Conceptos para el análisis de estrategias (II): el lucro cesante

1 recomendaciones

 

Siguiendo con los conceptos básicos que nos pueden ayudar a contextualizar nuestras estrategias que comenzamos la semana pasada con el coste de oportunidad vamos a tratar hoy del lucro cesante.


De forma general y sencilla podemos considerar que el lucro cesante es aquello que hemos dejado de ganar por algún daño o perjuicio que hemos sufrido. Así planteado parece más cercano al ámbito judicial o de las entidades de seguros que al de la operación, sin embargo nos puede realizar una aportación. Veamos porqué.


 

Si te planteo dos estrategias una con un beneficio del 10% y otra del 8% y te pregunto cual es mejor la respuesta será que la primera, pero si te digo que una ha precisado un mes y la segunda una semana, la respuesta será otra.

Esta claro que hubiera sido mejor realizar cuatro operaciones ganando cada una de ellas un 8%, un 32% mensual, que sólo una con un 10%. Si hemos dicho que el lucro cesante se refiere a una pérdida ocasional por un daño ¿cuál sería el daño en este caso? Pues aquellas estrategias que, implicando una porción de nuestro capital, no nos proporciona un rendimiento mínimo.

 

Esta claro que esto puede ser matizado. Una estrategia mensual al 10% debería ser más estable y con menos riesgo además de más probable. Y una estrategia semanal al 8% además de implicar una gestión más activa por nuestra parte será más difícil que se de en el mercado, sobre todo 4 veces seguidas.

 

Aún así es bueno tener el concepto en la cabeza. Pongamos un par de ejemplos.

Tenemos una estrategia basada en opciones vendidas, como una Iron Condor, en la que el broker nos bloquea determinado capital correspondiente al riesgo que estamos corriendo. Al acercarnos a la fecha de espiración una de las patas ya nos ha dado el beneficio que nos debe dar y como ya no implica apenas riesgo, aunque ya hemos cerrado la otra pata, tenemos la tentación de dejarla espirar para ahorrarnos la comisiones de cierre. ¿Es una buena idea?

Es cierto que nos ahorraremos la comisiones pero, aparte de la posibilidad de que el mercado nos pegue un susto, tenemos un capital parado sin rentar apenas. Si hacemos un par de números no es raro que el lucro cesante de esa operación sea mayor que el importe de la comisión. Esa operación nos está perjudicando.

 

Otro ejemplo, también con una iron condor. En este caso hemos tenido suerte y en la primera semana en el mercado la operación nos ha dado el 75% de los beneficios planificados. aún quedan más de 40 días para conseguir el resto ¿nos vale la pena tener el capital implicado en la estrategia para el 25% restante? Yo creo que no. De nuevo el lucro cesante de ese dinero supera el beneficio. Mejor cerrar y buscar una nueva entrada.

 

Al igual que el coste de oportunidad, el lucro cesante nos ayuda a contextualizar nuestras estrategias y evitar falsos beneficios.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...