ¿Creéis que Paquito es la leche? Lo que he omitido es que esa era la situación de Paquito en 2008. Ahora, en 2011, Paquito está sin trabajo, ha vuelto a casa de sus padres, ya no tiene coche y ha engordado 7 Kilos. ¿Pero no era Paquito rico? No, Paquito no tenía ni un duro. Paquito lo que tenía era un sueldo alto y una vida acorde a él. Así que, al primer síntoma de problemas, Paquito se quedó sin nada. ¿Quieres evitar que eso te ocurra a ti? Sigue leyendo.

 

Que significa ser Rico

Rico es ser libre. Rico es no tener preocuparte del dinero. Ser rico es trabajar 5 años y haber ahorrado lo suficiente como para decir: ¡Me voy a tomar un año Sabático!, ¡Voy a montar mi propia empresa!, ¡Me voy de voluntariado! Se rico es no vivir con miedo. No vivir diciendo "Al menos tengo trabajo". No vivir pensando que, si te echan del trabajo, todo está perdido. Ser rico es vivir seguro de que ante cualquier imprevisto o desgracia, tú y los que te rodean no correrán peligro ni les faltará nada. Ser rico no es que te toque la lotería o que te caiga una herencia millonaria. Se rico es un camino y un modo de vida.  ¿Vives para trabajar? ¿O trabajas para vivir? Para mi ninguna de esas dos es una opción. Yo quiero vivir y trabajar, pero desde luego no quiero que la única razón por la que vaya al trabajo sea por el dinero. En definitiva, una persona rica es alguien a quien el dinero no le preocupa. Una persona que puede, en cualquier momento, dejar su trabajo o irse de viaje y saber que su futuro próximo está asegurado. Para mí, esa libertad vale más que todos los Rolex del mundo.  

 

Y esto, ¿Qué significa?

Si compartís este objetivo conmigo, entonces debes cambiar el chip. Debes hacer un esfuerzo consciente de abandonar la carrera consumista. Debes romper esa idea que tienes en la cabeza de que ser rico significa tener todo lo que quieres y empezar a pensar en Rico = Libertad. No te dejes llevar por el Marketing, por el qué-dirán-mis-vecinos, por la presión social. ¡Debemos ser fuertes! Debes empezar a ThinkingRich.

  1. #1
    berebere

    Gloriosas conclusiones.
    A la vista de la situacion actual, muchos pistoleros-empresarios del ladrillo se creian "ricos" y así nos va al resto ahora, con la que está cayendo!

4 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...