Hoy conoceremos el comunicado del FOMC, por lo que es muy probable que podamos ver especial volatilidad en los mercados. Lo aconsejable en este tipo de situaciones es que, ante cualquier duda a la hora de realizar operativas o incertidumbre por parte de los mercados, nos mantengamos al margen a la espera de hacer públicos los planes de la Fed para ver reacciones y tomar decisiones de entrada. Se trata del último comunicado del FOMC del año, por lo que la importancia será muy grande; recordemos que también estamos pendientes de saber si finalmente se aprobará algún plan de ayuda económico antes de la época navideña, algo que preocupa especialmente.
Por lo que respecta al par USDJPY, según podemos ver en la imagen la ruptura del soporte de 103,72 nos ha llevado inmediatamente a buscar apoyo en el siguiente nivel de soporte de 103,15. Lo que pase a continuación podría depender, en gran medida, de lo que se diga en dichas declaraciones. Los escenarios a valorar están muy claros: cualquier ruptura y consolidación por debajo del soporte de 103,15 nos permitiría comenzar a pensar en una proyección máxima ubicada en 100,5, aprovechando siempre beneficios parciales para garantizar una buena entrada. Por contra, para pensar en compras es preciso que se forme un cambio te tendencia, y para ello necesitaríamos máximos por encima de 104,22, ya que si esto no se cumple cualquier subida y posterior rebote confirmando máximos más bajos sería buena ocasión de posicionamiento bajista nuevamente.

La fuerte caída del par USDCAD ha alcanzado el soporte de 1,269. El comportamiento que este activo realice va a depender mucho también de lo que pueda ocurrir en la esperada reunión. La tendencia, como podemos apreciar en la imagen, es claramente bajista, pero necesitamos que se confirme la ruptura del suelo de 1,269 si queremos seguir confirmando oportunidades de venta hacia una siguiente proyección colocada en 1,2532. Para compras es necesario que se produzca un cambio de tendencia a más largo plazo que nos permita confirmar máximos por encima de 1,3212, nivel muy alejado hasta el momento pero que supondría un claro indicativo de imposición alcista. Aunque de mayor riesgo, por el momento, máximos por encima de 1,277 nos haría pensar en un pequeño retroceso hasta un máximo de la tendencia bajista de la imagen.


La subida ininterrumpida del par NZDUSD nos ha hecho alcanzar en poco tiempo niveles de 0,71, algo que no se veía desde febrero de 2018 En el momento en que nos encontramos, una consolidación por encima de 0,7112 nos haría pensar en la proyección de 0,7142, techo pendiente de confirmar ruptura y cuya señal nos permitiría pensar en siguiente proyecciones de 0,722. Por el momento, a la espera de la política monetaria en Estados Unidos, la confirmación bajista solo se podrá producir si el activo es capaz de confirmar mínimos por debajo de 0,706, rompiendo una tendencia alcista que llevaba activa desde que comenzó el mes de noviembre y que nos haría pensar en proyecciones ubicadas en torno a 0,6987 en primer lugar.

 
¡Sé el primero en comentar!