1 recomendaciones

Si en entrada previas vimos como obtener datos económicamente rentables y después hemos visto como podemos operarlos si pronosticamos la tendencia, hoy vamos a ver como podemos operar simplemente por el impacto mediático del evento. Pongamos por caso la reelección del presidente Obama, nosotros no sabemos si saldrá elegido Barack Obama o Mitt Romney pero si sabemos que es una decisión crucial.

Frente a esta disyuntiva yo te invito a que en lugar de pensar si va a ganar uno u otro pienses en que vas a ganar tu. El planteamiento es el siguiente: compramos a la vez al alza y a la baja mediante una long call y una long put comprada al precio del subyacente, es decir ATM. En este caso vamos a utilizar el ETF del SP500, el SPY. Esta posición es conocida como straddle, si en lugar de compartir strike el strike fuera diferente tendríamos una strangle.

Tendremos que tener en consideración tanto la volatilidad, nos conviene que esté en los tramos inferior o medio de la media del subyacente en los últimos 6 meses, como el tiempo para espiración, al comprar long nos conviene espiraciones largas, más caras pero menos afectadas por el paso del tiempo

¿Qué tenemos entonces? Seguimos los crierios expuestos en el correo anterior: nos posicionamos el 25/10/12 con una Long Put y una Long Call con espiración DEC 12 y strike 146. Según nuestro plan de estrategia  ponemos encima de la mesa $780 admitimos una pérdida de $351 y cerramos con una ganancia de $195.

Lo que pasó ya lo sabemos, ganó Obama y a la bolsa no le gustó:



 

A nosotros sí. Alcanzamos nuestro objetivo de beneficios en una semana.

Alto beneficio, alto riesgo. Como decía en una comentario en un post anterior este tipo de operaciones implica un riesgo alto y debemos emplear en él un pequeño porcentaje de nuestra cartera, menor al 5%. Como decía al comienzo de esta serie el grado de verosimilitud la información es lo que da calidad a este tipo de estrategias. En el caso que tratamos aquí es diferente, no es su grado de certeza sino su capacidad para generar un desplazamiento en un subyacente.

La información privilegiada ha acompañado a la operación en bolsa desde sus orígenes y eso es una cosa que no va a a cambiar. De hecho no es más que la respuesta directa a la incertidumbre implícita al hecho de operar en los mercados. La evaluación del sentimiento del mercado así como el análisis técnico y fundamental son los intentos de disminuir esa incertidumbre para los que no poseemos esa información privilegiada.

Sin embargo todos los métodos de análisis de los hechos pasados para poder predecir los valores futuros tiene limitaciones. Estas limitaciones condicionan nuestra rentabilidad o directamente no la hacen posible.
Hay otra posibilidad, que tal si nos olvidamos del sentimiento del mercado, de los fundamentos de las empresas, de los indicadores técnicos (de casi todos) y nos centramos sólo en el precio. Asumimos que todos los datos anteriores ya están mostrado en el valor del subyacente con el que trabajamos y sobre eso operamos.  Esta tercera posibilidad son las operaciones de delta neutral.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...