A pesar de las últimas subidas protagonizadas por el par GBPUSD, no podemos decir que el activo presente imposición de compras, ya que no ha sido capaz de realizar máximos por encima de 1,2985. Para poder plantear las compras en favor de tendencia sería necesario al menos tener esta confirmación, y en ese caso empezaríamos a pensar en la siguiente proyección de 1,3112. Mientras tanto, las mejores oportunidades de entrada en GBPUSD siguen siendo en venta, por lo que tendremos que esperar que la confirmación se de en temporalidades inferiores para determinar el punto exacto de entrada y, con ello, confirmar la ruptura de la fuerte lateralización que ha estado arrastrando a lo largo de los últimos días, según podemos apreciar.

En concreto, necesitaremos que GBPUSD sea capaz de realizar mínimos por debajo de 1,2841, y así, rompiendo el soporte de 1,2811, podremos aprovechar ventas hasta el siguiente objetivo de 1,275. De momento permanecemos a la espera para tener la seguridad de que la lateralización ha llegado a su fin.

Para unas operaciones más óptimas, se recomienda operar entre las 9:00 y las 18:00 hora española. Fuera de dichos horarios, el bajo volumen de operaciones puede generar volatilidades inesperadas. Por último, cabe tener presente una correcta gestión del riesgo. Jamás sobreoperes y gestiona el riesgo de cada operación abierta. Para cualquier duda, contáctanos. ¡Feliz trading!

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!