A lo largo de los últimos días, el par NZDUSD nos ha proporcionado una fuerte caída que, tal y como hemos ido viendo por el canal premium, nos ha reportado bastantes beneficios. En este momento podemos seguir aprovechando esas ventas con un objetivo que ya empieza a ser cada vez más cercano, y que es la tendencia alcista de la imagen, algo que tendremos que controlar muy bien ya que el activo ha ido perdiendo fuerza en ventas de manera progresiva.

A largo plazo queda claramente que las oportunidades más óptimas son en ventas, por lo que tendremos que dirigir nuestras operativas en esa dirección, y toda compra que deseemos plantear deberá ser tenida en cuenta con una gestión de riesgo más conservadora al ser en contra. Una vez alcanzada la tendencia, el siguiente planteamos que deberemos realizar será la confirmación de la ruptura de la tendencia para poder seguir posicionándonos a la baja, algo para lo que necesitaríamos una ruptura por debajo del soporte de 0,656, pensando así en una siguiente proyección ubicada en 0,6516, cuya ruptura nos haría pensar en 0,6475. De no lograr romper dicho soporte, NZDUSD podría tratar de buscar nuevos puntos de apoyo al alza, si bien es cierto que las operativas alcistas serían mucho más arriesgadas.

¡Sé el primero en comentar!