Lo primero de todo es comprobar que a pesar de la lateralización y subidas del par GBPUSD, este no ha sido capaz de romper la tendencia bajista que encontramos más a largo plazo y que observamos en el gráfico que adjunto. Es posible que, en este caso, el gráfico pueda tratar de buscar apoyo en la tendencia bajista de la imagen, aunque mucho cuidado por que sería en contra de tendencia y este tipo de operaciones son especialmente peligrosas. Por este motivo, siempre y cuando no sea capaz de romper la resistencia seguiremos pensando en la posibilidad de aprovechar oportunidades en ventas a la espera de que logre anular la subida que ha estado realizando. Y para ello, tendremos una guía realmente buena para operar el par GBPUSD.

Si nos fijamos en temporalidades menores, veremos que en este momento GBPUSD está formando un canal alcista. Este canal será la clave principal para aprovechar las caídas. Si el gráfico es capaz de romperlo y comenzar a realizar mínimos más bajos tendremos una proyección de nada más y nada menos que 164 pips, una fuerte caída por delante que podría darnos muchos pips de beneficio.

Para unas operaciones más óptimas, se recomienda operar entre las 9:00 y las 18:00 hora española. Fuera de dichos horarios, el bajo volumen de operaciones puede generar volatilidades inesperadas. Por último, cabe tener presente una correcta gestión del riesgo. Jamás sobreoperes y gestiona el riesgo de cada operación abierta. Para cualquier duda, contáctanos. ¡Feliz trading!

¡Sé el primero en comentar!